LEA

Los recientes editoriales del vespertino Tal Cual han hecho su efecto. Dedicados a la documentación de casos de retaliación patronal—de patrono público—contra ciudadanos que hubiesen solicitado el referendo revocatorio contra Chávez, insistieron en la iniquidad de la famosa lista “de Tascón”, hasta provocar una rectificación del jefe de la revolución “bolivariana”. El viernes 15 de los corrientes capituló Chávez, instruyendo a alcaldes y gobernadores oficialistas a enterrar la lista que, según él, Luis Tascón había elaborado “sin mala intención”. Según el líder del gobierno nacional “la famosa lista seguramente cumplió un papel importante en un momento determinado, pero eso pasó”. Es decir, como ahora no estamos en momento revocatorio debe prescindirse del acoso y la retaliación. Esto, no obstante, deja abierta la opción de emplearla, por ejemplo, para las elecciones de 2006.

El modo como el presidente Chávez manejó el asunto es toda una confesión voluntaria de atentado contra los derechos humanos de conciudadanos suyos. ¿Qué hará a este respecto, sobre esta notitia criminis, el Fiscal General de la República, Isaías Rodríguez? Si, como cacarea periódicamente, fuese verdaderamente un celoso guardián de la constitucionalidad, lo que le sale es solicitar un antejuicio de mérito ante el Tribunal Supremo de Justicia, entre cuyas atribuciones expresas se encuentra (Numeral segundo del Artículo 266 de la Constitución): “Declarar si hay o no mérito para el enjuiciamiento del Presidente o Presidenta de la República o quien haga sus veces, y en caso afirmativo, continuar conociendo de la causa previa autorización de la Asamblea Nacional, hasta sentencia definitiva”. Y el siguiente paso debiera ser la falta absoluta del Presidente pues, como reza el Artículo 233, una de sus causales es “la destitución decretada por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia”.

Entonces, dejando tranquilo al ciudadano “Defensor” del Pueblo, que como de costumbre se ha hecho de la vista gorda ante tan grosera vulneración de derechos ciudadanos fundamentales, José Vicente Rangel, que hasta los momentos sería el heredero de un presidente destituido, pudiera ofrecer grandes cosas a Isaías Rodríguez, pues con el vídeo de Venezolana de Televisión tienen el mandado hecho.

LEA

Share This: