LEALos locos son ocurrentes, no hay duda. Dígame el Presidente de Polonia, Lech Kaczynski, a quien no se le ha ocurrido otra cosa que despedir a su primer ministro, Kazimierz Marcinkiewicz, que era mucho más popular que él. (Marcinkiewicz registraba aprobación de más del 80% del electorado polaco, mientras que sólo 21% de éste cree que Kaczynski puede con su cargo). Y el presidente Kaczynski ha duplicado su ocurrencia al postular para el cargo de Primer Ministro de Polonia ¡a nadie menos que su propio hermano, nada menos que gemelo, Jaroslav Kaczynski, que no tiene la menor idea de economía y jamás ha desempeñado un cargo público! Es interesante la idea de que presidente y primer ministro puedan intercambiarse como sus propios dobles, y compliquen así el trabajo de algún sicario centroeuropeo que pudiera empeñarse en magnicidio.

Por aquí también tenemos nuestros ocurrentes, y no todos están locos. El Conde del Guácharo, por caso, que simula una campaña por la Presidencia de la República “a paso de bebedores”. El mero hecho de su lanzamiento habla volúmenes acerca de la miseria de nuestra política, pero quizás la impensable aventura sirva, justamente, para hacer contraste que resalte la peligrosísima insuficiencia política que nos aqueja. Ojalá la divertida campaña haga despertar conciencias, como bálsamo histriónico que sustituye a la anestesia ya agotada del campeonato mundial de fútbol, al tiempo que como indignante acicate. Lo que Benjamín Rauseo nos está diciendo, en un período constitucional que ha sido pasto de humoristas, es que nuestros políticos son asunto de risa.

Pero nadie supera en inventiva y ocurrencias a nuestro inefable Presidente. La última que ha inventado fue lanzada en Maracaibo, con motivo de la primera piedra—soldadura de tubo—del Gasoducto Transcaribe, en presencia de Álvaro Uribe Vélez y Martín Torrijos, Presidente de Panamá. Al presidente Chávez le ha parecido muy ocurrente e ingenioso bautizar la primera etapa del gasoducto con el nombre ¡de Antonio Ricaurte, patriota experto en voladuras autoinmolatorias! Esto, además, con discurso en el que arriesga la ira de guerrilleros colombianos, pues según reporta Mercopress (Agencia de Noticias del Atlántico Sur, órgano de MERCOSUR), Chávez habría aprovechado la ocasión para enfatizar vehementemente que ni ha apoyado ni apoyará a ningún grupo levantado en armas contra el gobierno colombiano. Dice Mercopress en su sitio web—traducimos del inglés; no hubo manera de acceder a una página en castellano—que Chávez afirmó: “Toda Colombia debe saber esto, todos los elementos políticos y militares y todo el pueblo de Colombia: ni el gobierno ni el pueblo venezolano apoyan o apoyarán ningún movimiento armado en Colombia”. ¿Qué pasó con la veneración al Che Guevara? ¿Está Chávez incitando a los Ricaurte guerrilleros de Colombia a que vuelen el feto de gasoducto, asunto en el que son peritos?

LEA

Share This: