DE LA PRISA SÓLO QUEDA EL CANSANCIO

De la prisa sólo queda el cansancio

 

puerperio.

(Del lat. puerperĭum).

1. m. Período que transcurre desde el parto hasta que la mujer vuelve al estado ordinario anterior a la gestación.

2. m. Estado delicado de salud de la mujer en este tiempo.

DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA

___________________________________________

 

La teoría define a la información como aquello que cambia el estado mental de quien la recibe. Si alguien me avisa hoy que murió Carlos Gardel, esto no es información para mí; el dato no cambia mi estado mental, puesto que ya lo sabía. Si alguien señala hoy el ventajismo del gobierno, llueve sobre mojado. Por eso he dicho frecuentemente que el carácter del reo era conocido desde el 4 de febrero de 1992, hace más de veintiún años; ese día, Hugo Chávez se manifestó como alguien perfectamente capaz de abusar. Pero la acusación ritual de los sucesivos gobiernos de Chávez y su heredero es menos eficaz que la refutación de su discurso, asunto en el que su oposición profesional se ha mostrado particularmente incompetente, como lo muestra el hecho de que la mitad del país todavía vota en su recuerdo tras catorce años de desaguisados. Después vino la implantación de su sistema, pernicioso y abusivo. He aquí un fragmento de la Carta Semanal #246 de doctorpolítico (20 de julio de 2007), que obviamente tampoco es información en el sentido de la definición del comienzo:

La historia venezolana no registra un caso de ventajismo tan sistemático y extenso como el protagonizado por Hugo Chávez. Todo el aparato propagandístico del Estado, acrecentado enormemente desde 1999 por el creciente control de medios radioeléctricos e impresos—sin contar la profusión de vallas publicitarias y volantes y panfletos de toda índole, o las cadenas de radio y televisión—está puesto al servicio de un obsceno culto a la personalidad de Hugo Chávez. Una elección en la que éste participe como candidato desde el ejercicio de la Primera Magistratura será verdaderamente asimétrica (como ya lo ha sido), y cualquier contendor que se le oponga estará en considerable desventaja. Al tsunami mediático con el que monopoliza la noticia, la propaganda, la mentira, añádase los discursos rojos-rojitos de Rafael Ramírez, los juramentos militares de “patria, socialismo o muerte”, las listas de Tascón, las amenazas de Iris Varela, el control del Consejo Nacional Electoral y el Tribunal Supremo de Justicia, el manejo de la cedulación y los impedimentos que varios despachos gubernamentales interponen en el curso de candidaturas opositoras. La alternabilidad democrática de la que habla Cilia Flores es tan ficticia como la ficción contractualista de John Rawls.

Más recientemente, anticipaba el 10 de marzo de 2011 (El pelotón opositor, en comentario acerca de los aspirantes de entonces a la candidatura presidencial opositora en la elección del año siguiente): “Puede señalarse en cada uno de ellos algunas bondades, sin la menor duda, pero pareciera que ellas son insuficientes para la tarea de alcanzar la Presidencia de la República en un cotejo que, indefectiblemente, incluirá la candidatura de Hugo Chávez, quien repetirá y ampliará su comportamiento ventajista”.

No constituye información señalar que el oficialismo venezolano es reiterado cultor del ventajismo.

………

Esta tarde, ha proclamado el Consejo Nacional Electoral a Nicolás Maduro Moros como Presidente electo para lo que resta del período 2013-2019, sobre la base de que la votación registrada en 99,12% de las actas transmitidas, a pesar de que la diferencia en los votos por los dos principales contendientes es muy pequeña (1,59%), no será revertida por el conocimiento del 0,88% restante. Claro que el rector Vicente Díaz, así como el candidato derrotado, han exigido una auditoría del 100% de las cajas con las papeletas impresas, de las que reglamentariamente se auditó el 54%. ¿Es poco este último porcentaje? En camino a la convocatoria del referendo revocatorio de 2004, el CNE que presidía Francisco Carrasquero objetó un poco más de 876.000 firmas de convocantes por considerarlas dudosas. En la misma noche del anuncio, antes de que Julio Borges aclarara sin que nadie se lo preguntase que no estaba “negociando nada”—Pompeyo Márquez había sentenciado: “Político que no negocia no es político”—, los representantes de la Organización de Estados Americanos y el Centro Carter sugirieron al CNE que se dilucidara el asunto auditando ¡una muestra de 5% de esas firmas! (Explicaron que una muestra de ese tamaño, la décima parte de la auditoría normal, había permitido disolver un diferendo electoral en Perú, a satisfacción de las partes. Los factores de la Coordinadora Democrática, fallecida madre de la Mesa de la Unidad Democrática, ignoraron la proposición y prefirieron negociar).

No hay ninguna razón de peso para la prisa en la proclamación de Nicolás Maduro. Para proclamar a Chávez como Presidente electo el año pasado, el Consejo Nacional Electoral se tomó tres días completos, y eso que ganó por una diferencia de casi 11%. Ante una diferencia tan pequeña en el día de ayer, y dado que Maduro ha acordado que se haga la auditoría del 100% de las cajas, era lo sabio, lo aconsejable, lo responsable en aras de la tranquilidad nacional, que se esperara por los resultados del recuento total. Ni siquiera puede argumentarse que el apuro busca evitar una interrupción de la continuidad administrativa; el 9 de enero de este mismo año, había sentenciado la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia:

En atención al principio de continuidad de los Poderes Públicos y al de preservación de la voluntad popular, no es admisible que ante la existencia de un desfase cronológico entre el inicio del período constitucional y la juramentación de un Presidente reelecto, se considere (sin que el texto fundamental así lo paute) que el gobierno queda ipso facto inexistente. En consecuencia, el Poder Ejecutivo (constituido por el Presidente, el Vicepresidente, los Ministros y demás órganos y funcionarios de la Administración) seguirá ejerciendo cabalmente sus funciones con fundamento en el principio de la continuidad administrativa.

Ergo, no podría desconocerse que la Presidencia de la República es ejercida por Nicolás Maduro hasta que tome nueva posesión del cargo, luego de su proclamación. No hacía falta el cansancio.

………

¿Cómo es posible que la gran mayoría de las encuestas diera a Maduro una ventaja de dos dígitos hasta hace pocos días? ¿Es que las registradoras de la opinión pública hicieron mal su trabajo?

La opinión pública, aprendí en 1962 en trabajo del experto Vitaliano Rovigatti, es pendular. Puede estar un día en un punto y al día siguiente en uno diametralmente opuesto. El 12 de mayo de 2005 recurrí a Giacomo Puccini para ilustrar la noción: “La ópera Turandot caricaturiza (…) uno de los rasgos de la opinión pública: su variabilidad instantánea, su volubilidad. Puede que las abejas de un enjambre vuelen posadas sobre un área fija, a veces por un buen tiempo, pero también pueden alejarse con gran velocidad sin previo aviso”. José Luis Rodríguez Zapatero se convirtió en Presidente de España en 2004, al producirse en sólo tres días un vuelco en la intención de voto como secuela de los atentados terroristas en Madrid del 11 de marzo de ese año. No fueron las encuestas, que daban ganador a Mariano Rajoy, las que fallaron; fue el candidato del Partido Popular y su gobierno quienes lo hicieran.

En las elecciones de ayer, se consumó casi por completo el colapso de un candidato de bajísimo nivel, políticamente deficiente: Nicolás Maduro. Como he puesto en Por una nariz, éste “ganó con lo que no alcanzó a dilapidar, en poco más de un mes, de la herencia que Chávez le dejara”. Aun si la auditoría exigida por la oposición confirmara el orden de llegada anunciado por Tibisay Lucena, Maduro se habría alzado con un triunfo que no merece, no después del obsceno ventajismo oficialista, que entre otros medios empleó el amedrentamiento de antisociales motorizados y organizados para disuadir a votantes de oposición. Esta sola conducta invalida por hipócrita la prédica de una “revolución amorosa”, y es harto probable que el ventajismo madurista afectara la población electoral en bastante más que 235.000 sufragios.

………

Hay quienes han anticipado que viene una etapa de distensión en el teatro político nacional. Oscar Schemel, por ejemplo, ha argumentado recientemente que el modelo de polarización se ha agotado, y el teórico socialista Javier Biardeau declaraba a El Universal hace exactamente una semana: “La comunicación del PSUV con los aliados ha sido criticada por exceso de arrogancia y es un error que no debe cometerse. Hay que ser muy humildes en este momento y sobre todo reconocer los logros de los aliados, y hay que manejarse con criterios de amplitud. Hace falta mucha amplitud. Los errores de la revolución van por los lados de la amplitud, de la inclusión, que fue vital en los inicios de la revolución”. La entrevista de Sara Carolina Díaz prosiguió así:

-¿Y en esa inclusión eventualmente, debe tener cabida la oposición? si es que se quiere un país unido. Son más de 6 millones.

-Obviamente el papel político de la oposición en un régimen democrático es de corrección de políticas públicas y es importante ensayar muchos canales para escuchar diversos factores de oposición. Eso no significa que se deben tomar las decisiones que ellos planteen, pero las demandas y aspiraciones de la oposición siempre tienen que escucharse y procesarse políticamente. Sobre todo de la base social de apoyo de la oposición. Porque la oposición ha crecido electoralmente, y eso hay que reconocerlo, a lo largo de estos 14 años y ese crecimiento indica que hay temas de campaña de oposición que son relevantes para la agenda de políticas publicas y que no están siendo escuchadas.

-¿De qué dependerá un reencuentro con la oposición en caso de ganar Maduro?

-Eso va a depender mucho de los resultados electorales, de la brecha. Creo que si hay un escenario de triunfo contundente de Maduro en términos electorales hay una posibilidad cierta de un mayor diálogo, sobre todo con un sector de oposición.

-¿Dice usted que mientras más brecha a favor de Maduro más posibilidad de diálogo? ¿No debería ser al revés? Que se diga, mira esta cantidad de personas que apoyan a la oposición, vamos a tender puentes, vamos a hablar… no funciona así?

-No funciona necesariamente así porque si hay una brecha muy corta, o una hipótesis negada de que Maduro sea derrotado, los sectores que forman parte de la oposición más radicales van a considerar que ha llegado el momento de pasar factura, eso significa sustituir completamente el legado dejado por Chávez por un nuevo gobierno que se diferenciará radicalmente de lo que fue la revolución bolivariana. Mientras mayor sea la brecha, en ese momento las diferentes tendencias más radicales o moderadas van a tener que tomar una posición más clara con relación al manejo de diálogo entre Gobierno y oposición. Y si se cierra mucho la brecha los sectores más radicales pueden tomar la agenda opositora.

Bueno, también hay radicales a granel en el oficialismo, y la brecha es minúscula; si Biardeau tiene razón, Schemel será desmentido: hoy por hoy, la polarización de dos mitades prácticamente idénticas está en estado paroxístico. Y si la oposición tuviera éxito en demostrar, con la auditoría total, que Capriles fue después de todo el vencedor, nunca lo habría sido con una ventaja marcadamente mayor que la que ha sido adjudicada a Maduro, unos 235.000 votos. El mismo Julio Borges indicaba, luego del primer boletín del CNE, que el comando de Capriles manejaba datos de una “ligera ventaja” de su abanderado. (Carlos Alberto Montaner la reportaba de 200.000 votos).

Pero el paroxismo cederá; la necesidad de conciliación es demasiado grande como para que la lucha por el poder la difiera indefinidamente. Este blog registró el pasado 12 de diciembre (La desembocadura): Entretanto, ya figuras de oposición pintan a Maduro con colores casi tan apetecibles como los que adornarían a Capriles. Eduardo Fernández ha propuesto que se conceda al Vicepresidente “el beneficio de la duda”; según él, ha demostrado ser “proclive al diálogo”. LEA

______________________________________________________________

 

Share This: