Bailarines de la Escuela de la Música Mexicana

Bailarines de la Escuela de la Música Mexicana

A Eugenia en su cumpleaños

Lo que se llamara la Edad de Oro del cine mexicano se inició en 1936, con la película Allá en el Rancho Grande que protagonizara Tito Guízar. Naturalmente, es la ranchera del mismo nombre la más famosa de sus canciones, y las rancheras son usualmente propias para la ventilación terapéutica de algún despecho. Allá en el Rancho Grande es una excepción, y aquí la canta nadie menos que el grandísimo Pedro Vargas acompañado de mariachi.

Allá en el Rancho Grande

Las rancheras son, obviamente, música de los iberoamericanos, del territorio más norteño de la inmensa zona que se comunica en español o portugués en el continente americano. La anterior es huérfana de padre, aunque su composición se atribuye a Silvano Ramos. En cambio, se sabe que Quirino Mendoza y Cortés compuso Cielito lindo en 1882. La versión que ahora se presenta trae esta memorable canción en la voz de Alfredo Sadel, o Alfredo Sánchez Luna (1930-1989), de quien pocos saben que trabajó como dibujante de publicidad en McCann Erickson bajo las órdenes de nadie menos que Carlos Cruz Diez. “El tenor favorito de Venezuela” canta, con introducción y todo, una pieza que todos nosotros hemos cantado alguna vez.

Cielito lindo

María Joaquina de la Portilla Torres (1884-1951), nacida en León, Guanajuato, fue más conocida como María Grever. Autora de famosísimas canciones—Cuando vuelva a tu lado, Te quiero dijiste (Muñequita linda), Por si no te vuelvo a ver, Lamento gitano—compuso igualmente para el cine y las salas de concierto. Pero es seguramente la más famosa de sus más de ochocientas canciones Júrame, una pieza que ha cantado todo tenor que se respete. Aquí la interpreta Rolando Villazón, su compatriota, a quien vemos imponerla con su poderosa garganta en el Waldbühne de Berlín en un recital del año 2006.

Y es de sangre maya el autor de Contigo aprendí y una interminable lista de maravillas, Armando Manzanero. El más prolífico de los boleristas modernos de América Latina, sólo ha compuesto todavía la mitad de las canciones que creara María Grever, meras cuatrocientas, pero seguramente recordamos más de su inspiración. El bolero mencionado es cantado ahora por Alejandro Fernández, El Potrillo.

Contigo aprendí

Yucateco como Manzanero era Luis Demetrio (Traconis Molina), otro exitoso compositor de boleros. La puerta es tal vez su canción más famosa, quizás sólo superada por Si Dios me quita la vida, que aquí canta la muy extraordinaria voz, con registro asombroso, de Marco Antonio Muñiz, gente de Jalisco.

Si Dios me quita la vida

Teddy Fregoso nació en un pueblo de Jalisco con nombre de revolución, puesto que se llama Degollado, en 1925. Dejó atrás la tauromaquia y el teatro para seguir su fuerte vocación musical, pero hizo su carrera principal en los Estados Unidos en mercadeo y publicidad. (En California, dirigió la campaña presidencial de Jimmy Carter, con obvio éxito). De él se trae acá Sabrás que te quiero, la canción que haría muy popular el boliviano Raúl Shaw Moreno, quien la canta.

Sabrás que te quiero

Es el marketing contemporáneo, por otra parte, lo que seguramente ha potenciado más de lo que ya habría logrado por sí mismo el estupendo cantante Luis Miguel (Gallego Basteri). Ha enseñado a nuevas generaciones los números clásicos del repertorio de grandes boleros. Aquí interpreta, sin embargo, la canción relativemente reciente La Bikina, creada por Rubén Fuentes (Ciudad Guzmán, 1926) en 1964. (El compositor tomó la idea de su hijo, quien le dijo en una playa que las mujeres que usaban bikinis debían llamarse bikinas. Para una relación de la Leyenda de La Bikina, puede consultarse Wikipedia en Español).

La Bikina

Y ¿quién sería más charro que Jorge Negrete, aquí acompañado por el Trío Los Calaveras en El Rey, la archiconocida ranchera del nativo de Dolores Hidalgo (Guanajuato) José Alfredo Jiménez?

El Rey

Después del himno precedente, sólo puede cerrar esta escasa muestra musical de México lindo y querido el verdadero Rey, Agustín Lara. Helo aquí interpretando, al piano y con su voz cascada, la canción que compuso a su gran amor: María Bonita. (Es el tercer nombre de la hija bien nacida, bella como la Félix). LEA

María Bonita

_________

Share This: