Piano, piano... (Foto AFP: francisco Batista)

Piano, piano… (Foto AFP: Francisco Batista)

 

El siguiente chiste de Eugenio, quien fuera un gran comediante catalán, ayuda a hacer el punto de este comentario:

El prisionero francés

Por supuesto que Nicolás Maduro hará todo lo posible por mantenerse en el poder, pero pareciera que para lograrlo está poco a poco desprendiéndose de personajes incómodos. Primero lo hizo con Jorge Giordani—en la carambola cayó un precipitado Héctor Navarro—, luego envió al exilio dorado de la ONU en Nueva York a una hija del difunto Hugo Chávez y, ahora, le ha arrebatado a Rafael Ramírez el poder inmenso que tenía como Presidente de PDVSA. En una travesura premonitoria del pasado 4 de febrero, se escribió en este blog: “Hoy tuve la fortuna de presenciar en Centroávila una certera presentación de Orlando Ochoa (…) Allí apuntó, reiteradamente, a PDVSA como la verdadera raíz del inmenso desarreglo económico nacional. Entonces pensé: la solución de la cosa no es salir de Nicolás Maduro; es salir de Rafael Ramírez”. (Orlando curioso).

Hablando de precipitaciones y salidas, ya varias voces han salido a desestimar los “no anuncios” del presidente Maduro. En verdad, lo que prometió anunciar fue un “sacudón” de su gobierno, y el mero arabesco lateral* de Ramírez es en sí mismo una fuerte movida de mata. ¿Quién sostendrá que es compensación para el antiguo zar petrolero la jefatura que ahora tiene sobre María Gabriela Chávez?

Sólo hizo un anuncio concreto en política económica: la unificación en una sola cuenta en el Banco Central de Venezuela de las divisas que maneja el gobierno, incluidas las de FONDEN y el Fondo Chino. Nos hemos quejado de la opacidad de estos fondos; ¿no habrá acá alguna mejora? De resto, partió la Revolución “Bolivariana” en cinco pedazos; de éstos, la Revolución Económica se producirá dentro de nuevas reglas de juego verdaderamente ventajosas para el desarrollo de una economía autónoma, diversificada, avanzada, armónica, con capacidad de satisfacer las necesidades materiales de nuestro país”. Ahí cabe cualquier cosa, incluso consolidar la conciliación y cooperación con los empresarios privados. Tal vez lo demás sea retórica necesaria para apaciguar la ortodoxia de los socialistas duros.

Así se prepara Maduro, poco a poco, para enfrentar la esperada decisión del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias (órgano del Banco Mundial), que pronto pudiera imponer a Venezuela la duplicación de su deuda externa al fallar a favor de Exxon-Mobil, Conoco-Phillips y Gold Reserve. LEA

………

*Noción de Laurence J. Peter, en El Principio de Peter. A quien haya alcanzado en una organización su nivel de incompetencia, puede desplazársele lateralmente en el organigrama a una posición en la que no puede hacer mucho daño.

_______________________

Share This: