madurocruz

Lo anunciaron los profetas

 

Cuando Jesús tomó el vinagre, dijo: “Todo está cumplido”,  inclinó la cabeza y entregó el espíritu.

Juan 20, 30

________________________

 

Al votar ayer, el presidente Nicolás Maduro declaró: “Todo está consumado”, repitiendo las últimas palabras de Jesús de Nazaret en la cruz. ¿En que estaría pensando?

Tibisay Lucena anunció poco después de la medianoche de hoy resultados demoledores para el PSUV y para sí mismo. Advirtiendo que no había podido adjudicarse aún los candidatos ganadores en unos pocos circuitos—Amazonas 1; Apure 1; Aragua 1, 2 y 3; Carabobo 4; Guárico 1, 2 y 3; Lara 2 y Monagas 1—, así como los diputados de la lista de Mérida y los de las circunscripciones indígenas, procedió a certificar que el PSUV había obtenido 24 representantes nominalmente escogidos y 22 por lista—para un total provisional de 46—, mientras la MUD obtuvo ¡72 nominales y 27 por lista para sumar 99 representantes! (Apartando los tres representantes indígenas, faltarían por adjudicar, dijo, 17 diputados nominales y 2 por lista. Ni que se sumaran la totalidad de estos 19 y los otros tres, obtendrían los socialistas una mayoría en la Asamblea Nacional).

No hubo fraude, y vale la pena recordar palabras de Ana Elisa Osorio, miembro del PSUV (Diputada a Parlatino y exMinistra del Ambiente), en entrevista del 23 de noviembre a Infobae América: “Creo que si en las elecciones tenemos un resultado adverso, debemos pedir la renuncia de la dirección del partido. Y no sólo la renuncia de la dirección del partido, sino del gabinete del presidente Nicolás Maduro”.

En eso estaba pensando Maduro ayer: en lo que viene después de la renuncia de sus ministros. Se irá a la calle, pero no como Presidente. LEA

_______________________________________

 

Share This: