Se cumplió lo planificado

Se cumplió lo planificado

 

Un enorme gentío respondió a la convocatoria de la Mesa de la Unidad Democrática, en la más grande (con creces) concentración que ha podido reunir desde su creación.

Fue creada formalmente el 23 de enero de 2008 en Caracas a través de un documento denominado Acuerdo de Unidad Nacional y reestructurada el 8 de junio de 2009, pero que en la práctica existía desde mediados de 2006. Es la principal organización de la oposición del país de acuerdo con las últimas elecciones. Actualmente posee la mayoría calificada de la Asamblea Nacional luego de obtener 112 de 167 diputados en la última elección legislativa. Wikipedia en Español.

Nadie dispone en estos momentos de una estimación confiable de la asistencia, pero no hay dudas de que fue un evento descomunal. (adj. Extraordinario, monstruoso, enorme, muy distante de lo común en su línea. Diccionario de la Lengua Española). Fue una demostración fáctica de lo que ya sabíamos desde hace tiempo por los estudios de opinión; por ejemplo, la más reciente medición de Consultores HERCON:

Deseabilidad del referendo revocatorio del mandato de Maduro

Deseabilidad del referendo revocatorio del mandato de Maduro

En cuanto a la asistencia estimada, Datincorp había registrado que 34% de sus encuestados en Caracas manifestaba estar dispuesto a asistir, y tal cosa equivalía en sí misma a unas 600 mil personas—nada más en la capital del país; vino gente del interior en cantidad considerable—que querían manifestar en la calle su voluntad de revocar el mandato de Nicolás Maduro este mismo año. (Como sabemos, los tiempos considerados por el Consejo Nacional Electoral aún conceden una pequeña probabilidad de celebrar el referendo necesario antes del 10 de enero del año que viene, cuando la falta absoluta del Presidente de la República no causaría una nueva elección y completaría el período constitucional—10 de enero de 2013 hasta el 9 de enero de 2019—el Vicepresidente Ejecutivo. A esta estrechez temporal contribuyó la propia MUD, que perdió un tiempo precioso al iniciar la promoción del referendo en abril, cuando ha podido hacerlo a partir del 11 de enero de este año).

En la emisión #211 (27 de agosto) de Dr. Político en RCR, se hizo un análisis anticipatorio de la manifestación que ocurriera hoy:

Apartando el parámetro cuantitativo, algunos aspectos cualitativos son harto elocuentes, empezando por la tranquilidad de no haber tenido que lamentar lesionados o pérdida de vidas humanas. Y el diario El Universal reportaba hoy mismo: “En la cobertura de calle realizada por el equipo de El Universal, se constató que habitantes de los edificios de La Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) vestían franelas color blanco y ondeaban banderas en apoyo a la movilización”. Una muy significativa proporción de ciudadanos que apoyaron a Nicolás Maduro en 2013 ahora quiere que abandone el gobierno de la República. Ha sido hoy una inconfundible expresión de la voluntad política de la abrumadora mayoría del país, así como un resonante éxito para la Mesa de la Unidad Democrática, en su responsable organización del difícil megaevento.

Nicolás Maduro, desde su—¿escuálida?—concentración en la Avenida Bolívar, trató de minimizar la magnitud de la respuesta popular: “Los que amenazaron con asaltar Caracas terminaron en su estado Miranda. Ellos en el Este y nosotros con la patria. (…) Entre 25 mil y 30 mil personas movilizó la oposición que ha fracasado una vez más. La victoria es nuestra, es del pueblo, de la paz y de la revolución”. (Ver reporte de El Chigüire Bipolar). También declaró que tenía listo un decreto para “levantar” la inmunidad parlamentaria, pero ningún decreto puede anular un precepto constitucional:

Artículo 200. Los diputados o diputadas a la Asamblea Nacional gozarán de inmunidad en el ejercicio de sus funciones desde su proclamación hasta la conclusión de su mandato o de la renuncia del mismo. (…) Los funcionarios públicos o funcionarias públicas que violen la inmunidad de los y las integrantes de la Asamblea Nacional, incurrirán en responsabilidad penal y serán castigados o castigadas de conformidad con la ley.

La selección del Este de Caracas para manifestar el repudio al gobierno de Maduro, un patrón reiterado que sólo se cambió el 11 de abril de 2002 y el 12 de febrero de 2014, con resultados luctuosos, era indicada por la prudencia, hoy exitosa. Ciertamente, la caraqueña Avenida Francisco de Miranda no es tan ancha (aunque sí más larga) como la Avenida Bolívar (de capacidad usualmente estimada entre 80 mil y 100 mil personas), pero estas imágenes de la jornada de hoy son ciertamente impresionantes:

 

LEA

_______________________________________________________________

Share This: