La reunión de ayer en Roma

 

…me viene espontáneamente a la memoria el viejo adagio que describe la dinámica de los Ejercicios Espirituales en el método ignaciano, es decir: Deformata reformare, reformata conformare, conformata confirmare e confirmata transformare.

Francisco I, Papa

Audiencia a los miembros de la Curia Romana: Conversión personal y estructural permanente, 22.12.2016

______________________________________________________________________________________________________________

 

El papa Francisco entregó sus saludos navideños a la Curia Romana, en uno de los más fundamentales documentos emanados de su pluma. Allí dice, por ejemplo:

El compromiso de todo el personal de la Curia ha de estar animado por una pastoralidad y una espiritualidad de servicio y de comunión, ya que este es el antídoto contra el veneno de la vana ambición y de la rivalidad engañosa. En este sentido el Beato Paolo VI advirtió. «Que la Curia Romana no sea, por tanto, una burocracia, como injustificadamente algunos la juzgan; pretenciosa y apática, sólo canonista y ritualista, una palestra de escondidas ambiciones y de sordos antagonismos como otros la acusan, sino una verdadera comunidad de fe y de caridad, de oración y de acción; de hermanos y de hijos del Papa, que lo hacen todo, cada cual respetando la competencia ajena y con sentido de colaboración, para ayudarle en su servicio a los hermanos e hijos de la Iglesia universal y de toda la tierra».

Por considerarla de suprema importancia, este blog ofrece en su texto completo la salutación del Papa en este enlace: Audiencia a los miembros de la Curia Romana, Dic. 2016

Se me ocurre que la Mesa de la Unidad Democrática pudiera verse en el espejo de la Curia, al menos por eso de “la rivalidad engañosa” y lo de “palestra de escondidas ambiciones y de sordos antagonismos”. LEA

_________________________________________________________

 

Share This: