Si me fuere dado crear condecoraciones venezolanas, una sola crearía: la Orden Pedro Grases, cuyo lema, provisto por el Noble Señor que Cataluña nos legara, rezaría: La bondad nunca se equivoca. Si además pudiera conferirla, la prendería sin reservas en el pecho de Joe Biden, el Vicepresidente de los Estados Unidos. Abajo está el video de su condecoración con la Medalla Presidencial de la Libertad, que Barack Obama le entregara en conmovedor y aleccionador acto de hoy en la Casa Blanca. (Sorry, no tiene títulos en español, que seguramente serán añadidos en YouTube en breve tiempo, pero vale la pena verlo a pantalla completa para no perderse el brillo de la bondad en su mirada humedecida y su sonrisa). Son estadistas como él los que necesitamos, y en Venezuela hay personas como Joe Biden, lo que nos autoriza a creer que nuestras dificultades de la hora, las mayores de nuestra historia republicana, serán superadas. LEA

 

________________________________________________________

 

 

Share This: