¿Alineaditos?

 

Reporta hoy Dick Torres en la web de El Universal:

El secretario general de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, dijo que su partido le advirtió a los líderes de la alianza Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que no aceptará las propuestas planteadas por el grupo de mediadores para reactivar el diálogo entre el Gobierno y oposición. (…) Ante una multitud de seguidores, Ramos precisó que AD no aceptará las 21 propuestas planteadas por los mediadores por considerar que “la única forma para salir de la actual situación política y económica del país es mediante presión de calle para exigir al Consejo Nacional Electoral, la fecha de las elecciones regionales”. Ramos dijo que el documento entregado por los facilitadores del diálogo es un texto “larguísimo”, y sin precisar detalles de su contenido argumentó que AD no lo va a firmar tras argumentar que son muchas las exigencias de la oposición que, a su juicio, el Gobierno no las va a cumplir.

Quizás resista el dirigente adeco leer textos “larguísimos” aunque sean importantes, pero hace casi un año Ramos Allup postulaba otra “única” salida:

…durante un conversatorio llevado a cabo la tarde de este miércoles en la Universidad Metropolitana, dijo que “La salida de Nicolás Maduro del Poder Ejecutivo sólo es posible mediante una enmienda constitucional“. Allup considera que las opciones de referéndum revocatorio y renuncia son consideradas la primera muy engorrosa y la segunda considera que es imposible que ocurra. (Notitotal, 4 de febrero de 2016).

En aquel momento, coincidía con su posición Jesús Torrealba: “El referendo es muy engorroso (…) la enmienda y la reforma serían los más manejables”. (El Mundo, 3 de febrero de 2016). Cantaban a dúo; ambos torpedeaban entonces la opción revocatoria, pues habiéndose adueñado Henrique Capriles Radonski de la franquicia de la revocación (que en ningún caso inventó), no querían que las acciones políticas de éste subieran de valor. Por esto comenzó tarde la movilización opositora para activar el referendo revocatorio*, perdiéndose tres meses preciosos que a la postre harían mucha falta.

Ya no están tan alineados. Torrealba publicó ayer en la web de la Mesa de la Unidad Democrática 23 notas sobre el 23 de enero; dijo en la 18ª:

18.-Tras todos estos logros del tantas veces despreciado “gradualismo”, llegamos al 23 de Enero de 2017, luego de pasar todo el 2016 sufriendo los efectos de una recaída en el inmediatismo, en la que algunos ofrecieron resultados “en seis meses”, promoviendo la activación de mecanismos que suponían “convocar elecciones en 30 días”. Alguien incluso llegó a decir “si no salimos de esto en 2016, en 2017 no cuenten conmigo”. Se suponía que eso era “radical”.

Los “algunos” que ofrecieron resultados en seis meses no son otros que los siameses Ramos & Allup, por supuesto, el 5 de enero de 2016 en su discurso inaugural como presidentes de la Asamblea Nacional, y es ahora cuando un Torrealba repentinamente locuaz denuncia eso como inmediatista, y quien dijo que no contaran con ella si no se salía “de esto” en 2016 era María Corina Machado. Torrealba parece necesitar, por alguna razón (?), mostrarse como crítico de connotados líderes de la Mesa de la Unidad Democrática. Hace una semana justa declaraba que la situación del país “no se resuelve con un ‘chasquido de dedos’, o con invocar, convocar, impulsar o activar un determinado ‘mecanismo’ (…). Con todo el respeto del mundo, eso es casi pensamiento mágico”. De esta manera criticó las “contradicciones” que se registran en el seno de la oposición, entre quienes aseguran que “esto es dictadura y por otro lado dicen ‘aprobamos esto en la Asamblea Nacional, levantamos la mano y en 30 días hay elecciones”. (El Universal, 16 de enero de 2017). También diría un día después: “la coalición opositora debe fortalecer los partidos políticos y convertirse “en una unidad de propósitos”. (Ramos Allup, el 9 de marzo de 2011 en entrevista del diario Ciudad Ccs, afirmaba sobre la coalición opositora: “La política suele hacer extraños compañeros de cama. Hoy compartimos propósitos, no ideales ni visiones”. Si esto fuera así ¿a qué viene la recomendación de Torrealba?) El Secretario Ejecutivo de la MUD expresó que algo así se requería para “recuperar la confianza”—Torrealba: Restructuración de la MUD busca recuperar la confianza—lo que obviamente es un explícito reconocimiento de la pérdida de confianza en la organización que él mismo coordina.

Ese adelgazamiento de la confianza en la MUD se hizo patente hoy, en la débil manifestación que ella organizara para marchar hasta el Consejo Nacional Electoral. (El Nacional, 11 de enero: Meganálisis obtuvo el dato de que “85% de las personas no confían en que las movilizaciones opositoras permitan cambiar el gobierno”). Reporta El Universal:

“Cívicamente y en paz entregamos un documento exigiendo elecciones de gobernadores, elección de alcaldes y que se avance en la discusión (…) del legítimo pedimento (petición) del pueblo venezolano de un adelanto de las elecciones presidenciales”, dijo a los medios el secretario ejecutivo de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba.

“Se avance en la discusión”, le dijeron por escrito a Luis Emilio Rondón (una quinta parte de los rectores del CNE), a quien han podido enviarle la nota por correo electrónico sin necesidad de movilizar gente, que hoy no fue ni la sombra de la que se reunió el 1º de noviembre de 2016. No corresponde a los acompañantes extranjeros, Nuncio Apostólico incluido, hacer las labores de los “dirigentes” de la oposición, que podrían entender que está en manos del Pueblo, convocado por la Asamblea Nacional, forzar el adelanto de elecciones presidenciales. (Ver Prontas elecciones, 22 de octubre de 2016). Ninguna “discusión” puede adelantar elecciones sin una decisión expresa del Poder Constituyente Originario.

En todo caso, Ramos Allup se conforma ahora con una fecha para las elecciones de gobernadores. Citemos de nuevo: “la única forma para salir de la actual situación política y económica del país es mediante presión de calle para exigir al Consejo Nacional Electoral, la fecha de las elecciones regionales”. ¿Cuántos gobernadores creerá qué serían adecos? ¿Cómo piensa que los nuevos gobernadores resolverían “la actual situación política y económica”? Estaríamos dispuestos a escuchar su explicación, aunque fuera larguísima. LEA

………

*En respuesta del 4 de octubre de 2014 a un comentario del día anterior por el Sr. Cristian Uzcátegui a ¿Jesús Gorbachov?, ya se advertía acá: “En un año que llegará dentro de menos de tres meses, el reto es conseguir que el oficialismo pierda su control sobre la Asamblea Nacional. Luego, y dependiendo de la marcha de las cosas, puede intentarse la convocatoria de un referendo revocatorio en un año y tres meses, a partir del 10 de enero de 2016″. Poco después, el 15 de noviembre de ese año, se pronosticó en el programa #119 de Dr. Político en RCR que la mayoría de la Asamblea Nacional quedaría en manos opositoras. Lo que fui incapaz de anticipar fue la torpeza estratégica y táctica de la dirigencia de la MUD y la Asamblea, y tampoco el grado de la pugnacidad intestina de ella misma. Vale.

________________________________________________________

Share This: