El gran maestro estoniano

Hoy pudo mostrarse cómo cierta oposición al madurismo, sin proponérselo, hizo la cama a las extralimitaciones y abusos de la Asamblea Nacional Constituyente presidida por Delcy Rodríguez, al sostener que un órgano de esa clase tiene poderes totales, capaces, como sostiene la Alianza Nacional Constituyente, de “cambiar no solo los aspectos mejorables de la constitución, sino todos los poderes como el ejecutivo, el TSJ, el CNE, la Contraloría General, la Defensoría del Pueblo, la Fiscalía, y la Asamblea Nacional”. También se reiteró hoy que el Poder Supraconstitucional, el Pueblo, tiene potestad suficiente para disolver la constituyente y anular cada una de sus decisiones. Una de las piezas minimalistas del estoniano Arvo Pärt, Espejo sobre espejo, y un número del ballet Billy the Kid de Aaron Copland acompañaron esta transmisión, cuyo archivo de audio se coloca abajo:

LEA

_______________________________________________________________

 

Share This: