El casero Jorge Elieser Márquez Monsalve, Director General de CONATEL

 

despotismo. 1. m. Autoridad absoluta no limitada por las leyes. 2. m. Abuso de superioridad, poder o fuerza en el trato con las demás personas.

Diccionario de la Lengua Española

______________________________________

 

El medio radioeléctrico es un enorme espacio cuyo dueño es el Estado, aquí y en cualquiera otra nación del mundo. La Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU por sus siglas en inglés) es la agencia especializada de las Naciones Unidas que coordina la regulación vigente en los distintos países y procura que ella sea uniforme y democrática. En cualquier caso, cada estado del planeta es el casero que permite el uso de una parte del espectro radioeléctrico por personas jurídicas privadas. En Venezuela es CONATEL (Comisión Nacional de Telecomunicaciones) la agencia reguladora, el dueño del edificio de la Gran Misión Vivienda que adjudica los apartamentos a los inquilinos por gracia majestuosa. El 28 de marzo de 2000, la Comisión Legislativa Nacional establecida por la Asamblea Nacional Constituyente de 1999 promulgó la Ley Orgánica de Telecomunicaciones creadora del ente; en esa oportunidad, la ley fue saludada con mucha satisfacción por los actores privados del país, que elogiaban su modernidad y su apertura a la iniciativa privada.

La felicidad no duró mucho; a fines de 2002—luego del Carmonazo y cuando se iniciaba el paro petrolero—vino primero un ataque coordinado contra un buen número de periódicos y emisoras de radio y televisión. En horas de la noche del 9 de diciembre de ese año, eran simultáneamente atacadas Globovisión, RCTV, Meridiano Televisión y Venevisión, así como los medios del estado Aragua, el diario El Aragüeño y el canal regional TVS; el diario El Siglo fue rodeado amenazantemente. El canal Promar TV, en el estado Lara, también sufrió los ataques de los oficialistas, así como el diario El Impulso de Barquisimeto. Hordas violentas rodearon y tomaron las sedes de TV Táchira, Radio Valera y Radio San Juan de los Morros. Globovisión Zulia sufrió destrozos en sus instalaciones; por suerte, TVO Anzoátegui estaba cerrada y sufrió sólo daños en la fachada. (Hasta entonces, sólo el diario El Nacional había sido objeto de asedio, por parte de agresivos motociclistas que luego se convertirían en parte habitual del paisaje urbano en Venezuela; Lina Ron los comandaba. Entonces sólo actuaba el amedrentamiento físico; inicialmente puntual, en 2002 generalizado).

En 2006, Hugo Chávez preanunciaba que la concesión de RCTV no sería renovada, pero llegó a ofrecer durante la campaña electoral de ese año que la decisión sería sometida a un referendo de electores. Poco después se dejó de eso; luego de su abrumadora victoria sobre Manuel Rosales (“el líder que la sociedad civil estaba esperando”) arrancó el año siguiente con las estatizaciones de La Electricidad de Caracas y la CANTV—”han utilizado la telefónica venezolana para grabar al Presidente de la República”, justificó en una reunión de Mercosur en Brasil—, y el 27 de mayo se interrumpía la señal de Radio Caracas Televisión después de casi cincuenta y cuatro años de servicio ininterrumpido. Sus equipos de transmisión le fueron arrebatados.

El 7 de septiembre de 2015, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó al Estado venezolano y le ordenó restablecer la frecuencia a Radio Caracas Televisión, alegando que “En el presente caso se configuró una restricción indirecta al ejercicio del derecho a la libertad de expresión producida por la utilización de medios encaminados a impedir la comunicación y circulación de las ideas y opiniones“.​ Por otra parte, sentencian que “el Estado debe tomar las medidas necesarias a fin de garantizar que todos los futuros procesos de asignación y renovación de frecuencias de radio y televisión que se lleven a cabo, sean conducidos de manera abierta, independiente, transparente y pueda incursionar a la televisión digital terrestre“. (Wikipedia en Español).

A esa sentencia se ha hecho caso omiso. El Tribunal Supremo de Justicia la declaró “inejecutable”.

………

El viernes 25 de los corrientes actuó de nuevo la poderosa CONATEL, clausurando las transmisiones de Mágica FM (99.1) y Tu FM 92.9, del grupo 1BC. En esta ocasión, y hasta ahora, no hubo incautación de equipos, sólo la asignación instantánea de las frecuencias a otras personas jurídicas; la de 92.9 la maneja ahora un consorcio presidido por un edecán de Hugo Chávez. El casero desalojó a los antiguos inquilinos sin misericordioso preaviso.

La Cámara Venezolana de la Industria de la Radiodifusión reaccionó al día siguiente con un comunicado que se reproduce de seguidas:

ANTE EL CESE DE TRANSMISIONES DE LAS EMISORAS MÁGICA 99.1 FM Y 92.9 FM ORDENADO POR LA COMISIÓN NACIONAL DE TELECOMUNICACIONES

El Directorio de la Cámara Venezolana de la Industria de la Radiodifusión, en reunión extraordinaria celebrada en su sede el 26 de agosto de 2017, declara:

CONSIDERANDO:

Que las emisoras Mágica 99.1 FM y la 92.9 FM, afiliadas a nuestra cámara, solicitaron oportunamente, las respectivas renovaciones de sus permisos y concesiones; renovaciones a las cuales tenían legítimo derecho por haber cumplido con los recaudos solicitados.

Que minutos después de haber cesado las transmisiones regulares de ambas emisoras, aparecieron nuevas señales en ambos diales, lo que constituye una violación al debido proceso y al derecho a la defensa estipulado en la ley y resaltado en el oficio. Esto hace nugatorio cualquier derecho de los representantes de las emisoras Mágica 99.1 FM y la 92.9 FM a interponer los recursos legales que le corresponden.

Que reiteradamente la Cámara de Radio ha hecho gestiones para las renovaciones de las emisoras afiliadas, que han cumplido satisfactoriamente con sus obligaciones, sin obtener respuesta lo que genera una inseguridad jurídica para los radiodifusores y los miles de trabajadores y familias que dependen del sector.

Que este procedimiento deja sin sustento a numerosas familias en medio de la dificultades económicas que atraviesa el país.

Que nuestra Institución ha fomentado la paz, el entendimiento, la convivencia, la concertación, el diálogo, y el ejercicio responsable de la libertad de expresión en Venezuela.

Que los venezolanos reconocen el invalorable servicio que ha venido prestando al país la radiodifusión privada, dispuesta siempre a colaborar en la solución de los problemas nacionales a través de la Cámara Venezolana de la Industria de la Radiodifusión.

Que siempre hemos estado al lado de nuestros afiliados, apoyándolos, defendiéndolos y acompañándolos en sus diarias actividades.

Acuerda:

Primero: Rechazar categóricamente la orden de cese de operaciones de las emisoras Mágica 99.1 FM y la 92.9 FM afiliadas a esta Cámara.

Segundo: Exhortar a las autoridades competentes a garantizar el debido proceso y el derecho a la defensa de nuestras emisoras Mágica 99.1 FM y la 92.9 FM.

Tercero: Reivindicar el derecho que tienen los radiodifusores privados afiliados a la Cámara de Radio de solicitar y obtener la renovación de sus concesiones con apego a las leyes.

Cuarto: Solicitar a CONATEL la reconsideración de la medida de cese de transmisiones de las emisoras Mágica 99.1 FM y la 92.9 FM.

………

Como puede verse, no hay seguridad jurídica en el país, pero puedo certificar que la vocación de la 92.9 por entretener e informar, “100% libre”, no ha sido quebrada. Estemos atentos a su reaparición. LEA

________________________________________________________________

 

 

Share This: