Citas favoritas

frase-el-juego-no-se-acaba-hasta-que-se-termina-yogi-berra-103426

_______________________________________________________________________________________________________________

 

 

La libertad no es el poder de hacer lo que queramos, sino el derecho de hacer lo que debamos.

Lord Acton

………

La mejor venganza es ser feliz

Proverbio Árabe

………

El divulgador

El divulgador

Nunca permitas que tu sentido de la moral te impida hacer lo que es correcto.

Isaac Asimov

………

Hay derrotas que tienen más dignidad que la victoria.

Jorge Luis Borges

………

Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida; ésos son los imprescindibles.

Las revoluciones se producen en los callejones sin salida.

Desgraciado el país que necesita héroes.

Bertolt Brecht

………

Los fieles no necesitan pruebas. Y para el infiel ninguna prueba es suficiente.

Joseph Breuer

………

Cualquier camino es tan solo un camino, y en abandonarlo no hay afrenta para uno mismo o para los demás, si eso es lo que tu corazón te dice… Examina cada camino muy de cerca y deliberadamente. Pruébalo cuantas veces lo creas necesario. Luego hazte a ti mismo, y solamente a ti mismo, una pregunta… ¿Tiene este camino un corazón? Si lo tiene, el camino es bueno; si no lo tiene, entonces es completamente inútil.

Carlos Castañeda

………

Una cosa es suponer que uno está en el camino cierto; otra es suponer que ese camino es el único.

Paulo Coelho

………

El oportunista

El oportunista

Yo debo seguir al pueblo. ¿Acaso no soy su líder?

Si no eres muy inteligente debes ser conciliador.

¡Cuánto más fácil es ser critico que tener razón!

La diferencia entre un infortunio y una calamidad es ésta: si Gladstone cayera en el Támesis eso sería un infortunio. Pero si alguien lo sacara de nuevo eso sería una calamidad.

Benjamin Disraeli

………

Quizás la causa de nuestro pesimismo contemporáneo es nuestra tendencia a ver la historia como una turbulenta corriente de conflictos—entre individuos en la vida económica, entre grupos en política, entre credos en la religión, entre estados en la guerra. Éste es el lado más dramático de la historia, que captura el ojo del historiador y el interés del lector. Pero si nos alejamos de ese Mississippi de lucha, caliente de odio y oscurecido con sangre, para ver hacia las riberas de la corriente, encontramos escenas más tranquilas pero más inspiradoras: mujeres que crían niños, hombres que construyen hogares, campesinos que extraen alimento del suelo, artesanos que hacen las comodidades de la vida, estadistas que a veces organizan la paz en lugar de la guerra, maestros que forman ciudadanos de salvajes, músicos que doman nuestros corazones con armonía y ritmo, científicos que acumulan conocimiento pacientemente, filósofos que buscan asir la verdad, santos que sugieren la sabiduría del amor. La historia ha sido demasiado frecuentemente una imagen de la sangrienta corriente. La historia de la civilización es un registro de lo que ha ocurrido en las riberas.

Will Durant

………

Einstein

El relativista

Pocas personas son capaces de expresar opiniones que difieran de los prejuicios de su ambiente social. La mayoría de la gente es incapaz incluso de formarse tales opiniones.

Una persona lista resuelve un problema. Una persona sabia lo evita.

Los grandes espíritus siempre han encontrado la oposición violenta de las mentes mediocres.

La diferencia entre el genio y la estupidez es que el genio tiene sus límites.

Cualquier tonto puede saber. El punto es entender.

No todo lo que cuenta puede ser contado, y no todo lo que puede ser contado cuenta.

La educación es lo que resta después de que uno ha olvidado todo lo que aprendió en la escuela.

Sólo una vida que se viva para los otros es una vida que vale la pena.

Albert Einstein

………

No todo lo que uno tiene derecho a hacer es lo mejor que puede hacerse.

Benjamin Franklin

………

La bondad nunca se equivoca.

Pedro Grases

………

Un ser humano debe ser capaz de cambiar un pañal, planear una invasión, destazar un cerdo, guiar un barco, diseñar un edificio, escribir un soneto, balancear cuentas, construir un muro, reparar un hueso, confortar al moribundo, tomar órdenes, dar órdenes, cooperar, actuar solo, resolver ecuaciones, analizar un nuevo problema, palear bosta, programar un computador, cocinar una comida gustosa, pelear eficientemente, morir gallardamente. La especialización es para los insectos.

Robert A. Heinlein

………

El estepario

El estepario

Pero también pertenece del mismo modo a la eternidad la imagen de cualquier acción noble, la fuerza de todo sentimiento puro, aun cuando nadie sepa nada de ello, ni lo vea, ni lo escriba, ni lo conserve para la posteridad.

Hermann Hesse

………

El actor no debe atarse afectivamente al resultado sino al proceso. El compromiso es con la obra misma; con la carrera y no con el premio; con la batalla y no con la victoria. El trabajo se vuelve en este sentido intrínsecamente honorable y satisfactorio a través de un proceso de compromiso moral y comprensión.

La indiferencia debe entenderse acá, naturalmente, en un sentido especial. No es que al líder no le importe. Al líder le importan y tienen que importarle los resultados, especialmente aquellos resultados humanos y organizacionales en los que tiene responsabilidad plena o parcial. A lo que, en razón del honor, debe ser indiferente es a los resultados de las acciones en tanto le afecten personalmente. Suponiendo que su curso de acción sea correcto, que ha descubierto cuál es su deber y cumplido con él, lo que es entonces un asunto de indiferencia, de despreocupación, es su propio éxito o fracaso. Ése es el ideal. Su propio ego debe dejar de importar, tiene que ser eliminado de la ecuación de las variables organizacionales. Tiene que ser trascendido. Y aunque esto pueda parecer escandalosamente idealista, esa praxis es también posible.

Cristopher Hodgkinson

………

Uno de los rasgos de una sociedad verdaderamente vigorosa es la capacidad para prescindir de la pasión como partera de la acción; la capacidad para pasar directamente del pensamiento a la acción.

Resulta sorprendente pensar cuánta incredulidad es necesaria para hacer posible la creencia. Lo que conocemos como fe ciega está fundado en innumerables incredulidades.

Normalmente, sólo vemos lo que queremos ver; tanto es así, que a veces lo vemos donde no está. 

Eric Hoffer

………

El insoportable

El insoportable

Aunque no sea más que una ridícula ilusión, uno está persuadido de que debe escribir para decir lo que nadie ha dicho. Decir lo que nadie ha dicho significa contradecir a todo el mundo. Escribir, por lo tanto, es el placer de contradecir, la felicidad de estar solo contra todos, la alegría de provocar a los enemigos e irritar a los amigos.

Milan Kundera

………

Una dama es una mujer que hace que un hombre se comporte como un caballero.

Russell Lynes

………

La característica general de la política venezolana hasta ahora es que si usted está mejor preparado en el campo de las ideas, es más inteligente a la hora de buscar soluciones y tiene las ideas claras sobre lo que hay que hacer para sacar adelante el país, entonces usted ya perdió las elecciones.

Argenis Martínez

………

El adversario que más te combate es el que está más convencido de que tienes razón.

Theodor Meynert

………

El liberal

El liberal

Así, un pueblo puede preferir un gobierno libre, pero si, por indolencia, descuido, cobardía o falta de espíritu público, se muestra incapaz de los trabajos necesarios para preservarlo; si no pelea por él cuando es directamente atacado; si puede ser engañado por los artificios empleados para robárselo; si por desmoralización momentánea, o pánico temporal, o un arranque de entusiasmo por un individuo, ese pueblo puede ser inducido a entregar sus libertades a los pies de incluso un gran hombre, o le confía poderes que le permiten subvertir sus instituciones; en todos estos casos es más o menos incapaz de libertad: y aunque pueda serle beneficioso tenerlo así sea por corto tiempo, es improbable que lo disfrute por mucho.

Si nos preguntamos qué es lo que causa y condiciona el buen gobierno en todos sus sentidos, desde el más humilde hasta el más exaltado, encontraremos que la causa principal entre todas, aquella que trasciende a todas las demás, no es otra cosa que las cualidades de los seres humanos que componen la sociedad sobre la que el gobierno es ejercido… Siendo, por tanto, el primer elemento del buen gobierno la virtud y la inteligencia de los seres humanos que componen la comunidad, el punto de excelencia más importante que cualquier forma de gobierno puede poseer es promover la virtud y la inteligencia del pueblo mismo… Es lo que los hombres piensan lo que determina cómo actúan.

John Stuart Mill

………

La ideología fue para la vida pública lo que un buen arranque de cólera es a la vida privada: consigue resultados. Y, como la cólera, puede también tener desagradables efectos colaterales, tales como la multiplicación de las inútiles antipatías generalizadas.

Kenneth Minogue

………

Portrait of author and aviator Anne Morrow Lindbergh (Mrs. Charles A. Lindbergh) at home. (Photo by Leonard Mccombe//Time Life Pictures/Getty Images)

La aviadora

No creo que el mero sufrimiento enseñe. Si el solo sufrimiento enseñara, todo el mundo sería sabio, puesto que todo el mundo sufre. Al sufrimiento debe añadirse luto, comprensión, paciencia, amor, apertura y la disposición a permanecer vulnerable.

Anne Morrow Lindbergh

………

Sin la música, la vida sería una equivocación.

Federico Nietzsche

………

No vemos las cosas como son; las vemos como somos.

Anaïs Nin

………

No pudiendo hacer que lo que es justo sea fuerte, hágase que lo que es fuerte sea justo.

Blas Pascal

………

La innovación, casi invariablemente, amenaza al statu quo y, en consecuencia, la innovación es inherentemente una actividad política.

Jeffrey Pfeffer

………

El legionario

El legionario

Contemplemos la cuádruple función de la ideología: es un instrumento de poder; un mecanismo de defensa contra la información; un pretexto para sustraerse a la moral haciendo el mal o aprobándolo con una buena conciencia; y también es un medio para prescindir del criterio de la experiencia, es decir, de eliminar completamente o de aplazar indefinidamente los criterios de éxito o fracaso.

Jean-François Revel

………

El hombre que no tenga música en sí mismo, ni se conmueva con el acorde de dulces sonidos, es apto para traiciones, estratagemas y botines.

William Shakespeare

………

El verdadero artista dejará que su mujer muera de hambre, que sus hijos anden descalzos y su madre se esclavice por su supervivencia antes que trabajar en algo distinto de su arte.

Ustedes ven cosas y preguntan ¿por qué? Pero yo sueño cosas que nunca han sido y pregunto ¿por qué no?

El secreto del éxito es ofender al mayor número de personas.

Todas las grandes verdades comienzan como blasfemias.

George Bernard Shaw

………

No somos seres humanos que tienen una experiencia espiritual. Somos seres espirituales que tienen una experiencia humana.

Pierre Teilhard de Chardin

………

La verdad engendra odio.

Terencio

………

La historiadora

La historiadora

Las crisis no necesariamente purgan a un sistema de la locura; los viejos hábitos y actitudes son duros de matar.

Conscientes del poder controlador de la ambición, la corrupción y la emoción, puede ser que en busca del buen gobierno debiéramos buscar primero la prueba del carácter, y esa prueba debe ser del coraje moral.

El problema puede no ser tanto un asunto de educar a los funcionarios para el gobierno como educar al electorado para que reconozca y premie la integridad de carácter y rechace lo postizo.

Barbara Tuchman

………

La diferencia entre la realidad y la ficción es que ésta tiene que ser verosímil.

Mark Twain

………

Solíamos decir de él que sería el mejor de los compañeros, si no dijera siempre la verdad.

Puedo resistir todo, excepto la tentación.

Un cínico es quien conoce el precio de todo y el valor de nada.

Oscar Wilde

………

Mi propósito era tan sólo el de reducir la frondosa masa de contradicciones y abusos que acaban por convertir el derecho y los procedimientos en un matorral donde las gentes honestas no se animan a aventurarse, mientras los bandidos prosperan a su abrigo.

Margueritte Yourcenar

___________________________________________

 

 

Share This:

Con pluma ajena

“Vladimir Flórez, conocido por el seudónimo de Vladdo, es un caricaturista, periodista y dibujante crítico colombiano”. Se reproduce acá un artículo suyo en El Tiempo de Bogotá de hace dos días. Resuena con una tesis de este blog, expuesta en Etiqueta negra el pasado 11 de abril: “El país que sufre agudos dolores y privaciones está atrapado en la tenaza de la perniciosidad del gobierno y la incompetencia de la oposición”. (Cuatro años antes, en el epílogo de Las élites culposas: “Y ésa es la tragedia política de Venezuela: que sufre la más perniciosa dominación de nuestra historia—invasiva, retrógrada, ideologizada, intolerante, abusiva, ventajista—mientras los opositores profesionales se muestran incapaces de refutarla en su discurso y superarla, pues en el fondo emplean, seguramente con mayor urbanidad, el mismo protocolo de política de poder afirmada en la excusa de una ideología cualquiera que, como todas, es medicina obsoleta, pretenciosa, errada e ineficaz. Su producto es mediocre”). LEA

La afilada pluma de Vladdo

La afilada pluma de Vladdo

 

Venezuela, sin gobierno ni oposición

 

Nicolás Maduro es un inepto; eso no se discute. La tragedia que vive Venezuela lo retrata de pies a cabeza; es un tipo de muy bajo nivel para manejar una situación tan delicada.

Sin embargo, el drama de ese pobre país es que así como no tiene Gobierno, tampoco tiene oposición. O, bueno, sí la tiene, pero deja mucho que desear. Mientras tanto, sus habitantes se hunden en un mar de desespero y pesimismo, con una clase media cada vez más débil; con muchos ciudadanos cercanos a la indigencia y unos pocos en medio de la opulencia.

En días pasados tuve una conversación que me dejó atónito. Una persona venezolana que lleva muchos años viviendo en Colombia me contó que hace poco asistió a un matrimonio en Caracas. Cuando le pregunté si no había sido terrible, con tanta escasez, me aclaró que no; que había comida y licor en abundancia; como si nada. Que todo estuvo normal, que fue una parranda común y corriente… Mientras me decía eso, me preguntaba si serán esos los mismos que salen a las marchas o se graban en YouTube diciendo que se están muriendo de hambre.

La verdad es que yo quisiera ir y ver con mis propios ojos lo que está pasando en el hermano país, pero no puedo; me ponen preso o me deportan desde el mismo aeropuerto, debido al “irrespeto” a los símbolos patrios de Venezuela del que me acusó Maduro el año pasado.

A juzgar por los reportes de prensa, la situación de Venezuela es muy difícil, pero me parece que la culpa no es exclusiva de la incapacidad del sucesor de Chávez ni de las políticas represivas de su régimen. Buena parte de esa responsabilidad la tiene la dirigencia política, social y empresarial de ese país.

Tras obtener la mayoría de escaños en la Asamblea Nacional, la MUD llegó a actuar muy torpemente. Al grosero retiro de las imágenes de Chávez de la sede legislativa le siguió una andanada de declaraciones y anuncios que dejaban ver, de entrada, su deseo de destituir a Maduro, quien—así tenga cada día más ribetes de dictadorzuelo—es el presidente legítimo, elegido en una votación popular con amplia participación ciudadana.

 

El gran lío es que a la oposición le interesa más el poder que resolver los problemas del país.

Creo que el gran lío es que a la oposición le interesa más el poder que la solución de los problemas que está atravesando el país. Si sus líderes actuaran con paciencia, con tacto, con inteligencia, con generosidad, otra podría ser la historia.

Lo triste es que desde aquí no ve uno una figura con la preparación, el respeto y la representatividad suficientes para aglutinar a la población y sacar a Venezuela adelante. En coyunturas como esta se necesita a alguien que esté por encima de la política menuda, despojado de intereses mezquinos; alguien capaz de empezar a trabajar para resolver la crisis, pero que a la vez deje a un lado el revanchismo y reduzca la confrontación; alguien que quiera tender puentes en vez de profundizar más en la división existente en la sociedad venezolana y que podría derivar en enfrentamientos con consecuencias imprevisibles.

Por otra parte, el papel de organizaciones internacionales de la región ha sido muy precario. Unasur es un chiste y al desprestigio actual de la OEA se sumó la salida en falso de Luis Almagro, quien, con sus descalificaciones personales contra Maduro no solo excedió los límites de su cargo sino que menoscabó su autoridad como secretario general. Alguien de su categoría no puede enzarzarse en discusiones con un presidente ni mucho menos hacer declaraciones que no le corresponden…

Es evidente que el caos de los venezolanos solo lo pueden resolver ellos; pero mientras el Gobierno, la oposición y la sociedad civil no se pongan de acuerdo para trabajar por unos propósitos comunes, de poco o nada servirán los buenos oficios de un Rodríguez Zapatero ni del mismísimo papa Francisco. Vladdo

___________________________________________

 

Share This:

De Vladimir a Nicolás

Vladimir a la 1, prestigioso programa de Globovisión

Vladimir a la 1, prestigioso programa de Globovisión

 

 

Villegas a Maduro: “En sus manos está la responsabilidad de evitar una tragedia nacional”

El periodista Vladimir Villegas en su acostumbrado editorial, reflexionó, este lunes, en horas de la tarde, acerca de la crisis que vive el país en materia económica, política y social. Además, dirigió parte de su discurso al presidente Maduro para que tome las mejores decisiones que se traduzcan en beneficios para el pueblo venezolano.

“Soy periodista y me es obligatorio actuar en el marco de la imparcialidad y el equilibrio informativo pero también soy firmante de la Constitución y por ello no puedo eludir el deber de decir algunas cosas. Cuando en 1999 formábamos parte de la Asamblea Nacional Constituyente imaginábamos que con la aprobación de la nueva carta magna se trazaría una ruta clara hacia la superación de los graves problemas del país en el ámbito económico, político y social, y luego, con el paso de los años dejaríamos a nuestros hijos y nietos, una mejor Venezuela, próspera, segura, con menos pobreza, realmente soberana y con una economía altamente productiva”, expresó Villegas en su programa Vladimir a la 1 transmitido por Globovisión.

“Hoy, ese sueño luce más truncado que nunca, somos un país sumido en una depresión económica con un pueblo ocupado en hacer colas y en sobrevivir al hamponato y a la falta de medicamentos. Con dolor debemos constatar señor presidente, que hoy estamos muchos pasos atrás, y que en buena medida, eso obedece a la toma de decisiones equivocadas y la increíble postergación de aquellas que lucían lógicas e impostergables”, indicó.

“La Constitución de 1999 no es la culpable, es víctima de quienes la desconocieron en el 2002, pero también, y lamentablemente en mayor medida, de quienes se han apartado de ella en el ejrecicio del poder”, afirmó.

“Invocar hoy medida de restricción de garantías sin haber agotado seriamente la búsqueda de un diálogo, para enfrentar como un solo equipo llamado Venezuela nuestros graves padecimientos es la más clara admisión de un fracaso político. Aunque todavía no conocemos en detalle los alcances concretos de estas medidas enmarcadas en un Estado de Emergencia Económica, nos asalta el temor de que el trasfondo sea en insistir en decisiones económicas equivocadas como las expropiaciones o tomas de empresas y en decisiones destinadas a limitar el ejercicio del derecho político como el derecho a la protesta pacífica que tiene rasgo constitucional, o el referendo en el marco de las normas y pautas establecidas por nuestra innovadora carta magna”, sostuvo.

“Señor presidente usted que al igual que yo formó parte de la Asamblea Nacional Constituyente, ¿Cree que por esa vía el país va a mejorar y el descontento va a desaparecer? ¿No se ha detenido a pensar que puede ser todo lo contrario?”.

“Es mi deber y también mi derecho invitarlo a una reflexión serena en esta hora crítica del país, en sus manos está la responsabilidad y la oportunidad de evitar una confrontación que puede llevarnos a una verdadera tragedia nacional”, dijo.

………

Ambos temas tratados por Villegas—decreto, Uribe—fueron referidos como eventos conexos, dos días antes, en el programa #196 de Dr. Político en Radio Caracas Radio del sábado 14 de mayo. Erróneamente cité al Sr. Maduro sobre “21 decretos de paz, de protección y amor en el marco de la constitución” que habría emitido; tomé la equivocación de la nota de El Universal de ese mismo día. Maduro habló en verdad de dos decretos, refiriéndose específicamente a los decretos de emergencia económica y estado de excepción. He aquí el fragmento de audio (2′ 56″) correspondiente:

_________________________________________________

 

Share This:

IVAD e cuento

La encuestadora de Félix Seijas

La encuestadora de Félix Seijas

Una entre las más confiables encuestadoras del país ha concluido y tabulado sus recentísimas mediciones de la opinión nacional (8 al 16 de agosto). Ellas arrojan números que precisan lo que el país entero sabe: el colapso del gobierno socialista en la estimación de los ciudadanos. El fenómeno luce como irreversible a tres meses y medio de las elecciones de Asamblea Nacional.

He aquí el enlace para descargar un archivo en formato .pdf con el informe (39 páginas) del Instituto Venezolano de Análisis de Datos:

IVAD Agosto 2015

LEA

_____________________________________

 

Share This:

Exégesis datanalítica

Entre el 10 y el 23 de julio levantó Datanálisis los cuestionarios de su más reciente Encuesta Nacional Ómnibus. (Descargar: Omnibus julio). En sus 129 páginas hay mucha información seria y útil, pero acá se fijará la atención sobre cuatro láminas específicas. (Un clic sobre ellas las amplía). He aquí la primera:

 

¿A quiénes convencen los partidos de la polarización?

¿A quiénes convencen los partidos de la polarización?

 

La afiliación a todos los partidos de oposición sumados, que incluye a la Mesa de la Unidad Democrática como si fuera un partido más—con un porcentaje, 5%, que es cincuenta veces el que recaba COPEI: 0,1% (la proverbial botella vacía por la que pelean los borrachos o, tal vez, un mero error estadístico)—, no alcanza la que es medida para el PSUV: 17,7% contra 18,4%. Es el segmento de los no afiliados (independientes) el mayor en la muestra, con 57,2%, significativamente más de la mitad de los entrevistados. En términos mercadológicos, la distribución pide a gritos una oferta nueva y convincente, pertinente; no bastaría presentarse como ni PSUV-ni MUD, como explicó Luis Vicente León el 11 de julio—faltaban 12 días para el cierre de la encuesta—en el programa #152 de Dr. Político en Radio Caracas Radio. (Los pequeños símbolos escogidos por la encuestadora treintañera para representar a los electores independientes, chavistas o de oposición introducen un cierto sesgo, al sugerir que sólo quienes se identifican con los partidos de oposición portan la Bandera Nacional. El símbolo escogido para quienes se tienen como independientes sugiere más bien gente indecisa. El de los chavistas es el más fiel de los tres: una figura con boina y brazalete rojos).

………

 

¿Otra marcha más?

¿Otra marcha más?

 

La población está harta de concentraciones y marchas, pero este dato no llegó a la MUD con suficiente antelación a su convocatoria para manifestar el 8 de este mes. El diario El Universal reportó la asistencia de “decenas” de opositores; más generosamente, el Latin American Herald Tribune habló de docenas (Venezuelan Opposition Admits Scant Attendance at Caracas Demonstrationy registró las insólitas explicaciones de Jesús Torrealba y Freddy Guevara: que no había gente porque el pueblo estaba haciendo colas en los supermercados, lo que sólo habría permitido la presencia de activistas o militantes—en cualquier caso, poquísimos—o que el fenómeno se explicaba ¡por la disputa entre la MUD y COPEI! Por cierto, Sr. Guevara (dirigente de Voluntad Popular que ofreció esta última teoría), la proporción de gente que no estaría dispuesta a “guarimbear” es aun mayor: la lámina 98 de la encuesta la mide en 86,5%.

………

 

Una Asamblea con oficialismo en minoría

Una Asamblea con oficialismo en minoría

 

La suma de intención de voto por candidatos de oposición (50,7%) y candidatos independientes (8,4%) supera en 31,1% la que se pronuncia a favor de los candidatos del oficialismo (59,1% a 28,0% de los consultados que votarían con seguridad). La mesa parece estar sirviéndose para la pérdida del control oficialista del Poder Legislativo Nacional, lo que sin lugar a dudas introduciría un cambio cualitativo importantísimo en la escena política del país.

………

 

No lo queremos

No lo queremos

 

En octubre del año pasado, un máximo de 71,1% de los ciudadanos prefería que Nicolás Maduro no concluyera su período constitucional, fuera por revocación de su mandato en 2016, cuando tal cosa se hace posible, o aun antes, presumiblemente por renuncia forzada o voluntaria. Para abril de este año se había recuperado, cuando sólo un poco menos de 60% quería ese desenlace. Sin embargo, ya ha hecho méritos adicionales: 68,3% quiere ahora que se vaya cuanto antes. No es esto algo que pueda conseguir la oposición desde sus nuevas curules en la Asamblea Nacional; se necesitará un procedimiento distinto que indefectiblemente tendrá que apelar al Soberano. El parlamento no puede convocar un referendo revocatorio; sólo 20% de los electores puede hacerlo. Es de suponer que un referendo consultivo más barato (10%) pudiera forzar su renuncia.

………

Al estupendo bioanálisis del que he comentado sólo cuatro resultados, es aconsejable superponer el ojo clínico. He aquí menos de dos minutos de anticipaciones en fragmento de audio de un programa especial de Y así nos va, transmitido por Radio Caracas Radio el 30 de diciembre del año pasado y grabado el 18 de noviembre. (De todos modos, en la conversación con Nehomar Hernández reconocí estar al tanto de mediciones de Datanálisis).

LEA

_____________________________________

 

Share This:

Informe post mortem

La tesis de grado

La tesis de grado

Con algún retraso me llegó—fue publicado en Colombia el año pasado—el utilísimo libro de la Dra. Dinorah Carnevali: El hundimiento de los partidos políticos tradicionales venezolanos: El caso COPEI. Éste es un paciente (¿cadáver?) al que la Dra. Carnevali ha seguido clínicamente desde hace ya un buen tiempo. (Por ejemplo, a comienzos de los noventa ya había escrito Araguatos, Avanzados y Astronautas. COPEI: conflicto ideológico y crisis política en los años sesenta). El nuevo volumen contiene el trabajo académico de su doctorado.

Con abundancia informativa, con el acceso directo a los más connotados responsables del colapso copeyano, la obra revela con crudeza la fisiopatología de uno de los más importantes partidos de la democracia venezolana. La dimensión del desplome es registrada fielmente en esta sintética frase de sus conclusiones: “Copei (…) obtuvo el 40% de la votación en los comicios presidenciales de 1988 (…) diez años más tarde solamente logró el 2,15%”. (Pág. 291). Toda una implosión.

En más de un sentido, la crisis de COPEI es la misma que sufre la profesión política en todos los países del mundo, al esclerosarse los paradigmas fundamentales de los partidos: la idea de una tal “cuestión social moderna” derivada de la Revolución Industrial, a la que las ideologías de fines del siglo XIX intentaron dar cada una su respuesta:

A second-wave party provided THE ANSWER: socialism, capitalism, Marxism, fascism, assuming that if everyone followed its dictates all the world’s problems would be solved. Needless to say, all of the above agendas didn’t bring about the utopian era they heralded. (…) If in the past, the social movements offered a comprehensive total world view that promised an end to poverty, war, and social injustice, parties representing these ideas could muster peoples’ support around the world. People were willing to go to Spain and join the International Brigade or participate in the massive social revolutions of the first half of the century. Now parties in all the industrialized nations are witness to a decline in party membership and a deep mistrust by the body politic of the political system and its politicians. (Amos Davidowitz, The Internet and the Transformation of the Political Process: MAPAM, a Case Study, 1996).

Naturalmente, las trayectorias particulares de cada partido en crisis contienen su propio anecdotario, y en esto es abundante el libro de la Dra. Carnevali. Además del registro de noticias relevantes, que marcan los hitos del deterioro, la obra echa mano de información privilegiada, obtenida en conversaciones y entrevistas con los principales caminantes de la procesión verde. Por ejemplo, lee uno acerca de la extrañeza de Oswaldo Álvarez Paz ante la conducta de Rafael Caldera en 1993, cuando compitiera con él en las elecciones de ese año: “…Alvarez Paz, quien logró la nominación interna en las elecciones primarias en abril de 1993, nunca imaginó tener que enfrentar posteriormente a Rafael Caldera en la carrera presidencial. Desestimó su potencial político, así como su ambición de poder y determinación en lograr su objetivo”. (Pág. 292). Bueno, lo de “ambición de poder” es un modo de describir lo que también movía a Álvarez Paz y éste tiene mala memoria, pues no se acordaba de lo que él mismo había propuesto en 1986:

En verdad, hasta fines de 1992 Álvarez Paz dijo a quien quisiera oírlo que Caldera era quien debía convertirse en el próximo Presidente de la República y lo excitaba a que se lanzara como candidato de COPEI. Luego se rasgó las vestiduras porque Caldera optó por hacerlo afuera del partido que fundara, postulado por el aparato ad hoc de Convergencia y una federación de pequeños partidos izquierdistas, el famoso “chiripero”. Álvarez Paz olvidaba que en 1986, cuando se veía venir la confrontación entre Rafael Caldera y Eduardo Fernández y se temía la inminencia de una división copeyana, él mismo declaró: “Prefiero una división a una hemiplejia”. Luego añadió: “Caldera debe ponerse al frente de un movimiento nacional que trascienda los partidos”. Es decir, siete años antes recomendaba exactamente lo que después usaría como excusa para oponerse a su mentor. (Las élites culposas).

Más de una vez compartí con la Dra. Carnevali impresiones acerca del proceso degenerativo del partido socialcristiano, fundado en 1946; más de una vez la he citado, pues su agudo ojo de historiadora ilumina, como lo hace su más reciente aporte, el insólito trance de una organización que antaño pudo llevar a la Presidencia de la República a dos de sus principales dirigentes. Ahora nos ha transmitido el informe de una autopsia, aunque Roberto Enríquez—el más entusiasta representante de la mediocridad lograda en COPEI—, no se haya percatado de que sólo preside un organismo en irreversible descomposición.

LEA

_____________________________________

 

Share This: