De Vladimir a Nicolás

Vladimir a la 1, prestigioso programa de Globovisión

Vladimir a la 1, prestigioso programa de Globovisión

 

 

Villegas a Maduro: “En sus manos está la responsabilidad de evitar una tragedia nacional”

El periodista Vladimir Villegas en su acostumbrado editorial, reflexionó, este lunes, en horas de la tarde, acerca de la crisis que vive el país en materia económica, política y social. Además, dirigió parte de su discurso al presidente Maduro para que tome las mejores decisiones que se traduzcan en beneficios para el pueblo venezolano.

“Soy periodista y me es obligatorio actuar en el marco de la imparcialidad y el equilibrio informativo pero también soy firmante de la Constitución y por ello no puedo eludir el deber de decir algunas cosas. Cuando en 1999 formábamos parte de la Asamblea Nacional Constituyente imaginábamos que con la aprobación de la nueva carta magna se trazaría una ruta clara hacia la superación de los graves problemas del país en el ámbito económico, político y social, y luego, con el paso de los años dejaríamos a nuestros hijos y nietos, una mejor Venezuela, próspera, segura, con menos pobreza, realmente soberana y con una economía altamente productiva”, expresó Villegas en su programa Vladimir a la 1 transmitido por Globovisión.

“Hoy, ese sueño luce más truncado que nunca, somos un país sumido en una depresión económica con un pueblo ocupado en hacer colas y en sobrevivir al hamponato y a la falta de medicamentos. Con dolor debemos constatar señor presidente, que hoy estamos muchos pasos atrás, y que en buena medida, eso obedece a la toma de decisiones equivocadas y la increíble postergación de aquellas que lucían lógicas e impostergables”, indicó.

“La Constitución de 1999 no es la culpable, es víctima de quienes la desconocieron en el 2002, pero también, y lamentablemente en mayor medida, de quienes se han apartado de ella en el ejrecicio del poder”, afirmó.

“Invocar hoy medida de restricción de garantías sin haber agotado seriamente la búsqueda de un diálogo, para enfrentar como un solo equipo llamado Venezuela nuestros graves padecimientos es la más clara admisión de un fracaso político. Aunque todavía no conocemos en detalle los alcances concretos de estas medidas enmarcadas en un Estado de Emergencia Económica, nos asalta el temor de que el trasfondo sea en insistir en decisiones económicas equivocadas como las expropiaciones o tomas de empresas y en decisiones destinadas a limitar el ejercicio del derecho político como el derecho a la protesta pacífica que tiene rasgo constitucional, o el referendo en el marco de las normas y pautas establecidas por nuestra innovadora carta magna”, sostuvo.

“Señor presidente usted que al igual que yo formó parte de la Asamblea Nacional Constituyente, ¿Cree que por esa vía el país va a mejorar y el descontento va a desaparecer? ¿No se ha detenido a pensar que puede ser todo lo contrario?”.

“Es mi deber y también mi derecho invitarlo a una reflexión serena en esta hora crítica del país, en sus manos está la responsabilidad y la oportunidad de evitar una confrontación que puede llevarnos a una verdadera tragedia nacional”, dijo.

………

Ambos temas tratados por Villegas—decreto, Uribe—fueron referidos como eventos conexos, dos días antes, en el programa #196 de Dr. Político en Radio Caracas Radio del sábado 14 de mayo. Erróneamente cité al Sr. Maduro sobre “21 decretos de paz, de protección y amor en el marco de la constitución” que habría emitido; tomé la equivocación de la nota de El Universal de ese mismo día. Maduro habló en verdad de dos decretos, refiriéndose específicamente a los decretos de emergencia económica y estado de excepción. He aquí el fragmento de audio (2′ 56″) correspondiente:

_________________________________________________

 

Share This:

IVAD e cuento

La encuestadora de Félix Seijas

La encuestadora de Félix Seijas

Una entre las más confiables encuestadoras del país ha concluido y tabulado sus recentísimas mediciones de la opinión nacional (8 al 16 de agosto). Ellas arrojan números que precisan lo que el país entero sabe: el colapso del gobierno socialista en la estimación de los ciudadanos. El fenómeno luce como irreversible a tres meses y medio de las elecciones de Asamblea Nacional.

He aquí el enlace para descargar un archivo en formato .pdf con el informe (39 páginas) del Instituto Venezolano de Análisis de Datos:

IVAD Agosto 2015

LEA

_____________________________________

 

Share This:

Exégesis datanalítica

Entre el 10 y el 23 de julio levantó Datanálisis los cuestionarios de su más reciente Encuesta Nacional Ómnibus. (Descargar: Omnibus julio). En sus 129 páginas hay mucha información seria y útil, pero acá se fijará la atención sobre cuatro láminas específicas. (Un clic sobre ellas las amplía). He aquí la primera:

 

¿A quiénes convencen los partidos de la polarización?

¿A quiénes convencen los partidos de la polarización?

 

La afiliación a todos los partidos de oposición sumados, que incluye a la Mesa de la Unidad Democrática como si fuera un partido más—con un porcentaje, 5%, que es cincuenta veces el que recaba COPEI: 0,1% (la proverbial botella vacía por la que pelean los borrachos o, tal vez, un mero error estadístico)—, no alcanza la que es medida para el PSUV: 17,7% contra 18,4%. Es el segmento de los no afiliados (independientes) el mayor en la muestra, con 57,2%, significativamente más de la mitad de los entrevistados. En términos mercadológicos, la distribución pide a gritos una oferta nueva y convincente, pertinente; no bastaría presentarse como ni PSUV-ni MUD, como explicó Luis Vicente León el 11 de julio—faltaban 12 días para el cierre de la encuesta—en el programa #152 de Dr. Político en Radio Caracas Radio. (Los pequeños símbolos escogidos por la encuestadora treintañera para representar a los electores independientes, chavistas o de oposición introducen un cierto sesgo, al sugerir que sólo quienes se identifican con los partidos de oposición portan la Bandera Nacional. El símbolo escogido para quienes se tienen como independientes sugiere más bien gente indecisa. El de los chavistas es el más fiel de los tres: una figura con boina y brazalete rojos).

………

 

¿Otra marcha más?

¿Otra marcha más?

 

La población está harta de concentraciones y marchas, pero este dato no llegó a la MUD con suficiente antelación a su convocatoria para manifestar el 8 de este mes. El diario El Universal reportó la asistencia de “decenas” de opositores; más generosamente, el Latin American Herald Tribune habló de docenas (Venezuelan Opposition Admits Scant Attendance at Caracas Demonstrationy registró las insólitas explicaciones de Jesús Torrealba y Freddy Guevara: que no había gente porque el pueblo estaba haciendo colas en los supermercados, lo que sólo habría permitido la presencia de activistas o militantes—en cualquier caso, poquísimos—o que el fenómeno se explicaba ¡por la disputa entre la MUD y COPEI! Por cierto, Sr. Guevara (dirigente de Voluntad Popular que ofreció esta última teoría), la proporción de gente que no estaría dispuesta a “guarimbear” es aun mayor: la lámina 98 de la encuesta la mide en 86,5%.

………

 

Una Asamblea con oficialismo en minoría

Una Asamblea con oficialismo en minoría

 

La suma de intención de voto por candidatos de oposición (50,7%) y candidatos independientes (8,4%) supera en 31,1% la que se pronuncia a favor de los candidatos del oficialismo (59,1% a 28,0% de los consultados que votarían con seguridad). La mesa parece estar sirviéndose para la pérdida del control oficialista del Poder Legislativo Nacional, lo que sin lugar a dudas introduciría un cambio cualitativo importantísimo en la escena política del país.

………

 

No lo queremos

No lo queremos

 

En octubre del año pasado, un máximo de 71,1% de los ciudadanos prefería que Nicolás Maduro no concluyera su período constitucional, fuera por revocación de su mandato en 2016, cuando tal cosa se hace posible, o aun antes, presumiblemente por renuncia forzada o voluntaria. Para abril de este año se había recuperado, cuando sólo un poco menos de 60% quería ese desenlace. Sin embargo, ya ha hecho méritos adicionales: 68,3% quiere ahora que se vaya cuanto antes. No es esto algo que pueda conseguir la oposición desde sus nuevas curules en la Asamblea Nacional; se necesitará un procedimiento distinto que indefectiblemente tendrá que apelar al Soberano. El parlamento no puede convocar un referendo revocatorio; sólo 20% de los electores puede hacerlo. Es de suponer que un referendo consultivo más barato (10%) pudiera forzar su renuncia.

………

Al estupendo bioanálisis del que he comentado sólo cuatro resultados, es aconsejable superponer el ojo clínico. He aquí menos de dos minutos de anticipaciones en fragmento de audio de un programa especial de Y así nos va, transmitido por Radio Caracas Radio el 30 de diciembre del año pasado y grabado el 18 de noviembre. (De todos modos, en la conversación con Nehomar Hernández reconocí estar al tanto de mediciones de Datanálisis).

LEA

_____________________________________

 

Share This:

Informe post mortem

La tesis de grado

La tesis de grado

Con algún retraso me llegó—fue publicado en Colombia el año pasado—el utilísimo libro de la Dra. Dinorah Carnevali: El hundimiento de los partidos políticos tradicionales venezolanos: El caso COPEI. Éste es un paciente (¿cadáver?) al que la Dra. Carnevali ha seguido clínicamente desde hace ya un buen tiempo. (Por ejemplo, a comienzos de los noventa ya había escrito Araguatos, Avanzados y Astronautas. COPEI: conflicto ideológico y crisis política en los años sesenta). El nuevo volumen contiene el trabajo académico de su doctorado.

Con abundancia informativa, con el acceso directo a los más connotados responsables del colapso copeyano, la obra revela con crudeza la fisiopatología de uno de los más importantes partidos de la democracia venezolana. La dimensión del desplome es registrada fielmente en esta sintética frase de sus conclusiones: “Copei (…) obtuvo el 40% de la votación en los comicios presidenciales de 1988 (…) diez años más tarde solamente logró el 2,15%”. (Pág. 291). Toda una implosión.

En más de un sentido, la crisis de COPEI es la misma que sufre la profesión política en todos los países del mundo, al esclerosarse los paradigmas fundamentales de los partidos: la idea de una tal “cuestión social moderna” derivada de la Revolución Industrial, a la que las ideologías de fines del siglo XIX intentaron dar cada una su respuesta:

A second-wave party provided THE ANSWER: socialism, capitalism, Marxism, fascism, assuming that if everyone followed its dictates all the world’s problems would be solved. Needless to say, all of the above agendas didn’t bring about the utopian era they heralded. (…) If in the past, the social movements offered a comprehensive total world view that promised an end to poverty, war, and social injustice, parties representing these ideas could muster peoples’ support around the world. People were willing to go to Spain and join the International Brigade or participate in the massive social revolutions of the first half of the century. Now parties in all the industrialized nations are witness to a decline in party membership and a deep mistrust by the body politic of the political system and its politicians. (Amos Davidowitz, The Internet and the Transformation of the Political Process: MAPAM, a Case Study, 1996).

Naturalmente, las trayectorias particulares de cada partido en crisis contienen su propio anecdotario, y en esto es abundante el libro de la Dra. Carnevali. Además del registro de noticias relevantes, que marcan los hitos del deterioro, la obra echa mano de información privilegiada, obtenida en conversaciones y entrevistas con los principales caminantes de la procesión verde. Por ejemplo, lee uno acerca de la extrañeza de Oswaldo Álvarez Paz ante la conducta de Rafael Caldera en 1993, cuando compitiera con él en las elecciones de ese año: “…Alvarez Paz, quien logró la nominación interna en las elecciones primarias en abril de 1993, nunca imaginó tener que enfrentar posteriormente a Rafael Caldera en la carrera presidencial. Desestimó su potencial político, así como su ambición de poder y determinación en lograr su objetivo”. (Pág. 292). Bueno, lo de “ambición de poder” es un modo de describir lo que también movía a Álvarez Paz y éste tiene mala memoria, pues no se acordaba de lo que él mismo había propuesto en 1986:

En verdad, hasta fines de 1992 Álvarez Paz dijo a quien quisiera oírlo que Caldera era quien debía convertirse en el próximo Presidente de la República y lo excitaba a que se lanzara como candidato de COPEI. Luego se rasgó las vestiduras porque Caldera optó por hacerlo afuera del partido que fundara, postulado por el aparato ad hoc de Convergencia y una federación de pequeños partidos izquierdistas, el famoso “chiripero”. Álvarez Paz olvidaba que en 1986, cuando se veía venir la confrontación entre Rafael Caldera y Eduardo Fernández y se temía la inminencia de una división copeyana, él mismo declaró: “Prefiero una división a una hemiplejia”. Luego añadió: “Caldera debe ponerse al frente de un movimiento nacional que trascienda los partidos”. Es decir, siete años antes recomendaba exactamente lo que después usaría como excusa para oponerse a su mentor. (Las élites culposas).

Más de una vez compartí con la Dra. Carnevali impresiones acerca del proceso degenerativo del partido socialcristiano, fundado en 1946; más de una vez la he citado, pues su agudo ojo de historiadora ilumina, como lo hace su más reciente aporte, el insólito trance de una organización que antaño pudo llevar a la Presidencia de la República a dos de sus principales dirigentes. Ahora nos ha transmitido el informe de una autopsia, aunque Roberto Enríquez—el más entusiasta representante de la mediocridad lograda en COPEI—, no se haya percatado de que sólo preside un organismo en irreversible descomposición.

LEA

_____________________________________

 

Share This:

Voces de la UCAB

La madre de gente buena

La madre de gente buena

Éxitos FM permite capturar audio de sus programas desde su página web, y este blog aprovecha esa feliz posibilidad para reproducir acá la muy inteligente conversación de Luis Ugalde S. J. y Ramón Piñango con César Miguel Rondón en la mañana de hoy. Tuve el honor de sentarme en el mismo pupitre con el padre Ugalde en la sede original de la Universidad Católica Andrés Bello en la esquina de Jesuitas; ya mudada la Escuela de Sociología a su sede de Montalbán, Ramón Piñango me enseñó Sociología de la Educación en el quinto año de la carrera. (Aunque Ramón es más conocido como Presidente del Instituto de Estudios Superiores de Administración—IESA—sé que no tendrá inconveniente si lo represento como gente de la UCAB). Ambos amigos dijeron cosas claras y profundas. Es un orgullo apropiarme de su entrevista, conducida magistralmente por Rondón.

LEA

___________________________________

Share This:

Más claro no canta un gallo

JOSÉ-ANTONIO-GIL-YÉPEZ-620x330

La mirada de un oráculo preciso

 

José Antonio Gil Yepes fue entrevistado en la mañana de hoy en Golpe a Golpe, el programa de Radio Caracas Radio (750 AM) que conducen Fausto Masó y Roberto Giusti. En sus declaraciones, Gil Yepes pintó un cuadro clarísimo acerca de las posibilidades de la oposición formal venezolana en las próximas elecciones de Asamblea Nacional. Vale la pena considerar lo que dijo un hombre muy autorizado para hablar de estas cosas, con base en mediciones confiables de la opinión pública que sistemáticamente lleva a cabo Datanálisis, la prestigiosa encuestadora. He aquí, por tal razón, el audio de su participación de esta mañana:

LEA

_____________________________________

Share This: