¿Qué queda de autoridad moral?

 

¿Quién acatará lo que se predique desde este edificio?

 

Son tiempos mediáticos en los que por igual se crea fama y se difama. (difamar Del lat. diffamāre 1. tr. Desacreditar a alguien, de palabra o por escrito, publicando algo contra su buena opinión y fama. 2. tr. Poner algo en bajo concepto y estima. Diccionario de la Lengua Española). Esto no es lo mismo que calumniar (Del lat. calumniāri. 1. tr. Atribuir falsa y maliciosamente a alguien palabras, actos o intenciones deshonrosas); ciertamente, el condenatorio informe del Gran Jurado de Pensilvania—sobre seis diócesis del estado, salvo Filadelfia y Altoona-Johnstown, cubiertas en investigaciones anteriores—es difamatorio, pero no calumnia porque dice verdad tras dos años de investigación: a lo largo de más de 70 años, un total que excede 1.000 víctimas en ese estado sufrió abuso sexual a manos de al menos 301 hombres de Iglesia—sacerdotes depredadores, los llaman—, y se alega también la práctica episcopal del ocultamiento de tales hechos. No siempre en esa escala, la misma horrenda práctica ha sido documentada en Alemania (más de 3.600 víctimas), Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Chile, Guam, Honduras, India, Irlanda, México*, Noruega, Polonia y República Dominicana, así como en otras partes de los Estados Unidos. (Habría que ver qué pudiera encontrarse si se investigara el asunto en Venezuela).

El tema persigue ahora al papa Francisco, y ha servido para que sobre él y su presunto mal manejo del problema opere una campaña que se propone forzar su renuncia al cargo que ostenta. (Ver The Plot to Bring Down Pope Francis, 7 de septiembre de 2018, acerca del “escándalo que ahora rasga a la iglesia por sus costuras”). Esto es exactamente lo que está pasando; la cacería de Francisco por parte de los más conservadores entre los prelados católicos probablemente cause la desintegración de la iglesia entera o, al menos, la total desaparición de su autoridad moral salvo para el más fanático ultramontano. (Diccionario: Partidario y defensor del más lato poder y amplias facultades del papa). La cosa se amplifica en las pérfidas redes sociales, en particular entre nosotros:

…se le ocurre al papa Francisco observar en contestación a una entrevista improvisada lo siguiente acerca de las nuevas peticiones al Vaticano: “Es curioso… la misma oposición está dividida”, y se le llama comunista, se le quiere lapidar y se celebra en Facebook una caricatura de Edo en la que se lo representa como Poncio Pilatos. Alguien se limitó a comentarme que el Papa había sido inoportuno. La verdad, aunque a veces resulte incómoda—Terencio: “La verdad engendra odio”—, nunca es inoportuna. (De Facebook como Coliseo, 3 de mayo de 2017).

La figura de Francisco I había traído hálitos de cambio como no se veían desde los tiempos de Juan XXIII y su Concilio Vaticano Segundo; esto le había granjeado aprecio incluso en gente no católica. Al presentar su libro Avant-Garde Politician – Leaders for a New Epoch (2014), el experto mundial en decisiones políticas de alto nivel, Yehezkel Dror, asentaba—sobre el tipo de liderazgo imprescindible en lo que él considera una etapa crítica de la humanidad—: “También es necesaria una cohorte de líderes espirituales innovadores en moral y valores, como ilustra el caso del papa Francisco—aclaratoria debida: soy judío, no católico—, quizás incluso más urgentemente que los políticos de vanguardia”.

Ahora veremos si el Sumo Pontífice de la Iglesia Católica es capaz de componer las cosas, de superar el costosísimo escándalo y la rebelión, de evitar lo que amenaza, entre otras cosas, con materializar un nuevo cisma de la iglesia. A lo mejor se ve forzado a sacrificarse renunciando él mismo. LEA

………

*Los casos de abuso sexual contra menores de edad por parte de sacerdotes católicos en México han sido denunciados desde hace décadas, aunque han sido pocos los que han llegado a ser confirmados. En el 2002 la Iglesia fue acusada de cubrir los casos de abuso e incluso de pagar dinero para comprar el silencio de las víctimas. En este país cobra importancia particular el caso de Marcial Maciel, fundador de la Legión de Cristo. Maciel murió en 2008, entre acusaciones de abuso sexual contra varios seminaristas y niños y la exigencia por parte de las víctimas de que pidiera perdón.​ (…) En 1997 nueve ex legionarios enviaron una carta pública a Juan Pablo II donde denunciaron abusos sexuales por parte de Maciel. Las acusaciones en contra de Maciel fueron negadas durante años por parte de la Legión de Cristo, que finalmente reconoció públicamente los crímenes realizados por su fundador. El cardenal Ratzinger también inició un proceso contra Marcial Maciel por acusaciones de pedofilia. En 2006, cuando Ratzinger ya era papa, anunció el cierre de la investigación sobre Maciel debido a su avanzada edad y quebrantada salud,​ ordenándole el retiro del sacerdocio público para consagrarse a una vida de «oración y penitencia». (Wikipedia en Español).

___________________________________________________________

 

Share This:

Gringos golpistas

 

Portada en domingo

 

En todo tiempo, en todo sistema político, subsiste una fracción de per­sonas, muy reducidas las más de las veces, que piensan en un golpe de Estado por la fuerza como solución a los problemas. Hay conspiradores por vocación, que necesitan la excitación del secreto y la urdimbre de siniestros planes para hacerse con el poder.

Sobre la posibilidad de una sorpresa política en Venezuela – septiembre de 1987

________________________________________________________________________________________

 

The New York Times llevó a primera plana el inicio de un reportaje del 9 de este mes con este titular: Los Estados Unidos se reunieron con rebeldes de Venezuela acerca de un complot de golpe. Con mordacidad, comenta Ibsen Martínez para El País de España:

En el caso del golpe que no fue, el reportaje del New York Times suscitó frustración y rabia en más de un opositor impaciente. Soñar con una salida militar a lo que comenzó en 1992, hace 26 años, con una sangrienta intentona militar es el epítome venezolano a la prédica antipolítica que todavía nos ofusca. Una salida militar absolutamente redundante, por cierto, pues Maduro dio con ella muchísimo antes que la oposición. Hace tres lustros que el régimen chavista concretó todo el programa implícito en la fórmula “salida militar”. En Venezuela, los militares controlan desde la industria petrolera hasta la minería ilegal y reinan sobre la vida y la propiedad de los ciudadanos. Para colmo del desconsuelo, el militar constitucionalista, ese ser mitológico que derrocará a Maduro y lo llevará a la Corte Penal de La Haya al tiempo que entablará negociaciones con el FMI, ha sido suplantado por el general que fue a Washington a pedir aparatos de radio encriptados. Según el reportaje, este salvador integra la lista de caimacanes sancionados por lavar capitales y violar derechos humanos.

Debe estar muy molesto Ricardo Hausmann, que comenzando el año (2 de enero) propuso una salida más “seria”, en ampliación de la “ingenua” pregunta de Álvaro Uribe Vélez: “¿Habrá algún país latinoamericano que preste sus fuerzas armadas para proteger a la oposición venezolana?” (13 de mayo de 2016).

Se trata de una pieza delirante, que aboga por ¡la invasión de Venezuela por una fuerza armada ensamblada con militares de varios países de América y Europa! Hausmann pretende justificar tal crimen internacional sobre la base de una escueta enumeración más de los problemas que aquejan a la población venezolana. (No dice nada que no sepamos). Previamente, despacha como remedios inadecuados o inútiles dos posibles desenlaces: el que proporcionaría una elección presidencial y el que provendría de un golpe de Estado militar, como si se tratara de categorías equivalentes. (El graznido del pato negro).

………

No es noticia que los Estados Unidos—su gobierno—intervienen cotidianamente en la política de países distintos, desde una supuesta superioridad moral. Ella no es tal:

en lo que sí se comportan los Estados Unidos como descarados hegemones es en su decisión de suspender su ayuda militar—incluyendo el adiestramiento—a 35 países que apoyan a la Corte Penal Internacional pero no han “exceptuado” a los Estados Unidos de eventuales causas en su contra por genocidio y crímenes de guerra. Según la agencia Fox News, los Estados Unidos, que son signatarios del pacto que creó la corte el año pasado, “temen que (el tribunal) pueda procesar causas políticamente motivadas en contra de sus líderes militares y civiles”. La administración de Bush está muy dispuesta, naturalmente, a levantar las sanciones—que incluyen a Colombia y a seis países de Europa oriental—cuando los países en cuestión consientan en conceder bilateralmente inmunidad para los funcionarios estadounidenses. (Bushit, 3 de julio de 2003).

O, también:

…la senadora Dianne Feinstein, líder del Comité de Inteligencia del Senado de los Estados Unidos, acusó a su Agencia Central de Inteligencia de ocultar las torturas que ha administrado. La senadora Feinstein dijo, alegando que la CIA había borrado archivos pertenecientes a un informe del comité que preside en sus computadores: “Si el Senado puede desclasificar este informe, seremos capaces de asegurar que un brutal programa de detención e interrogación, nada americano, nunca más sea considerado o permitido”. (A propósito de John Kerry, 14 de mayo de 2014).

Es preferencia operativa de los EEUU emplear su potencia militar contra blancos más débiles, en principio fáciles: Grenada, Haití, Nicaragua, Panamá, Irak, Cuba, Vietnam… (No tan fáciles en los últimos dos casos). Si la justificación de sus intervenciones se predica como una acción contra dictaduras por su persistente violación de derechos humanos ¿por qué no las emprende contra un país de su tamaño—China, por ejemplo—o contra un aliado como Arabia Saudita, que ahora como gran concesión de libertad permite manejar automóviles a las mujeres? Esto sin considerar sus propias violaciones durante los desórdenes de Watts—Los Angeles police needed the support of nearly 4,000 members of the California Army National Guard to quell the riots, which resulted in 34 deaths and over $40 million in property damage. The riots were blamed principally on police racism. (Wikipedia)—o la represión de Occupy Wall Street:

El 24 de septiembre [de 2011] testigos dijeron ver a tres mujeres gritar y tirarse al pavimento tras ser rociadas por spray de pimienta en la cara. El incidente tomó lugar en la intersección de la Calle 1 y University Place en Greenwich Village, durante las marchas en Zuccotti Park y Union Square. Las autoridades dijeron que los manifestantes no tenían permiso para la marcha. Un video publicado en YouTube y en NYDailyNews.com muestra a uniformados que habían acorralado a las mujeres utilizando redes de color naranja y de repente rociaron a las mujeres con el spray rápidamente.​ Otra mujer que había quedado atrapada en la red y rociada con gas pimienta informó de otros incidentes y que se cree que era innecesario el uso de la fuerza policial. El portavoz del jefe del Departamento de Policía Paul J. Browne, dijo que la policía había usado el spray “apropiadamente.” Según el portavoz, “el spray de pimienta fue usado después de que individuos confrontaran a los oficiales e intentaran prevenirlos de colocar las barricadas—algo que fue editado en el vídeo, si no se hubiese visto.” Los activistas posteriormente publicaron el nombre y datos de contacto del funcionario que aparece rociando a la mujer con el spray de pimienta, y alentó al público a quejarse de su conducta. El oficial de policía, que usó el spray de pimienta fue identificado como el Inspector Anthony V. Bologna conocido como “Tony Bologna” del Departamento de Policía de Nueva York. Bologna ya había enfrentado quejas de derechos civiles por su papel durante la Convención Nacional Republicana de 2004 celebrada en Nueva York, por la presunta detención ilegal y violaciones de los derechos civiles. (Wikipedia en Español).

Las facultades de Derecho de varias universidades estadounidenses documentaron las violaciones; por ejemplo, la Universidad de Harvard:

The first report in our multi-clinic Protest and Assembly Rights Project series calls on New York City authorities to stop the pattern of abusive policing of Occupy Wall Street protests.  Lead authored by our partners at NYU and Fordham, the report released today documents in painstaking detail how the New York police and other city officials violated the rights of Occupy protesters. (Suppressing Protest: Human Rights Violations in the U.S. Response to Occupy Wall Street).

………

Hoy se cumplen diecisiete años del ataque a las emblemáticas torres gemelas del Centro Mundial de Comercio en Nueva York, el primer acto hiperterrorista de la historia, que inauguraba el Tercer Milenio con el horror de 2.996 muertes. Dos años después, el gobierno estadounidense respondía a actos delictivos tan terribles con una invasión militar predicada sobre bases falsas (¿fraudulentas?), iniciando una guerra que duró ocho años y causó 461.000 bajas humanas; cada víctima de 2001 fue cobrada al precio de 154.

Una vez más: Yankees, go home! LEA

___________________________________________________________

 

Share This:

Nicolás Maduro y los dos drones

 

De Las Mil y Una Noches

 

Hay que dejar espacio entre los melindrones para que no se peguen entre ellos.

Bizcochos de Soletilla o Melindros

____________________________________

 

Es del todo repudiable el atentado del sábado último contra el presidente Nicolás Maduro, afortunadamente ineficaz, pero mi memoria fue a algo escrito en 2002 (Tragedia de abril, 14 de junio de 2002), poco después del golpe de Estado cuyo mascarón de proa fuera Pedro Carmona Estanga:

En Para leer mientras sube el ascensor, colección de textos humorísticos por el español Enrique Jardiel Poncela, se encuentra una narración muy preocupante. Dos amigos discuten. Uno de ellos ha propuesto la siguiente descripción: “El hombre lleva siempre a la fiera atroz en su interior”. La discusión lleva a una apuesta. Quien sostiene la tesis asegura que logrará hacer surgir tal bestia de dos tranquilos viejecitos, que conversaban sentados en un banco del parque protegidos por una verja de hierro. Allí va a molestarles, llamando su atención con un bastón y constantes gritos: “¡Eh, fieras!” Al principio, los ancianos respondían con gran paciencia y dulzura, siempre con calma, y argumentaban que puesto que sólo eran dos ancianos inofensivos se les permitiera conversar en paz. Al final, luego de un larguísimo período de hostigamiento, los ancianos rugían, echaban espuma por la boca, mordían los barrotes de la verja y amenazaban con la peor de las muertes a su torturador. Asunto demostrado.

El cuento viene al caso porque sobre el 11 de abril hay más de una interpretación y, más fundamentalmente, porque varios procesos coexistieron en paralelo el 11 de abril. Esto es, no hay una explicación lineal, unidimensional, del 11 de abril. Pero aun si lo que hubiera ocurrido fuese tan sólo lo que el gobierno de Chávez pretende vender como única verdad, que el 11 de abril solamente ocurrió un golpe de Estado en Venezuela, esa ocurrencia sería resultado de las pasiones que Hugo Chávez se cuidó muy bien de excitar por todos los medios a su alcance. Hugo Chávez estuvo buscando la fiera atroz que anidaría, según Jardiel Poncela, en el alma de cada venezolano, desde el instante mismo que tomó posesión del gobierno y aun mucho antes. Por mucho menos de lo que ha hecho Chávez, muchos presidentes recibieron un golpe de Estado.

Resulta verdaderamente lamentable que la inepta y desalmada gestión de Maduro haya suscitado la tentación criminal. No dispongo de información suficiente acerca del incidente peligrosísimo para el país—”Es en todo tiempo y lugar moralmente erróneo que cualquiera crea en algo sobre la base de evidencia insuficiente”, asentó William Clifford en La ética de la creencia—, pero tampoco puedo negar la existencia de la locura en focos más o menos autónomos de la oposición. En Huele a humo, 27 de junio de 2017, acerca de los explosivos lanzados por Oscar Pérez desde un helicóptero sobre el techo del Tribunal Supremo de Justicia, opiné: “…lo que es cierto es que esto es el país esculpido por Nicolás Maduro Moros”. En esa misma entrada dejé esta constancia:

…en la quincuagésima emisión del programa Dr. Político por Radio Caracas Radio (29/06/13), sugerí al presidente Maduro la utilidad de verse en el espejo egipcio, cuatro días antes de que los militares depusieran el gobierno de Mohamed Morsi, que el domingo pasado cumplió escasamente un año de haber sido electo. Ayer, diecisiete millones de egipcios protestaban su gobierno en muchas de las ciudades de Egipto, y ese enorme enjambre ciudadano forzó su término y la transición en circunstancias que llaman a la preocupación. Wael Ghonim, un respetado ícono cívico en Egipto que había apoyado a Morsi hace un año, lo acusó de polarizar y paralizar al país, y opinó así: “Ningún país avanza cuando la sociedad está dividida de este modo, y el principal papel del Presidente de la República es unir, pero, desafortunadamente, el Dr. Morsi, el Presidente de la República, ha fracasado miserablemente en este objetivo”.

Es Nicolás Maduro quien no ha dejado de citar al toro del atentado y… los toros embisten. LEA

____________________________________________________________

 

Share This:

Damocles 2.0

 

Richard Westall: La espada de Damocles (1812)

 

Para aquel que ve una espada desenvainada sobre su impía cabeza, los festines de Sicilia, con su refinamiento, no tendrán dulce sabor, y el canto de los pájaros, y los acordes de la cítara, no le devolverán el sueño, el dulce sueño que no desdeña las humildes viviendas de los campesinos ni una umbrosa ribera ni las enramadas de Tempe acariciada por los céfiros.

Horacio, Odas III, 1

………

espada de Damocles Amenaza persistente de un peligro. Diccionario de la Lengua Española

______________________________________________________________________________________________

 

Cabe a la Asamblea Nacional Constituyente instalada en 2017 la distinción de versión 1.0, como “amenaza persistente de un peligro” a quienes se dedican profesionalmente a oponerse a Nicolás Maduro. (Mons. Ovidio Pérez Morales comparó la cohabitación con ella a pasear con un cocodrilo). En verdad, Maduro no hizo otra cosa que complacer a sus oponentes:

Debe estar extáticamente feliz la gente de la Alianza Nacional Constituyente—Enrique Colmenares Finol, Felipe Pérez Martí, Blanca Rosa Mármol—, pues se han ahorrado el trabajo de convocar una asamblea constituyente; deben sentirse reivindicados Raúl Isaías Baduel, que la propuso a fines de 2007 en su libro Mi solución, y Manuel Rosales, también el 25 de septiembre de ese mismo año: “Yo creo que, definitivamente, en Venezuela, después de este referendo constitucional hay que pensar seriamente en la realización de una Asamblea Nacional Constituyente porque es la refundación y la reconciliación del país”. (Se refería al referendo que iba a celebrarse el 2 de diciembre y que terminaría con el rechazo a los proyectos de reforma constitucional que introdujeron a consideración popular la Presidencia de la República y la Asamblea Nacional de la época). Especialmente vindicado debe sentirse Herman Escarrá, pues él proponía una constituyente desde fines de 2002, a sólo tres años de la de 1999 en la que fue diputado ¡para salir de Chávez! (La asociación civil Súmate sometió su idea, junto con otras posibilidades, a los ciudadanos que debimos firmar ocho planillas a comienzos de 2003). Nicolás Maduro acaba de resolverles la cosa a todos ellos, según anuncio “histórico” de hoy que a su vez había anunciado y preanunciado; ya no tendrán que hacer más esfuerzos. (#lasalida de Maduro, 1º de mayo de 2017).

El 8 de diciembre de 2013 hubo en el país elecciones municipales; Henrique Capriles Radonski fungía, en imitación de Hugo Chávez, como autoungido jefe de campaña de los candidatos opositores y proclamaba que ese día se celebraría un “plebiscito” contra el gobierno del actual Presidente de la República. Leopoldo López y Ma. Corina Machado, sin embargo, torpedearon su proclama; un día antes, publicaron un remitido de prensa que abogaba por la celebración de una asamblea constituyente, que firmó una cincuentena de personas entre quienes destacaba la ex-magistrada Blanca Rosa Mármol. (Ésta integraría luego la alianza pro-constituyente liderada por Colmenares Finol, que insiste en la cosa desde al menos 2005). Comenzando el siguiente año, Capriles tomaba posesión como Gobernador del Estado Miranda (el 16 de enero), tras ser derrotado el año anterior por Hugo Chávez en contienda por la Presidencia de la República el 7 de octubre; al concluir el acto, hizo alusión no muy velada a López & Machado como compañeros que le ponían la mano en el hombro y luego lo apuñalaban por la espalda.

Dos días antes (29 de abril de 2017) de la convocatoria de elecciones de constituyente, Henry Ramos Allup declaraba a lo macho:

Damocles 1.0 se guindó a petición de la víctima.

………

Escarmentados, ya no son los propios opositores quienes solicitan una segunda versión de la espada colgante. (Aunque José Guerra declaraba a CNN el 25 de octubre de 2016—cuando la Asamblea Nacional controlada por la oposición no había cumplido un año de instalada, ni siquiera de haber sido elegida—: “Hay una solución inmediata a la situación que vivimos: elecciones generales inmediatas. elecciones presidenciales, Asamblea Nacional (los diputados ponemos el cargo a la orden), gobernaciones y municipales”). Ahora es iniciativa de Diosdado Cabello la amenaza de un referendo revocatorio de esa misma asamblea. Trajo ayer el diario El Universal:

El Primer Vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, aseguró que ya tienen los cálculos para convocar a un revocatorio contra los diputados de la Asamblea Nacional (AN). Cabello explicó que “según la Constitución, todos los cargos son revocables, es constitucional y políticamente correcto, lo que no es correcto es que no podamos hacer un revocatorio y queramos dar un golpe de Estado”, dijo en rueda de prensa ofrecida este lunes en el Poliedro de Caracas.

Por fin precisa; en anteriores amagos anunciaba la revocación de la Asamblea, lo que es constitucionalmente imposible; no puede revocarse al órgano entero, sino diputado por diputado. Además, la revocación de un mandato sólo puede ser convocada por los electores. (20% de ellos). Así que no es “un revocatorio” sino 112 (contra los diputados de oposición). Lo que esto significa es que el Partido Socialista Unido de Venezuela (como la Mesa de la Unidad Democrática contra Maduro) intentaría convocar válidamente, estado por estado, los referendos revocatorios de los actuales diputados a la Asamblea Nacional. (Su anuncio fue pronunciado en acto preparatorio del próximo congreso del PSUV).

De tener éxito Cabello en ese propósito, la militancia de oposición y la ciudadanía de a pie que quisiera salvar a los diputados que eligió el 6 de diciembre de 2015 tienen la posibilidad de votar en contra del proyecto; podrían descolgar la espada 2.0 de Damocles. LEA

_____________________________________________________________

.

Share This:

¡Abajo el Rey de España!

 

Un rey entrometido y un presidente desalmado

 

El circuito Unión Radio titula así sobre una conversación de ayer entre Felipe VI de España y Donald Trump: “Rey Felipe pide ayuda a Trump para resolver crisis de Venezuela”. De inmediato pensé que ha podido solicitar su ayuda para mantener en cintura a Cataluña, o lograr que la prisión de su corrupto cuñado, el esposo de la infanta Cristina, sea lo más breve posible. Pero si se tratara de pedir para países distintos del suyo, entrometiéndose, consideré que también pudiera haber pedido auxilio para los más de dos mil niños separados de sus padres que buscaron refugio en los Estados Unidos, o para México, con una sustancial rebaja de la factura por el megamuro entre ambas naciones que empalidecería al de Berlín o, finalmente, si quería simpatizar con la ciudadanía estadounidense, el auxilio para que las muchas decenas de asesinados, gracias a la absurdamente sostenida Segunda Enmienda (la franquicia de la National Rifle Association), no se vean aumentadas.

Pero no, lo que está de moda es Venezuela; ahora es comme il faut exhibirse internacionalmente como “demócrata”, con alguna vistosa declaración que deja de entender que la solución del problema político venezolano está en manos de nuestro Pueblo, no en las del desalmado Sr. Trump, quien ahora elogia descaradamente al sanguinario dictador de Corea del Norte.

Felipe: ¿por qué no te callas, como pidiera tu padre a Hugo Chávez? LEA

__________________________________________________________

 

Share This:

Resultados cantados

 

Cuando creían que se la estaban comiendo

 

Tomo de afirmaciones contenidas en nota de hoy del servicio de noticias de Costa del Sol FM (La oposición está en callejón sin salida, no hay liderazgo ni orientación). Así comienza:

Expertos afirman que la MUD se convirtió en un espacio para acomodarse económicamente, en lugar de ser una alternativa democrática cuyo objetivo sea transformar al país. Las protestas de 2017 que fueron sofocadas por el gobierno y dejaron un saldo de más de 120 muertos, la implantación de una asamblea nacional constituyente, la derrota en las elecciones de gobernadores y el adelanto unilateral de las presidenciales, parecen haber dejado sin aliento a la Mesa de la Unidad Democrática. Su presencia en el mapa político apenas se siente. “La oposición vive su peor momento”, aseguran analistas políticos. Advierten que la dirigencia está extraviada y no tiene una estrategia en común que capitalice el descontento que existe hacia el presidente Nicolás Maduro. El experto Pedro Afonso del Pino afirma que el alejamiento entre la oposición y la ciudadanía comenzó en 2015, cuando en medio de la victoria de las parlamentarias la MUD hizo promesas que no pudo cumplir. La principal fue asegurar que durante el primer año de gestión de la Asamblea Nacional se sacaría al mandatario del poder. “La estrategia que aplicó fue errada porque se apresuró. No supo capitalizar el triunfo de las parlamentarias. Las actuaciones condujeron a la oposición a un callejón sin salida, ahora no hay liderazgo ni orientación”, señala. El politólogo Alfredo Coronil asevera que la crisis en la oposición es la consecuencia de que sus miembros hayan utilizado a la MUD para mejorar su posición económica y social, y no para convertirse en una alternativa democrática capaz de transformar al país y devolverle la institucionalidad. Considera que la alianza de partidos “pudo ser gloriosa”. “A Maduro le tocó una oposición de segundones. Sus integrantes se corrompieron, dejaron a un lado el plan estratégico para acomodarse y se rebajaron al chavismo”, añade.

Afonso del Pino gira en órbita copeyana (hasta hace no mucho, en el Instituto de Formación Demócrata Cristiana, IFEDEC); Coronil Hartmann, hijastro de Rómulo Betancourt, lo hace en órbita adeca. De algún modo, pues, son las viejas formaciones políticas las que critican el desempeño de las nuevas y a sus líderes más connotados.

………

Costa del Sol presenta las evaluaciones de Afonso y Coronil (más otras de Fernando Spiritto) como revelaciones, como si se tratara del descubrimiento del Polo Norte (¿o el agua tibia?), pero esencialmente la misma cosa (sin las acusaciones de corrupción) fueron adelantadas por el suscrito con mucha anticipación. He aquí un muestrario incompleto, de lo más reciente a lo más antiguo:

La verdad es que no hay unidad opositora, que nunca la ha habido sino circunstancialmente. Ya en 2006 se había recordado acá, en caracterización de la MUD, la definición de bote salvavidas que Enrique Jardiel Poncela propusiera en Para leer mientras sube el ascensor: “Lancha que sirve para que se ahoguen juntos los que se iban a ahogar por separado”. En el epílogo de Las élites culposas [2012] está este juicio: “Y ésa es la tragedia política de Venezuela: que sufre la más perniciosa dominación de nuestra historia—invasiva, retrógrada, ideologizada, intolerante, abusiva, ventajista—mientras los opositores profesionales se muestran incapaces de refutarla en su discurso y superarla, pues en el fondo emplean, seguramente con mayor urbanidad, el mismo protocolo de política de poder… Su producto es mediocre”. Y el año pasado (8 de octubre) se ponía en El mercado político nacional: “No existe en el teatro político nacional una opción que hace falta: una organización política de código genético distinto del de un partido ideológico convencional (o una federación de partidos convencionales, una organización de organizaciones o ‘movimiento de movimientos’)”. Leopoldo è mobile qual piuma al vento, 3 de junio de 2015.

El trabajo metamórfico es éste: convertir la Mesa de la Unidad Democrática en el Movimiento de la Unidad Democrática. No sólo se trata de preservar las siglas; el asunto es dejar atrás el esquema de organización de organizaciones, de “movimiento de movimientos”, para establecer un movimiento de ciudadanos. Si el objetivo no fuera el de unir a la oposición sino el de unir al país, toda la cosa cobraría un sentido profundo y podría augurársele éxito. ¿Jesús Gorbachov?, 1º de octubre de 2014. (He formulado la misma observación desde hace mucho tiempo, sin el menor éxito. Por ejemplo, el 12 de agosto de 2004 escribía en la Carta Semanal #99 de doctorpolítico, en referencia a la Coordinadora Democrática: “para ciertas evoluciones necesarias la organización pudiera estar genética o constitucionalmente impedida—porque es una organización de organizaciones en lugar de una organización de ciudadanos”).

Si ahora hay, luego del descalabro del 16 de diciembre que siguió al fracaso del 7 de octubre, llamados al examen de conciencia—Ramón Guillermo Aveledo: “Todos los partidos tienen que reflexionar, es nuestra obligación”—, sería lo serio que la Mesa de la Unidad Democrática abriera una instancia de pensamiento concienzudo, que no esté limitado por las cajas perceptuales acostumbradas. El examen debe ser radical, pues la cosa no es la de meramente verificar el nivel táctico o procedimental. Es necesaria una lógica de presupuesto de base cero. (…) Es hasta ese nivel elemental que una reflexión responsable de la Mesa de la Unidad Democrática debiera llegar. Ella, y los partidos que la componen, deben saber que su esencia ha sido sobrepasada por los hechos, que si no emprenden una metamorfosis radical, creadora de una organización política cualitativamente distinta, se verán reducidos a la insignificancia. (…) La deliberación constructiva que propongo debe partir de esta premisa: cualquier intento de preservar el modelo federativo de la MUD estará condenado al fracaso. La gente de AD, Primero Justicia, COPEI, Un Nuevo Tiempo, etcétera, deberá entender que estos partidos deben desaparecer para dar origen a una organización radicalmente novedosa; la propia Mesa de la Unidad Democrática, por tanto, dejaría de existir, al no quedar nadie que federar. MUD, MUD, MUD, es hora de partir, 25 de diciembre de 2012.

Un amable y experto amigo obtendría conclusiones muy interesantes en un análisis del lenguaje corporal de los retratados en la fotografía de la hospitalidad copeyana: la mano izquierda volteada de Antonio Ledezma, la torva mirada de Julio Borges, alejada del centro de atención de los demás, el rostro desconfiado de Andrés Velásquez, etcétera. (Luego de las derrotas electorales de 2012).

 

Una cierta forma de hacer política—reptiliana: agresiva, territorial, ritual, jerárquica—está muriendo ante nuestros ojos. (¿Cómo puede ser uno territorial en Internet? ¿Quién es su jefe?) El anacrónico experimento de Chávez representa los últimos estertores de una política vieja que agoniza. Es la política del poder, que él lleva a su exacerbación; es la autodefinición política sobre un eje izquierda-derecha que ya no existe, a pesar del último pataleo de Bernard Henri-Lévy. (Left in Dark Times, 2008). Pero es la muerte de gigantes, sin los que nunca hubiéramos divisado la tierra prometida. Como tales ¿por qué tendrían que sentirse mal por haber sido enormes e indispensables? Ellos construyeron las posibilidades que hoy tenemos. No se justifica entonces que entorpezcan el progreso, pretendiendo que lo que hacen, cada vez de eficacia menor, es lo único posible. Nos deben la libertad de crear, como ellos mismos en su momento lo hicieron, una cosa distinta. Política natural, 19 de marzo de 2009.

Antes de estas cosas, ya opiné de la madre de la MUD, la fenecida Sra. Coordinadora Democrática:

Si tuviéramos, Dios no lo permita, un pariente con tan grave dolencia que ameritara la atención de toda una junta médica; si este cuerpo de facultativos intentase primero una cierta terapéutica y con ella provoca a nuestro familiar un paro cardiaco; si a continuación prescribe un segundo tratamiento que le causa una crisis renal aguda; si, finalmente, aplica aún una tercera prescripción que desencadena en nuestro deudo un accidente cerebro-vascular, con toda seguridad no le querremos más como médicos. Y ésta es la estructura del problema con la Coordinadora Democrática. La constelación que se formó alrededor de ella, no sin méritos que hemos reconocido, nos llevó primero a la tragedia de abril de 2002, luego a la sangría suicida del paro, finalmente a la enervante derrota del revocatorio. (Para no agregar al inventario una nutrida colección de derrotas menores). No hay vuelta de hoja. No podemos atender más nunca a esa dirigencia. (…) Hay que decir estas cosas, no para encontrar cabezas de turco, chivos expiatorios o dueños de la derrota, sino para destacar que tan desastrosos traspiés no son atribuibles a la ciudadanía que, como han dicho con razón muchos analistas, ha trascendido a sus líderes ostensibles y asistido heroicamente a cuanta batalla le propusieran quienes se suponía más duchos que el ciudadano común en asunto político. (…) De modo que ahora el país necesita nuevos líderes y una nueva especie, con código genético diferente, de organizaciones políticas. Bofetada terapéutica, 19 de agosto de 2004.

Para abreviar, un salto a treinta y tres años atrás:

Intervenir la sociedad con la intención de moldearla in­volucra una responsabilidad bastante grande, una responsa­bilidad muy grave. Por tal razón, ¿qué justificaría la constitución de una nueva asociación política en Venezuela? ¿Qué la justificaría en cualquier parte? Una insuficiencia de los actores políticos tradicionales sería parte de la justificación si esos actores estuvieran incapacitados para cambiar lo que es necesario cambiar. Y que ésta es la situación de los actores políticos tradicio­nales es justamente la afirmación que hacemos. Y no es que descalifiquemos a los actores políticos tra­dicionales porque supongamos que en ellos se encuentre una mayor cantidad de malicia que lo que sería dado esperar en agrupaciones humanas normales. Los descalificamos porque nos hemos convencido de su in­capacidad de comprender los procesos políticos de un modo que no sea a través de conceptos y significados altamente inexactos. Los desautorizamos, entonces, porque nos hemos convencido de su incapacidad para diseñar cursos de acción que resuelvan problemas realmente cruciales. El espacio in­telectual de los actores políticos tradicionales ya no puede incluir ni siquiera referencia a lo que son los ver­daderos problemas de fondo, mucho menos resolverlos. Proyecto SPV, 8 de febrero de 1985.

Alexis de Tocqueville (en L’Ancien Régime et la Révolution, 1856) postuló que “el verdadero arte del Estado” requería “una clara percepción de la forma como la sociedad evolu­ciona, una conciencia de las tendencias de la opinión de las masas y una capacidad para predecir el futuro”.

………

Suficiente; podría insertar una docena o más de advertencias de esa naturaleza. Añado sólo sobre el tema de la corrupción en filas opositoras una pregunta de Edgardo Agüero, en medio de entrevista que me hiciera para el semanario La Razón, y mi respuesta:

Hay quienes afirman que existen factores dentro de la MUD que en función de sus intereses políticos y pecuniarios, juegan a favor del gobierno. ¿Qué habrá de cierto en ello?

Mi aproximación a la política es clínica. Si un médico intentara curar un hígado enfermo tratando célula por célula se volvería loco; por eso no me intereso por la chismografía política acerca de actores particulares. Si tuviera que descalificar a algún actor político no lo haría por su negatividad, sino por la insuficiencia de su positividad. No me intereso por esa clase de asuntos. La Razón como anfitrión, 29 de junio de 2015.

………

La nota de Costa del Sol FM cierra con tres minifichas acerca de dirigentes opositores perseguidos:

Leopoldo López, fundador de Voluntad Popular

El ex alcalde de municipio Chacao fue inhabilitado en 2008 por la Contraloría. En 2014 lo encarcelaron y en 2015 lo sentenciaron a más de 13 años de prisión por supuesta incitación pública a la violencia en las manifestaciones de 2014. En la actualidad tiene casa por cárcel.

Henrique Capriles, líder de Primero Justicia

El ex gobernador de Miranda participó en las elecciones de 2012 como adversario de Hugo Chávez, y en las de 2013 contra Nicolás Maduro. En 2017, a un año de celebrarse las presidenciales, fue inhabilitado por 15 años debido a supuestos hechos de corrupción.

María Corina Machado, coordinadora de Vente Venezuela

En 2011 comenzó su ejercicio como miembro de la Asamblea Nacional. En 2014 fue acreditada como representante alterna de Panamá ante la OEA. El presidente de la AN de entonces, Diosdado Cabello, dijo que había perdido su condición de diputada. Ese mismo año fue investigada por la Fiscalía por supuesta conspiración.

El suscrito interpuso ante el Tribunal Supremo de Justicia, el 11 de agosto de 2008, una denuncia de inconstitucionalidad de la decisión #1.265 de su Sala Constitucional—Violación denunciada—, que sostuvo la inhabilitación de la Contraloría General de la República contra Leopoldo López, Enrique Mendoza y un centenar adicional de ciudadanos. (La misma argumentación refuta la posterior inhabilitación de Capriles del año pasado). El TSJ ni siquiera se dio por aludido.

En el caso del despojo de la investidura de Ma. Corina Machado como diputada, dediqué dos programas seguidos de Dr. Político en RCR (#88 y #89, del 29 de marzo y 5 de abril de 2014, respectivamente) a su defensa. Como era de esperar, no causaron el menor efecto. LEA

___________________________________________________________

 

Share This: