José Rafael Revenga en el Palacio Legislativo (2016)

 

Hoy es el día de cumpleaños de José Rafael Revenga Gorrondona, nacido en París y graduado en Filosofía de la Universidad de Lovaina. Sus padres fueron Don Rafael Domingo Revenga y Doña Luisa Gorrondona, pero José Rafael tuvo además tres padres putativos, cuyo calibre indica el de su hijo de adopción; ellos fueron nada menos que Juan David García Bacca, Pedro Grases y Arturo Úslar Pietri. Ése es el hombre que fue mi profesor y todavía lo sigue siendo:

A mediados de la década de los sesenta, estimulado por una incesante alimentación intelectual provista por José Rafael Revenga—mi profesor de Filosofía Política y Social en la Universidad Católica Andrés Bello—, inicié mi inmersión en temas de lógica y filosofía de la ciencia. (El paradigma jurídico-militar, 26 de julio de 2017).

Otras veces he dicho, sin faltar a la verdad, que JRR nos regaló la modernidad a quienes fuimos sus alumnos en la Escuela de Ciencias Sociales que fundara el impar Arístides Calvani. Los autores que nos hizo conocer—Anatol Rapoport, Herman Kahn, Kenneth Boulding, John von Neumann, Marshall McLuhan, Daniel Bell…—abrieron nuevos caminos al rico pensamiento del siglo XX, que recorrimos de la mano de nuestro profesor.

Su estirpe es honrosísima: comparte sus nombres con su tatarabuelo, José Rafael Revenga Hernández, enviado de la República de Venezuela a los Estados Unidos en 1811, Secretario de Simón Bolívar en Cartagena en 1815, versado en “el método de enseñanza mutua de Lancaster, así como contabilidad y economía política”—Diccionario de Historia de Venezuela, Fundación Empresas Polar—disciplinas que aprendió mientras residiera en los EEUU entre 1816 y 1817. Ese antepasado contribuyó a la fundación del Correo del Orinoco (del que fue director), se desempeñó como Ministro de Hacienda y Relaciones Exteriores de la República de Colombia (nombrado por Bolívar) desde su creación en 1819 hasta 1821 cuando, acompañado por Tiburcio Echeverría, fue enviado extraordinario ante la Corte de Madrid para negociar la paz, comisionado luego para lograr el reconocimiento de Colombia por Gran Bretaña (lo que se obtuvo en 1825), nombrado Secretario de Relaciones Exteriores de la nueva nación y miembro de su Consejo de Estado en ese mismo año, enviado a Venezuela por el Libertador como Ministro de Hacienda en 1828, elegido diputado en 1844. Tres años más tarde presidía el Banco Nacional, y en 1850 José Tadeo Monagas le encargaba una vez más nuestra Cancillería. De tal prócer pudiera venirle a nuestro contemporáneo su dominio del tema político y las ciencias de este campo.

La biblioteca de JR es verdaderamente envidiable, tanto como su erudición en materias como la política mundial, la polemología o la industria petrolera. Mantiene una red de relaciones que le permite estar altamente informado de nuestro proceso político y es por eso seguro consejero además de oportuno amigo, presto siempre al café cordial o la ocasional copa de vino de Jerez. En Krisis – Memorias Prematuras (1986) dejé constancia de que la suya era “una de las mentes más admirables que yo he conocido”.

En este día, pues, le hago llegar mis más cordiales y agradecidas felicitaciones. LEA

………

He aquí una conversación de José Rafael Revenga con Fausto Masó por Radio Caracas Radio, del 4 de noviembre de 2016. No pareciera que hemos aprendido mucho desde entonces.

__________________________________________________________

 

Share This: