¿Una ocasión de oro?

 

Hace tres días el encuestador Jesús Seguías intentó convencer al Partido Socialista Unido de Venezuela de acoger el esquema del Departamento de Estado norteamericano para una “transición” política en el país. Así puso en Twitter (destacado de este blog):

JESUS SEGUIAS

@JesusSeguias

27 abr.

El PSUV necesita con urgencia pasar a la oposición. Tanto tiempo en el poder les ha sido fatal. Necesitan cambios. Y desde el poder, jamás podrán lograrlo. Los intereses creados no lo permiten. Hoy USA les hace una propuesta de oro, de mínimos costos. No deben pensarlo mucho.

¿Dónde está el oro en el esquema del Departamento de Estado de los EE. UU., analizado acá en Primer trimestre ido el pasado 1º de abril? La propuesta “dorada” tiene título: Marco de transición democrática para Venezuela, y está fechada el último día del mes anterior. Seguías debe referirse a las siguientes “concesiones” de un país extranjero que no debe meterse en asuntos que únicamente corresponde dilucidar a los venezolanos:

1. Después de la disolución de la Asamblea Nacional Constituyente, que sólo ella misma o un referendo popular podrían decidir—”como se expuso en los programas #268#286 de Dr. Político en RCR, del 30 de septiembre de 2017 y 24 de febrero de 2018 respectivamente, un referendo sí podría disolver la constituyente actual y hasta anular todos sus actos”. (En nota al pie de Copiado, José Luis, del 15 de abril de 2020)—, “Los Estados Unidos levantan las sanciones impuestas a los miembros de la ANC debido a su condición de miembros de la misma”.

2. “Tras la selección de un nuevo CNE y TSJ, los Estados Unidos levantan las sanciones impuestas a los ex miembros del CNE y TSJ debido a su condición de miembros en esos cuerpos”.

3. “Una vez que se establezca el Consejo de Estado y las fuerzas militares extranjeras se hayan marchado (a menos que su presencia sea aprobada por las tres cuartas partes de los votos de la AN), se suspenderán las sanciones de los Estados Unidos contra el Gobierno de Venezuela, PDVSA y el sector petrolero”.

4. “El Consejo de Estado nombrará un nuevo gabinete de ministros. Los Estados Unidos levantarán las sanciones a los ex miembros del gabinete que se deban a su desempeño en sus cargos anteriores. Estados Unidos también levanta las sanciones a los miembros de la FANB que se basan en su posición en la institución”.

5. “El Consejo de Estado establecerá una fecha para elecciones simultáneas presidenciales y de la AN en 6 a 12 meses. Cualquier ciudadano venezolano elegible de conformidad con la Constitución de 1999 podrá competir en las elecciones”.

Finalmente, estas dos “garantías”: a. El Alto Mando Militar (Ministro de Defensa, Viceministro de Defensa, Comandante del CEOFANB y Jefes de Servicio) permanecerá en sus puestos durante el gobierno de transición”. b. Las autoridades estatales o locales permanecerán vigentes durante el período de transición”.

………

Así se puso en Primer trimestre ido: “Es inadmisible tal intromisión estadounidense—una más—, fundada en la crasa ignorancia de nuestra constitucionalidad y su irrespeto. Dicho esto, admitiré como infortunada realidad que el parto teratológico acá comentado parecerá ingenioso y digno de aplauso a aquellos que pondrán en él toda su muy extraviada esperanza, aunque implique el sacrificio de Guiado Guaidó. El gobierno gringo cree que ‘se la comió’, pero el insólito documento es, entre otras cosas, la admisión de que su títere debe ser regresado al baúl del ventrílocuo”.

Y es que, además de la inadmisible intromisión, la proposición de un Consejo de Estado para presidir la República es enteramente inconstitucional. (“Todos los poderes asignados al Presidente por la Constitución serán conferidos exclusivamente al Consejo de Estado”). Eso no puede aceptarse, ni siquiera porque se formulara como caramelito: “Los EE. UU. y la Unión Europea levantarán las sanciones impuestas a aquellos que reivindicaron autoridad presidencial que se deban a su desempeño en sus cargos anteriores, una vez que el Consejo de Estado esté funcionando y esas personas renuncien a cualquier reclamo adicional sobre cargos ejecutivos y reconozcan al Consejo de Estado como el único Poder Ejecutivo”.

Nadie que proponga, venezolano o extranjero, que se viole nuestra Constitución, está asistido de la razón. No, Sr. Seguías; eso no es “una propuesta de oro, de mínimos costos”. Los costos de violar la Constitución son enormes, como son los de acoger una impertinente intromisión extranjera en nuestro atribulado proceso político. Las violaciones de nuestra Constitución no se corrigen con otras peores. LEA

___________________________________________________________

 

Share This: