Esta entrada es esencialmente una actualización de notas publicadas acá del 6 al 13 de este mes: Los peñeros invasores de Goudreau (¿y Guaidó?), Cuatro veces jota (y no es aragonesa) y El “ridículo” intento fallido de golpe en Venezuela, explicado. Ella se contrae a reproducir la primera página de una gestión de cobro por un bufete de abogados (VolkLaw) dirigida a Juan Guaidó, con copias a Carlos Vecchio y Sergio Vergara, en lista de remitentes que incluye a los nombrados junto con J. J. Rendón, Fernando Blasi (Agregado Comercial del Consulado de Venezuela en Miami) y Manuel J. Retureta.

El asunto de la actuación legal, explícito al pie de la imagen, es el “Pago vencido debido por la Administración a SilvercorpUSA relativo al Anexo A del Acuerdo General de Servicios del 16 de octubre de 2019″. La cláusula del anexo que especifica los “servicios” requeridos por Guaidólar & Cía. está reproducida en El “ridículo” intento fallido de golpe en Venezuela, explicado; son éstos:

Los Asesores del Proveedor de Servicios aconsejarán y asistirán al Grupo Asociado en la planificación y ejecución de una operación para capturar/detener/remover a Nicolás Maduro (en lo sucesivo “Objetivo Primario”), remover el Régimen actual e instalar al Presidente venezolano reconocido Juan Guaidó.

La “Administración” es el término empleado en el convenio entre las partes para referirse al grupo formado por Guaidólar, Rendón, etcétera. En esa misma entrada consta que el propio Rendón “le mostró al Guardian algunos mensajes de texto que Goudreau le envió durante ese tiempo. ‘Obtendré el 1,5 [un millón y medio de guaidólares] de manera legal. Qué pena’”. Guerra avisada, pues, y la acreencia no ha expirado de ningún modo; se trata de un adelanto no sujeto al éxito de los confabulados. (Rendón, que desde entonces ha “renunciado” a su puesto en la “Administración” en intento de salvar políticamente a Guaidólar y barrer la basura bajo la alfombra, sigue teniendo responsabilidad legal en ese brollo, que fuera convenido antes de tan ineficaz “salida”. Guaidólar también, naturalmente, aunque él cuenta con los recursos de Citgo para hacer frente a tan molesta contingencia).

Es digna de notar la fecha de la gestión de cobro: 28 de abril de 2020, cuarenta y ocho horas antes del inicio de la aventura, cinco días antes de que los mercenarios llegaran a las playas. LEA

___________________________________________________________

 

Share This: