Nietzsche-Porras-Revenga

Federico Nietzsche (1844-1900)

 

Más allá del bien y del mal. Preludio de una filosofía del futuro (en el original alemán: Jenseits von Gut und Böse. Vorspiel einer Philosophie der Zukunft, 1886) es uno de los textos fundamentales de la filosofía del siglo XIX, del filósofo alemán Friedrich Nietzsche. Publicado en 1886 a costa del mismo autor, el libro no recibió en un principio mucha atención. Nietzsche atacaba en él lo que consideraba vacuidad moral de los pensadores de su siglo, falta de todo sentido crítico de los autodenominados moralistas y su pasiva aceptación de la moral heredada judeo-cristiana. Más allá del bien y del mal recorre todos los temas fundamentales de la madurez filosófica de Nietzsche, y en parte puede ser leído como un desarrollo, en términos más directos, de las ideas que el autor ya había propuesto en un sentido más metafórico en Así habló Zaratustra (Also Sprach Zarathustra).

Wikipedia en Español

_______________________

 

Alba Fernández Ron de Revenga me ha recordado que Baltazar Cardenal Porras y José Rafael su esposo sostenían intensas discusiones acerca de la obra de Federico Nietzsche, pensador por quien guardo profunda admiración. (Aunque sólo fuese por este lema de La ciencia gaya, una de mis citas favoritas: «Sin la música, la vida sería una equivocación»).

En la entrada inmediatamente anterior, indiqué esto de JRR: «Lo conocí en octubre de 1963, como mi profesor de Filosofía Social y Política en la Escuela de Ciencias Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello». Al año siguiente, Alberto Micheo S. J. nos instruía en Doctrina Social de la Iglesia y sorprendentemente, en lugar de encíclicas papales, nos hizo leer ¡a Feodor Dostoievsky (Los hermanos Karamazov) y a Friedrich Nietzsche (Más allá del bien y del mal)!

Por razones musicales yo había explorado, sin concluir su lectura, una obra previa de este último autor: Also sprach Zarathustra:

Richard Strauss – Así hablaba Zaratustra – Fanfarria de apertura (Georg Solti, Orquesta Sinfónica de Chicago)

 

La incompleta exploración de la obra, comprada en Mérida en 1962, logró entusiasmarme con este trozo:

Zaratustra bajó de la montaña y habló de las tres transformaciones del alma. Primero, dijo, es como un camello: un espíritu sacrificado que pide las cargas más pesadas. El camello se convierte entonces en león: “Para crearse la libertad y un santo No, aun enfrente del deber; para eso, hermanos míos, hace falta el león”, prosiguió Zaratustra.

Después preguntó y se contestó él solo: “Pero decidme, hermanos, ¿qué puede hacer el niño que no haya podido hacer el león? ¿Para qué hace falta que el fiero león se trueque en niño? El niño es inocencia y olvido, un nuevo comenzar, un juego, una rueda que gira sobre sí, un primer movimiento, una santa afirmación”.

Así hablaba Zaratustra.

………

Pero la lectura de Más allá del bien y del mal resultó ser una verdadera revelación, que percibí como un sismo de todo lo que había pensado hasta mis veinte años, cuando me topé con las enseñanzas del padre Micheo. Es por eso que transcribo a continuación el prefacio de la obra que me sacudiera como ninguna otra.

Prólogo

Suponiendo que la verdad sea una mujer… ¿Cómo? ¿No está justificada la sospecha de que todos los filósofos, en la medida en que han sido dogmáticos, han entendido poco de mujeres, de que la estremecedora seriedad, la torpe insistencia con que hasta ahora han solido acercarse a la verdad eran medios inhábiles e ineptos para conquistar los favores precisamente de una hembra? Lo cierto es que la verdad no se ha dejado conquistar, y hoy toda especie de dogmática está ahí en pie, con una actitud de aflicción y desánimo. (¡Si es que en absoluto permanece en pie!) Pues burlones hay que afirman que ha caído, que toda dogmática yace por el suelo, incluso que toda dogmática se encuentra en las últimas.

Hablando en serio, hay buenas razones que abonan la esperanza de que todo dogmatizar en filosofía, aunque se haya presentado como algo muy solemne, muy definitivo y válido, acaso no haya sido más que una noble puerilidad y cosa de principiantes, y tal vez esté muy cercano el tiempo en que se comprenderá cada vez más qué es lo que propiamente ha bastado para poner la primera piedra de esos sublimes e incondicionales edificios de filósofos que los dogmáticos han venido levantando hasta ahora, una superstición popular cualquiera procedente de una época inmemorial—como la superstición del alma, la cual, en cuanto superstición del sujeto y superstición del yo, aún hoy no ha dejado de causar daño—, acaso un juego cualquiera de palabras, una seducción de parte de la gramática o una temeraria generalización de hechos muy reducidos, muy personales, muy humanos, demasiado humanos.

La filosofía de los dogmáticos ha sido, esperémoslo, tan sólo un hacer promesas durante milenios como lo fue, en una época aún más antigua, la astrología, en cuyo servicio es posible que se hayan invertido más trabajo, dinero, perspicacia, paciencia que los invertidos hasta ahora en favor de cualquiera de las verdaderas ciencias. A la astrología y a sus pretensiones «sobreterrenales» se debe en Asia y en Egipto el estilo grandioso de la arquitectura. Parece que todas las cosas grandes, para inscribirse en el corazón de la humanidad con sus exigencias eternas, tienen que vagar antes sobre la tierra cual monstruosas y tremebundas figuras grotescas. Una de esas figuras grotescas fue la filosofía dogmática, por ejemplo la doctrina del Vedanta en Asia y en Europa el platonismo. No seamos ingratos con ellas, aunque también tengamos que admitir que el peor, el más duradero y peligroso de todos los errores ha sido hasta ahora un error de dogmáticos, a saber, la invención por Platón del espíritu puro y del bien en sí.

Sin embargo, ahora que ese error ha sido superado, ahora que Europa respira aliviada de su pesadilla y que al menos le es lícito disfrutar de un mejor sueño, somos nosotros, cuya tarea es el estar despiertos, los herederos de toda la fuerza que la lucha contra ese error ha desarrollado y hecho crecer. En todo caso, hablar del espíritu y del bien como lo hizo Platón significaría poner la verdad cabeza abajo y negar el perspectivismo, el cual es condición fundamental de toda vida. Incluso, en cuanto médicos, nos es lícito preguntar: «¿De dónde procede esa enfermedad que aparece en la más bella planta de la Antigüedad, en Platón?, ¿es que la corrompió el malvado Sócrates?, ¿habría sido Sócrates, por lo tanto, el corruptor de la juventud?, ¿y habría merecido su cicuta?»

Pero la lucha contra Platón o, para decirlo de una manera más inteligible para el «pueblo», la lucha contra la opresión cristiano-eclesiástica durante siglos—pues el cristianismo es platonismo para el «pueblo»—ha creado en Europa una magnífica tensión del espíritu, cual no la había habido antes en la tierra.

Con un arco tan tenso nosotros podemos tomar ahora como blanco las metas más lejanas. Es cierto que el hombre europeo siente esa tensión como una tortura; y ya por dos veces se ha hecho, con gran estilo, el intento de aflojar el arco, la primera, por el jesuitismo, y la segunda, por la ilustración democrática, ¡a la cual le fue dado de hecho conseguir, con ayuda de la libertad de prensa y de la lectura de periódicos que el espíritu no se sintiese ya tan fácilmente a sí mismo como «tortura»!

Los alemanes inventaron la pólvora —¡todos mis respetos por ello!, pero volvieron a repararlo—, inventaron la prensa. Mas nosotros, que no somos ni jesuitas ni demócratas, y ni siquiera suficientemente alemanes, nosotros los buenos europeos y espíritus libres, muy libres ¡nosotros la tenemos todavía, tenemos la tortura toda del espíritu y la entera tensión de su arco!

Y acaso también la flecha, la tarea y—¿quién sabe?—incluso el blanco

Sils-Maria, Alta Engadina, en junio de 1885

………

No sé qué añadir que tenga algún sentido, salvo un enlace desde el que puede descargarse gratuitamente el texto completo de Más allá del bien y del mal (en formato .pdf). LEA

____________________________________________________________

 

Share This:

Conan el Sabio

A José Gabriel, el menor de los Alcalá-Corothie (nueve años menor que Arnold), quien me hiciera conocer el video colocado a continuación

 


Arnold Schwarzenegger habla al pueblo y el ejército de Rusia

 

Arnold Alois Schwarzenegger*  Thal, Estiria, Austria, 30 de julio de 1947, es un actor, empresario, político y exfisicoculturista profesional austroestadounidense. Ejerció como trigésimo octavo gobernador del Estado de California en dos mandatos desde 2003 hasta 2011.

Wikipedia en Español

 

* Schwarze se traduce del alemán como negro, negger también. El catire Arnold es, según su apellido, doblemente negro. (O negro oscuro; negro negrito).

………

Última hora, en cable de Reuters:

PEKÍN, 18 mar -El presidente chino, Xi Jinping, dijo el viernes a su par estadounidense, Joe Biden, que los conflictos y enfrentamientos como los que se están produciendo en Ucrania no benefician a nadie, según reportaron los medios estatales de China.

Se esperaba que Biden dijera a su homólogo chino que Pekín pagaría un precio muy alto si apoya la invasión, una advertencia que llega en un momento de creciente acritud entre las dos naciones.

Las relaciones de estado a estado no pueden avanzar a una fase de confrontación, y los conflictos y enfrentamientos no benefician a nadie, dijo Xi a Biden en una videollamada.

“La crisis de Ucrania es algo que no queremos ver”, sostuvo el líder chino.

_____________________________________________________________

 

Share This:

Suite francesa compuesta por una ucraniana

Tomado del Blog del Club de Lectura Las Hormigas

La efímera paz de Irène Némirovsky y Michel Epstein

 

Una de dos: o supimos del vocablo suite en contexto hotelero—una habitación de tres piezas: sala de estar, recámara y baño—o lo escuchamos por primera vez junto con la música de la Suite del Cascanueces. En este caso, es un conjunto de piezas musicales que han sido extractadas de una obra mayor, a modo de sinopsis o muestrario. Pero antes se llamaba suite a un grupo de danzas; la suite clásica estaba formada por cuatro con nombres franceses: allemande, courante, sarabande y gigue, pues en ese orden fueron establecidas en Francia en el siglo XVII, y el nombre mismo—suytte—fue empleado por vez primera en ese país a fines del XVI. Decir, por tanto, Suite francesa es algo redundante, pues son franceses los inventores de esa forma musical. Luego aumentaría el número de partes, especialmente en las benignas manos alemanas de Juan Sebastián Bach.

La Suite francesa de Irène Némirovski se llama así porque estaba planeada como una suite musical. Irène hizo una lista de los títulos que pensaba escribir: 1. Tempestad, 2. Dolce, 3. Cautividad, 4. ¿Batallas?, 5. ¿La paz? Nunca pudo escribir los tres últimos libros, aunque dejó notas y el planteamiento de ellos en su manuscrito.

Esta suite inconclusa fue el libro que leímos las Hormigas, mi club de lectura, en septiembre [de 2011]. Lo más impresionante es la historia real tras la novela: la que la autora escribe, en vivo y directo, en letra minúscula en un cuaderno, lo suficientemente pequeño como para llevarlo siempre con ella, mientras su mundo conocido se desplomaba. Dejó en él su testimonio de los horrores de la guerra, de la huida enloquecida de los parisinos ante la amenaza de la destrucción de París por los alemanes. Tuvo esta escritora presencia de ánimo como para observar los pequeños eventos cotidianos, la atracción siempre latente entre los sexos, la envidia, la fatuidad, la cobardía, la honradez y la crueldad; en resumen, todas las características buenas y malas del ser humano, ampliadas por el miedo, el hambre y la incertidumbre. Las comparaba con la absurda continuidad de la naturaleza, con su indetenible y hermoso cambio de estaciones, con su belleza, impertérrita ante el desastre provocado por los seres pensantes.

Es sorprendente que, siendo Irène judía de nacimiento y conocida por la crítica constante que hacía a las costumbres de sus iguales, ninguno de los personajes de su historia es judío. Puede ser que temiera que su manuscrito cayera en malignas manos alemanas para servirles de confesión involuntaria.

Es intrigante que en ningún momento relate la historia política de la guerra, la que muchos narrarían después de ella. La usa, sin describirla, no más que en trazos, como telón de fondo para pintar la belleza y la mezquindad de la historia humana.

Como cuenta la nieta de la autora, este manuscrito no pudo ser terminado. Las dos secciones que podemos leer tal vez hubiesen sido pulidas, mejoradas por la autora, de no habérsele presentado la muerte a manos de aquellos alemanes que ella describió con benevolencia. La primera, Tempestad, es el relato del loco éxodo de los franceses ante la amenaza de la destrucción de París por las bombas y la inminente ocupación germana de la ciudad luz. La autora, al final, pone de manifiesto la ironía de aquel esfuerzo, pues París no fue tocada y, cuando volvieron, los habitantes encontraron la ciudad intacta. La novela es una crítica aguda de las costumbres burguesas de los franceses de esa época. Se puede encontrar en ella similitudes con nuestro particular presente histórico: con los que emigran por miedo, con los que no se percatan del peligro real, con los que son indiferentes ante los acontecimientos.

La segunda parte, Dolce, cuenta la historia de un pueblo francés ocupado por los invasores, las relaciones humanas plagadas del temor por el enemigo, de la incertidumbre ante la vida o la muerte del pueblo ocupado, de la incontenible atracción sexual entre los jóvenes que logra vencer el odio y sobreponerse a la guerra. Describe a los alemanes, menos como enemigos que como hombres, con asombrosa objetividad, como terminaron viéndolos las francesas jóvenes luego de una convivencia de años; a fin de cuentas, los hombres jóvenes franceses estaban fuera de su alcance, en el frente de batalla.

A pesar de los trágicos acontecimientos del momento, Suite francesa puede ser considerada una novela liviana, por sus descripciones exhaustivas del paisaje, por el fino sentido del humor con que narra y da cuenta de los acontecimientos más sencillos de la vida cotidiana de aquellas personas. María Isabel Ruán, nuestra hormiga psicóloga, encontró una explicación lógica ante esta aparente inconciencia o evasión de la realidad. Ella dice que la autora—quien escribía la novela mientras se desarrollaban los acontecimientos—tal vez encontraba en la escritura de la novela el escape necesario para no volverse loca con el horror y el miedo que estaba viviendo. Para Irène Némirovski, judía de nacimiento y convertida al catolicismo por temor, escribir era terapéutico y le permitía sobrellevar el desquiciante paralelismo entre la cotidianeidad y la guerra. Convirtió su oficio en una catarsis.

El texto es inteligente, sus descripciones son detalladas y hermosas, retratan perfectamente la capacidad de abstracción de la autora ante aquel desastre. El discreto humor subyacente, el fiel retrato de las emociones humanas, sus precisas descripciones de la naturaleza nos dejaron entrever la fina sensibilidad de esta escritora joven, víctima de la Segunda Guerra Mundial, antes que la alcanzaran la tortura y la muerte enferma de tifus, en Auschwitz.

………

Irène Némirovsky nació en Kiev en 1903 y murió en 1942. De su matrimonio con Michel Epstein tuvo dos hijas. Fue detenida el 13 de septiembre de 1942. Cuando la llevaban, dijo a sus hijas: “Ahora salgo de viaje”.

………

En 2015, la segunda parte de la novela de Némirovsky fue la base de una película con guión y dirección de Saul Dibb, Suite Française. He aquí, de la música compuesta por Rael Jones para el filme, el Tema de Bruno:

 

Nacha Sucre

………

Artículo sobre la novelista ucraniana en Wikipedia en Español.

_____________________________________________________________

 

Share This:

Habla el líder ucraniano

Lo que sigue es la presentación, traducida al español, de una edición especial de The Economist en correo de ayer que lleva por título

 

Cómo Volodymyr Zelensky encontró su rugido

 

Volodymir Zelenski

 

En la mañana del 26 de febrero, Volodymyr Zelensky publicó un video de sí mismo en Twitter. Después de una noche de los peores combates que se hubieran visto en Kiev desde la Segunda Guerra Mundial, y de la propaganda de Moscú que afirmaba que había huido de la capital por miedo, el Presidente de Ucrania salió de su oficina con los ojos rojos y sin afeitar. Sostenía un teléfono inteligente en su mano derecha mientras se filmaba caminando frente a la Casa con Quimeras, un famoso punto de referencia de Kiev que sirve como residencia presidencial. Sonrió a la cámara y declaró: “¡Buenos días a todos los ucranianos! Hay por ahí muchos bulos*pero aquí estoy”.

Zelensky parecía exhausto pero feliz: feliz de estar vivo, feliz de que Kiev no hubiera caído y feliz de desempeñar el papel de líder nacional, manteniendo su calma y su país juntos en la hora más oscura de sus 30 años de historia como estado independiente. Ése no era el papel que había elegido, sino el que se le impuso cuando Rusia invadió a Ucrania el 24 de febrero. Lo ha desempeñado con dignidad, fuerza y ​​una pizca de humor. Cuando Estados Unidos se ofreció a llevarlo por aire a un lugar seguro, él respondió: “La lucha está aquí; Necesito munición antitanque, no un aventón”.

La noche anterior, en un discurso en Moscú, Vladimir Putin, el presidente de Rusia, se había comprometido a eliminar a Zelensky. El presidente de Ucrania es un hablante nativo de ruso con ascendencia judía. No obstante, hirviendo de odio, Putin lo había calificado a él y a su gobierno como “nazis consumidores de drogas”.

Si la fortuna favorece a Zelensky, es porque tiene la virtud que le falta a Putin: dice la verdad por su pueblo.¶

Arkady Ostrovsky Editor para Rusia y Europa Oriental

………

* bulo Quizá del caló bul ‘porquería’. 1. m. Noticia falsa propalada con algún fin.                                                                                                                     

                                                                             Diccionario de la Lengua Española

………

Artículo sobre Zelenski en Wikipedia en Español

____________________________________________________________

 

Share This:

Kissinger sobre la situación ucraniana

Henry Kissinger

 

Cómo puede terminar la crisis de Ucrania

por Henry Kissinger

 

La discusión pública sobre Ucrania tiene que ver con la confrontación. Pero ¿sabemos adónde vamos?  He visto En mi vida cuatro guerras comenzadas con gran entusiasmo y apoyo público, todas las cuales no supimos terminar y de tres de las cuales nos retiramos unilateralmente. La prueba de la política es cómo termina, no cómo comienza.

Con demasiada frecuencia, la cuestión de Ucrania se plantea como un enfrentamiento: si Ucrania se une al Este o al Oeste. Pero para que Ucrania sobreviva y prospere, no debe ser un puesto de avanzada de ninguno de los lados contra el otro; debe funcionar como un puente entre ellos.

Rusia debe aceptar que tratar de forzar a Ucrania a convertirse en un satélite y, por lo tanto, una nueva modificación de las fronteras de Rusia condenaría a Moscú a repetir su historia de ciclos autocumplidos de presiones recíprocas con Europa y Estados Unidos.

Occidente debe entender que, para Rusia, Ucrania nunca puede ser simplemente un país extranjero. La historia rusa comenzó en lo que se llamó la Rus de Kiev. La religión rusa se extendió desde allí. Ucrania ha sido parte de Rusia durante siglos, y sus historias ya estaban entrelazadas antes de esa fecha. Algunas de las batallas más importantes por la libertad rusa, comenzando con la Batalla de Poltava en 1709, se libraron en suelo ucraniano. La Flota del Mar Negro, el medio de Rusia para proyectar su poder en el Mediterráneo, tiene su base en arrendamiento a largo plazo en Sebastopol, en Crimea. Incluso disidentes tan famosos como Aleksandr Solzhenitsyn y Joseph Brodsky insistieron en que Ucrania era una parte integral de la historia rusa y, de hecho, de Rusia.

La Unión Europea debe reconocer que su burocrática morosidad, y la subordinación del elemento estratégico a la política interna en la negociación de la relación de Ucrania con Europa, contribuyeron a convertir una negociación en una crisis. La política exterior es el arte de establecer prioridades.

Los ucranianos son el elemento decisivo. Viven en un país con una historia compleja y una composición políglota. La parte occidental se incorporó a la Unión Soviética en 1939, cuando Stalin y Hitler se repartieron el botín. Crimea, el 60 por ciento de cuya población es rusa, pasó a formar parte de Ucrania recién en 1954, cuando Nikita Jruschov, ucraniano de nacimiento, la otorgó como parte de la celebración del tricentenario de un acuerdo ruso con los cosacos. Occidente es mayoritariamente católico; el este es en gran parte ortodoxo ruso. En el oeste se habla ucraniano; en el este habla principalmente ruso. Cualquier intento de un ala de Ucrania de dominar a la otra, como ha sido el patrón, conduciría eventualmente a una guerra civil o una ruptura. Tratar a Ucrania como parte de una confrontación Este-Oeste hundiría durante décadas cualquier posibilidad de llevar a Rusia y Occidente, especialmente Rusia y Europa, a un sistema internacional cooperativo.

Ucrania ha sido independiente por solo 23 años; anteriormente había estado bajo algún tipo de dominio extranjero desde el siglo XIV. No es sorprendente que sus líderes no hayan aprendido el arte del compromiso, y menos aún el de la perspectiva histórica. La política de Ucrania posterior a la independencia demuestra claramente que la raíz del problema radica en los esfuerzos de los políticos ucranianos por imponer su voluntad en partes recalcitrantes del país, primero por una facción, luego por la otra. Ésa es la esencia del conflicto entre Viktor Yanukovich y su principal rival política, Yulia Tymoshenko. Representan las dos alas de Ucrania y no han estado dispuestos a compartir el poder. Una política sabia de EE. UU. hacia Ucrania buscaría una manera de que las dos partes del país cooperen entre sí. Debemos buscar la reconciliación, no el predominio de una facción.

Rusia y Occidente, y mucho menos las diversas facciones de Ucrania, no han actuado según este principio. Cada uno de estos actores ha empeorado la situación. Rusia no sería capaz de imponer una solución militar sin aislarse, en un momento en que muchas de sus fronteras ya son precarias. Para Occidente, la satanización de Vladimir Putin no es una política; es una coartada para la ausencia de una.

Putin debiera percatarse de que, cualesquiera que sean sus quejas, una política de imposiciones militares produciría otra Guerra Fría. Por su parte, los Estados Unidos necesitan evitar el tratamiento de Rusia como un aberrante al que debe enseñársele pacientemente las reglas de conducta establecidas por Washington. Putin es un estratega serio, montado sobre premisas de la historia rusa. La comprensión de los valores y la psicología de los EE. UU. no es sus punto fuerte. La comprensión de la historia y la psicología rusas tampoco ha sido un punto fuerte de los legisladores estadounidenses.

Los líderes de todos los bandos deben volver a examinar los resultados, no competir en posturas. Ésta es mi noción de un resultado compatible con los valores y los intereses de seguridad de todas las partes:

    • Ucrania debiera tener derecho a elegir libremente sus asociaciones económicas y políticas, incluso con Europa.
    • Ucrania no debiera unirse a la OTAN, una posición que asumí hace siete años, cuando se trató el punto por última vez.
    • Ucrania debe tener la libertad de crear cualquier gobierno compatible con la voluntad expresa de su pueblo. Los sabios líderes ucranianos optarían entonces por una política de reconciliación entre las diversas partes de su país. A nivel internacional, debieran adoptar una postura comparable a la de Finlandia. Esta nación no deja dudas sobre su fiera independencia y coopera con Occidente en la mayoría de los campos, pero evita cuidadosamente la hostilidad institucional hacia Rusia.
    • Es incompatible con las reglas del orden mundial existente que Rusia se anexe Crimea. Pero debiera ser posible poner la relación de Crimea con Ucrania sobre una base menos tensa. Con ese fin, Rusia reconocería la soberanía de Ucrania sobre Crimea. Ucrania debiera reforzar la autonomía de Crimea en elecciones celebradas en presencia de observadores internacionales. El proceso incluiría eliminar cualquier ambigüedad sobre el estado de la Flota del Mar Negro en Sebastopol.

Éstos son principios, no prescripciones. Las personas familiarizadas con la región saben que no todos son aceptables para todas las partes. La prueba no es la satisfacción absoluta sino la insatisfacción equilibrada. Si no se logra alguna solución basada en estos u otros elementos comparables, se acelerará la deriva hacia la confrontación. El tiempo para eso llegará muy pronto.

  • Kissinger fue Secretario de Estado de 1973 a 1977. Este artículo se publicó por primera vez en The Washington Post en 2014.

_____________________________________________________________

 

Share This:

Guerra en Ucrania

El mapa del NYT marca catorce sitios bombardeados en Ucrania

 

Lo que sigue ha sido traducido de correo del servicio de noticias proporcionado esta mañana por The New York Times (a las 7:51 a. m. hora de Caracas)

___________________________

 

Ha comenzado la guerra europea más significativa en casi 80 años

 

 

Temprano esta mañana en Ucrania, las tropas rusas cruzaron la frontera y los aviones y lanzamisiles rusos atacaron ciudades y aeropuertos ucranianos. Los ataques abarcaron gran parte del país, mucho más allá de las provincias fronterizas donde ha habido enfrentamientos esporádicos entre las naciones durante años.

El gobierno de Ucrania lo llamó “un ataque a gran escala desde múltiples direcciones”.

Se escuchó explosiones en Kiev, la capital, así como en más de una docena de otras ciudades. En un aeropuerto en las afueras de Kiev, los ataques con cohetes se dirigieron a aviones de combate ucranianos estacionados. En la ciudad portuaria sureña de Odessa, las tropas rusas llegaron desde el mar. En Lutsk, en la esquina noroeste de Ucrania, más cerca de Polonia que de Rusia, también se informó de explosiones.

Los ucranianos se apresuraron a refugiarse en las estaciones de autobús y metro. En Kiev, la gente empacó sus autos y esperó en largas colas por gasolina antes de salir de la ciudad. En el este de Ucrania, se formaron filas en cajeros automáticos y gasolineras.
“Es pánico, ¿no lo ves?” Yevheni Balai le dijo a Michael Schwirtz de The Times, señalando una cola de ucranianos ansiosos parados afuera de un banco cerrado en Slovyansk, en la parte este del país. “Han obtenido exactamente lo que querían los del otro lado: pánico y desestabilización”, dijo.

“Hemos vivido ocho años de guerra interminable”, dijo a The Times una mujer que dirige un banco de sangre en el este de Ucrania. “No hay a dónde correr. Toda Ucrania está explotando”.

Los detalles

Vladimir Putin, el presidente ruso, describió la invasión como “una operación militar especial” en lugar de una guerra, y Rusia dijo que los civiles no serían atacados. Pero Putin ha mentido repetidamente en el período previo a la invasión, y no estaba claro si esos comentarios tenían algún significado.

El Ministerio de Defensa de Rusia afirmó haber desactivado todas las defensas aéreas y bases aéreas de Ucrania alrededor de las 8 a.m. hora local, según Anton Troianovski, jefe de la oficina de The Times en Moscú. (Ucrania está siete horas por delante de Nueva York).

Putin advirtió a otros países que interferir con la invasión traería “consecuencias como nunca antes han experimentado en su historia”. Algunos analistas se preguntaron si esa línea equivalía a una amenaza de usar armas nucleares.

Poco antes de las 7 a. m. hora local, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, declaró la ley marcial y pidió a la gente que se quedara en casa y mantuviera la calma.

Las fuerzas ucranianas derribaron seis cazas rusos y un helicóptero durante intensas batallas para mantener el control de las ciudades, dijo un alto funcionario militar ucraniano. Las tropas ucranianas también afirman haber repelido, por el momento, los avances rusos sobre dos ciudades importantes: Chernihiv, en el norte, cerca de Bielorrusia, y Kharkiv, en el noreste, cerca de la frontera con Rusia.

El presidente Biden condenó el ataque “no provocado e injustificado”, calificándolo de “una guerra premeditada que traerá una pérdida catastrófica de vidas y sufrimiento humano”. Dijo que hoy anunciaría “sanciones severas” contra Rusia.

Tanto los demócratas como los republicanos en el Capitolio pidieron a Estados Unidos que apoye a Ucrania. “Si Putin no paga un precio devastador por esta transgresión, nuestra propia seguridad pronto estará en riesgo”, dijo el senador Chris Murphy, demócrata de Connecticut. El senador Ted Cruz, un republicano de Texas, dijo: “Estados Unidos apoyará a nuestros aliados ucranianos”, con ayuda continua, y responsabilizará a Putin.

La OTAN llevará a cabo una sesión de emergencia esta mañana, según Steven Erlanger de The Times. “La OTAN hará todo lo necesario para proteger y defender a todos los aliados”, dijo Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN. Ucrania no es miembro de la OTAN, pero su creciente cercanía con Estados Unidos y Europa occidental ha enfurecido a Putin.

Mientras Putin anunciaba la invasión, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas estaba en medio de una reunión de emergencia. Resultó en una escena notable, ya que los diplomáticos reaccionaron a la noticia. “No hay purgatorio para los criminales de guerra”, dijo el embajador de Ucrania a su homólogo ruso. “Se van directo al infierno, embajador”.

El gobierno de China buscó mantener su delicado acto de equilibrio en la crisis, reiterando los llamados a la diplomacia y aprobando las importaciones de trigo ruso, lo que podría suavizar el impacto de las sanciones occidentales.

En los mercados globales, el precio del petróleo superó los 100 dólares el barril. Los índices bursátiles asiáticos bajaron un 3 por ciento a las 6:20 a. m., hora del Este.

Daniel Dale de CNN ha compilado una lista de reporteros en Ucrania. Muchos rusos sienten una profunda inquietud por ir a la guerra. En Times Opinion, Richard Haass escribe: “Occidente debe mostrarle a Putin lo equivocado que está al elegir la guerra”.

………

(De correo ulterior)

NOTICIAS DE ÚLTIMA HORA

Actualizaciones en vivo: el gobierno de Ucrania prometió una «defensa total» cuando Rusia atacó a más de una docena de ciudades y pueblos en todo el país por tierra, aire y mar. (jueves, 24 de febrero de 2022 9:32 a. m. EST)

Funcionarios ucranianos dijeron que Rusia disparó misiles de crucero y balísticos contra aeródromos y cuarteles militares cerca de la capital, Kiev.

En tierra, las tropas rusas cruzaron la frontera con Ucrania en múltiples áreas a la vez.

_____________________________________________________________

 

Share This: