El discurso de la llegada

Hay desde hoy un nuevo presidente de los EEUU. Éste es su discurso justo después de su juramentación.

 

 

La política no tiene por qué ser un fuego furioso que destruye todo a su paso. Cada desacuerdo no tiene por qué ser causa de una guerra total. Y debemos rechazar la cultura en la que los hechos mismos son manipulados e incluso fabricados. (…) Debemos poner fin a esta guerra incivil que enfrenta al rojo contra el azul, lo rural a lo urbano, lo conservador a lo liberal. Podremos hacer esto si abrimos nuestras almas en lugar de endurecer nuestros corazones. (…) Vemos a la primera mujer en la historia de Estados Unidos elegida para un cargo nacional, la vicepresidenta Kamala Harris. No me digan que las cosas no pueden cambiar. (…) Hoy, en este día de enero, toda mi alma está en esto: unir a Estados Unidos, unir a nuestro pueblo, unir a nuestra nación. Y les pido a todos los estadounidenses que se unan a mí en esta causa. Joe Biden

………

A sus veintidós años de edad, Amanda Gorman es la poeta estadounidense más joven en recitar un texto suyo en la toma de posesión de un nuevo Presidente de los Estados Unidos. Hela aquí leyendo su poema The Hill We Climb (La colina que trepamos):

 

When day comes we ask ourselves,
where can we find light in this never-ending shade?
The loss we carry,
a sea we must wade
We’ve braved the belly of the beast
We’ve learned that quiet isn’t always peace
And the norms and notions
of what just is
Isn’t always just-ice
And yet the dawn is ours
before we knew it
Somehow we do it
Somehow we’ve weathered and witnessed
a nation that isn’t broken
but simply unfinished
We the successors of a country and a time
Where a skinny Black girl
descended from slaves and raised by a single mother
can dream of becoming president
only to find herself reciting for one
And yes we are far from polished
far from pristine
but that doesn’t mean we are
striving to form a union that is perfect
We are striving to forge a union with purpose
To compose a country committed to all cultures, colors, characters and
conditions of man
And so we lift our gazes not to what stands between us
but what stands before us
We close the divide because we know, to put our future first,
we must first put our differences aside
We lay down our arms
so we can reach out our arms
to one another
We seek harm to none and harmony for all
Let the globe, if nothing else, say this is true:
That even as we grieved, we grew
That even as we hurt, we hoped
That even as we tired, we tried
That we’ll forever be tied together, victorious
Not because we will never again know defeat
but because we will never again sow division
Scripture tells us to envision
that everyone shall sit under their own vine and fig tree
And no one shall make them afraid
If we’re to live up to our own time
Then victory won’t lie in the blade
But in all the bridges we’ve made
That is the promise to glade
The hill we climb
If only we dare
It’s because being American is more than a pride we inherit,
it’s the past we step into
and how we repair it
We’ve seen a force that would shatter our nation
rather than share it
Would destroy our country if it meant delaying democracy
And this effort very nearly succeeded
But while democracy can be periodically delayed
it can never be permanently defeated
In this truth
in this faith we trust
For while we have our eyes on the future
history has its eyes on us
This is the era of just redemption
We feared at its inception
We did not feel prepared to be the heirs
of such a terrifying hour
but within it we found the power
to author a new chapter
To offer hope and laughter to ourselves
So while once we asked,
how could we possibly prevail over catastrophe?
Now we assert
How could catastrophe possibly prevail over us?
We will not march back to what was
but move to what shall be
A country that is bruised but whole,
benevolent but bold,
fierce and free
We will not be turned around
or interrupted by intimidation
because we know our inaction and inertia
will be the inheritance of the next generation
Our blunders become their burdens
But one thing is certain:
If we merge mercy with might,
and might with right,
then love becomes our legacy
and change our children’s birthright
So let us leave behind a country
better than the one we were left with
Every breath from my bronze-pounded chest,
we will raise this wounded world into a wondrous one
We will rise from the gold-limbed hills of the west,
we will rise from the windswept northeast
where our forefathers first realized revolution
We will rise from the lake-rimmed cities of the midwestern states,
we will rise from the sunbaked south
We will rebuild, reconcile and recover
and every known nook of our nation and
every corner called our country,
our people diverse and beautiful will emerge,
battered and beautiful
When day comes we step out of the shade,
aflame and unafraid
The new dawn blooms as we free it
For there is always light,
if only we’re brave enough to see it
If only we’re brave enough to be it

___________________________________________________________

 

Share This:

El discurso del adiós

 

En tiempos cuando es de estilo—político que no lo practique es tenido por bobo—el autobombo y la procura del elogio desmedido hasta los límites del culto a la personalidad, sorprende recordar que uno de los más importantes documentos de la historia política de la humanidad, un cierto Discurso de Despedida, fuera publicado el 26 de septiembre de 1796 en el Independent Chronicle de Boston bajo el acápite de Miscelánea. (…) Se trataba nada menos que de la manifestación política testamentaria del “Padre” de los Estados Unidos, de su primer Presidente, de George Washington, de su Farewell Address, a siete días de su primera publicación en Filadelfia. Washington se hallaba próximo al término de su segundo período presidencial, y en vez de intentar la perpetuación de su poder hasta el 2021, optaba por alejarse de él y dar paso a nuevos gobernantes.

La mirada del adiós, 7 de junio de 2005

_________________________________________

 

 

 

Típico de Donald Trump. Con su escaso vocabulario—vi hace poco que se compondría de menos de 250 palabras—autocalifica su gestión presidencial como insólita, inaudita, nunca vista, amazing. ¿Por qué, entonces, no fue reelecto? LEA

………

“Throughout his campaign, President Donald Trump asserted his commonality with ‘the ordinary American’ through his use of language: he used a relatively small vocabulary, chose informal grammatical structures, and showed little concern for self-censorship. In his inaugural address he combined this populism with some of the tropes that are the conventions of political speeches.”  Universidad de Birmingham – Talking Trump: literally speaking.

………

Esta introducción sustancial cubre las tácticas de choque verbal divisivo de Trump durante su ascenso. Ofrece una historia de la oratoria presidencial y el estilo de discurso, analiza el uso de las redes sociales por parte de Trump y su ciclo de retroalimentación retórica con sus partidarios. Analiza la forma en que las “guerras culturales” por el llamado “lenguaje políticamente correcto” alimentan la popularidad de Trump y la consternación de sus críticos. Los partidarios de Trump a menudo rechazan la noción de que la elección de palabras crea problemas, argumentando en cambio que el cuidado lingüístico aviva la hipersensibilidad, o que evade las duras realidades que el lenguaje rudo describe simplemente. También sienten su estilo verbal simple y grosero, e incluso sus errores ortográficos y gramaticales reflejan su “autenticidad” y masculinidad positiva. Entretanto, los críticos de Trump creen que sus palabras insultantes y su discurso de odio incitan a la violencia, mientras que su estilo denota falta de educación y atención, posiblemente incluso demencia, al tiempo que degrada los estándares verbales que se esperan de un presidente. Los desacuerdos sobre el estilo verbal y el decoro de Trump a veces se han desarrollado a lo largo de líneas de clase. Las bien documentadas prevaricaciones de Trump han agotado a los periodistas y parecen influir en sus partidarios, algunos de los cuales toman sus declaraciones como meras articulaciones hiperbólicas de una verdad subyacente más profunda. (Janet Macintosh: The Trump Era as a Linguistic Emergency).
__________________________________________________________

 

Share This:

Lo que debemos hacer

El instrumento requerido

 

La manera correcta de obtener nuevas elecciones presidenciales es con la renuncia de Nicolás Maduro Moros, a su cargo de Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, porque el Pueblo así lo quiera según se exprese en referendo consultivo, no meramente en encuestas. Por ejemplo, contestando mayoritariamente esta pregunta:

¿Preferiría Ud. que el ciudadano Nicolás Maduro Moros, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, renunciara a su cargo cuanto antes?

Una mayoría que contestara afirmativamente tal cuestión haría prácticamente imposible que el Sr. Presidente decida no renunciar aunque hacerlo, no obstante, es una decisión personal de su incumbencia. El ejemplo de renuencia de Donald Trump pudiera sugerirle lo contrario, pero Maduro no es Trump.

………

Dice la Constitución:

Artículo 71. Las materias de especial trascendencia nacional podrán ser sometidas a referendo consultivo por iniciativa del Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; por acuerdo de la Asamblea Nacional, aprobado por el voto de la mayoría de sus integrantes; o a solicitud de un número no menor del diez por ciento de los electores y electoras inscritos en el registro civil y electoral.

No es lo indicado esperar que el Sr. Presidente convoque ese referendo. Tampoco la Asamblea Nacional; aún no ha resuelto el problema de desacato en el que ella misma se metiera. Sólo queda la iniciativa popular para convocar, con unos dos millones de firmas*, tal decisión. Eso no es una “consulta popular”, eso es un referendo; eso sí causa efectos constitucionalmente previstos.

Artículo 233. Serán faltas absolutas del Presidente o Presidenta de la República: la muerte, su renuncia, la destitución decretada por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, la incapacidad física o mental permanente certificada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo de Justicia y con aprobación de la Asamblea Nacional, el abandono del cargo, declarado éste por la Asamblea Nacional, así como la revocatoria popular de su mandato. (…) Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente o Presidenta de la República durante los primeros cuatro años del período constitucional, se procederá a una nueva elección universal y directa dentro de los treinta días consecutivos siguientes.

Sólo el Pueblo puede exigir tal avenida. En particular, una cosa así no es negociable por organizaciones políticas nacionales y mucho menos por extranacionales, por una o varias repúblicas extranjeras o asociaciones de ellas. Los primeros cuatro años se cumplen el 10 de enero de 2023. El próximo 10 de enero tendremos dos años por delante para efectuar el referéndum aquí propuesto y causar una nueva elección presidencial, pero es obvia la perentoria necesidad de organizarlo lo antes posible. Creo que tal cosa es mejor que esperar hasta 2022 para intentar un referendo revocatorio.

Artículo 72. Todos los cargos y magistraturas de elección popular son revocables. Transcurrida la mitad del período para el cual fue elegido el funcionario o funcionaria, un número no menor del veinte por ciento de los electores o electoras inscritos en la correspondiente circunscripción podrá solicitar la convocatoria de un referendo para revocar su mandato.

Por otra parte, el esfuerzo revocatorio, sólo posible desde la iniciativa popular, amén de tardío requiere el doble de firmas que un referendo consultivo popularmente causado. Además, habría que aguantar dos años adicionales para revocar el mandato que Maduro iniciara el 5 de enero del año pasado (2019), mientras que un referendo consultivo puede iniciarse ya. No estamos para esperar.

luis enrique ALCALÁ

………

Notas

1. En 2004, con un registro electoral bastante menor y luego de superar un buen número de obstáculos colocados por el Consejo Nacional Electoral presidido por Francisco Carrasquero López, fue posible validar, hace dieciséis años, un total de 2.436.830 firmas.

2. Un amable corresponsal me informó por WhatsApp que cierto abogado opinó sobre lo aquí propuesto: “El problema de esa propuesta está, en que eso solo procedería frente a un presidente ‘legítimo’, y Maduro no lo es. Convocar a tal consulta en esos términos es darle una legitimidad que no tiene”. A eso contesté: “Se ha dicho que la elección de Maduro es ilegítima, por diversas razones. La primera es que fue electo para su segundo período el 20 de mayo de 2018, en presunta contravención de lo constitucional y legalmente previsto; ciertamente, la fecha contravino la costumbre electoral venezolana, pero ni la Constitución ni la Ley Orgánica de Procesos Electorales prescriben una fecha específica a la elección de Presidente. Luego, la convocatoria misma, hecha por el Consejo Nacional Electoral, fue precedida por una decisión al respecto de la Asamblea Nacional Constituyente en funciones, pero nuestro CNE no podía objetarla, puesto que la Constitución establece en su Artículo 349: ‘Los poderes constituidos no podrán en forma alguna impedir las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente’. (Cualquier decisión subconstitucional de este órgano debe ser acatada). Claro que la constituyente misma es objetada, sobre la errada tesis de que la elección de ella no puede ser decidida sino mediante un referendo popular, cuando el Artículo 348 se inicia diciendo: ‘La iniciativa de convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente podrá hacerla el Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros…’ Finalmente, se sostiene que no todas las organizaciones partidistas pudieron participar en la elección de mayo del año pasado por encontrarse inhabilitadas ventajistamente; nuestra legislación electoral obliga a cualquier partido que no haya participado en la elección inmediatamente anterior a un proceso de rehabilitación, y fueron esos mismos partidos los que decidieron no acogerse a ese procedimiento”.  (Tomado de Je m’accuse, una carta a Sebastián Piñera publicada acá el 23 de septiembre de 2019).

__________________________________________________________

 

Share This:

Pastores extraviados

Hay

 

De nuevo han hablado políticamente los obispos de Venezuela. Con fecha de ayer, la Comisión Permanente del Episcopado Venezolano ha dado a luz un “Mensaje al Pueblo de Dios” que contiene dos errores. Ambos ocurren juntos en el punto segundo del documento, y uno de ellos es reiterado:

2.- Ratificamos lo que anteriormente señaláramos al decir que “el evento electoral convocado para el próximo 6 de diciembre, lejos de contribuir a la solución democrática de la situación política que hoy vivimos, tiende a agravarla” (Mensaje del 15.10.2020) y no ayudará a resolver los verdaderos problemas del pueblo. Asimismo, reiteramos el llamado urgente a todos quienes dedican sus esfuerzos a la política y a las diversas organizaciones de la sociedad civil a fin de continuar haciendo “esfuerzos en conjunto para restablecer los derechos democráticos de la nación” (Ibídem). Son necesarias e importantes todas las iniciativas, como la consulta popular propuesta en la línea del artículo 70 de la Constitución Nacional. El pueblo tiene pleno derecho a expresarse por los legítimos canales garantizados por la Constitución, expresando su opinión como auténtico sujeto social.

En orden inverso, como se estila en el régimen parlamentario, la alusión a “la consulta popular” es un obvio apoyo al más reciente invento de Juan Guaidó. Acá se expuso el 5 de octubre de este año (La última patraña):

…la consulta popular puede producirse para que se exprese el acuerdo o el desacuerdo popular con alguna iniciativa, elaborada por alguna autoridad que debe decidirla en última instancia (…) y el resultado de la consulta no sería en ningún caso vinculante; tan sólo expresaría apoyo o rechazo y es el órgano decisor el que debe finalmente decidir. Lo que ahora pretende la Asamblea sería, en cambio, asunto de un referendo popular, y aun así las preguntas están mal formuladas, al inquirir por más de un asunto diferente en cada caso. (…) La opción de una “consulta popular”, como el empleo del término “plebiscito” para el evento organizado por la Mesa de la Unidad Democrática el 16 de julio de 2017, escapa a la Constitución que a cada rato se dice “defender”.

Pero la más grave de las equivocaciones pastoriles—perdón, pastorales—, que reitera una aseveración suya del 15 de octubre próximo pasado, es lo siguiente: “el evento electoral convocado para el próximo 6 de diciembre, lejos de contribuir a la solución democrática de la situación política que hoy vivimos, tiende a agravarla”. La CEV se refiere a las elecciones de Asamblea Nacional, y lo que agravaría “la situación política que hoy vivimos” sería desconocer la prescripción del Artículo 192 de la Constitución: “Los diputados o diputadas a la Asamblea Nacional durarán cinco años en el ejercicio de sus funciones, pudiendo ser reelegidos o reelegidas por dos periodos como máximo”. La actual Asamblea deja de existir automáticamente el 4 de enero de 2021, puesto que el Artículo 219 establece: “El primer período de las sesiones ordinarias de la Asamblea Nacional comenzará, sin convocatoria previa, el cinco de enero de cada año…” Como se dijo en la entrada citada anteriormente: “Es inadmisible la apelación a algún artículo constitucional para proponer algo que viole o desconozca otros artículos”. ¿Cómo contribuye a “la solución democrática de la situación política que hoy vivimos” el desconocimiento de la Constitución?

Zapatero a sus zapatos; pastores a sus ovejas. LEA

___________________________________________________

 

Share This:

Mr. Trump, you’re fired

La frase orgásmica de Donald Trump destacada en una valla promocional

 

Joe Biden defeated President Trump and has been elected the next president of the United States. He clinched the Electoral College with Pennsylvania”.

The New York Times – Breaking News, Saturday, November 7, 2020 11:32 AM EST

______________________________________________________________________________________

 

El momento cumbre de cualquier episodio de El Aprendiz (The Apprentice) era siempre el de despedir despiadadamente a algún concursante, y era Donald Trump quien vociferaba humillantemente: “¡Usted está despedido!”

The Apprentice es un programa de televisión estadounidense de la cadena NBC. Es un programa concurso en el que participan de 16 a 18 empresarios que compiten por 250.000 dólares y un contrato para dirigir una de las empresas de Donald Trump. (…) Cada temporada comienza con un grupo de concursantes con experiencia en diversos campos, incluidos los bienes inmuebles, gestión de restaurantes, política de consultoría, venta y comercialización. (…) Se dividen en equipos, y cada semana se les asigna una tarea donde deben elegir un director de proyecto para la tarea. El equipo ganador recibe una recompensa, mientras que el equipo perdedor se enfrenta en una Sala de Reuniones con el fin de determinar qué miembro del equipo debe ser despedido (eliminado del programa). (…) El proceso de eliminación tiene dos etapas: en la primera, el director de proyecto determina a dos o tres personas que considera son responsables de la pérdida. En la segunda, estos nominados se enfrentan en la sala de reuniones con Donald Trump, quien determina quién o quiénes serán despedidos. (…) El tema musical de apertura utilizado en el programa es “For the Love of Money” de La O’Jays. (Wikipedia en Español).

Éstos son algunos de sus versos: “Por el amor del dinero / La gente le robará a su madre / Por el amor del dinero / La gente robará a su propio hermano / Por el amor del dinero / La gente mentirá, Señor, engañará / Por el amor del dinero / Tengo que tenerlo, realmente lo necesito”.

………

 

Los colegios electorales de los Estados Unidos acaban de decir: “Sr. Trump: ¡está Ud. despedido!” Y aunque Jair Bolsonaro no pueda ocultar su tristeza, el mundo está hoy bastante mejor. LEA

 

 

___________________________________________________________

 

Share This:

Canción de paz

Una película para la paz de Arthus-Bertrand* musicalizada por Armand Amar

 

Es verdad que ahora está el autodestructivo Donald Trump en lugar de Barack Obama en el cargo más poderoso del mundo, pero ya su país se prepara a despedirlo. Los neonazis europeos han sido derrotados última y convincentemente en elecciones, y nosotros hemos decidido remover el chavoma—ver Memoria Clínica: Tratamiento de abolición (5 de febrero de 2003)—con metástasis mutada en maduroma, que es peor. (Manda Su Majestad, 17 de diciembre de 2016).

Buenos días, tristeza – 16 de junio de 2017

____________________________________________

 

A Sylvia Josefina del Perpetuo Socorro Alcalá de Lecuna

 

Hoy, 3 de noviembre, además del cumpleaños de una hermana, es día de elecciones en los Estados Unidos de Norteamérica. Espero que ellas traigan paz a una sociedad que es en general admirable y pongo acá, como menesteroso obsequio fraternal, un pasaje del programa que hice en Radio Caracas Radio el 4 de agosto de 2018. Contiene una tesis sobre la que invito a reflexionar y una excepcionalmente bella canción de Armand Amar, compositor que recibiera el Premio César a la mejor partitura original de una película—Le Concerten 2010.

 

LEA

………

Yann Arthus-Bertrand es un fotógrafo francés que adquirió fama con sus fotografías tomadas desde el aire mientras sobrevolaba en globos aerostáticos. En 2002, llegó una sobrecogedora exposición de sus imágenes al Centro de Arte La Estancia en La Floresta; con una cuñada de Sylvia Josefina fui a verla en su inauguración y, justamente al entrar a ella, recibí una llamada telefónica: “A partir del 25 de febrero de 2002 y hasta enero de 2003, el suscrito promovió sin éxito un procedimiento de abolición del gobierno de Hugo Chávez, fundado sobre la noción de que tal recurso únicamente se justifica mediante una decisión certificada de la mayoría del Pueblo, dado que solamente ella es titular del derecho de rebelión. El 3 de marzo de 2002, recibí llamada de Rafael Poleo, quien me solicitó un artículo para la Revista Zeta que explicara el concepto”. (Referida en La Revolución Marrón, 30 de enero de 2019).

___________________________________________________________

 

Share This: