La revolución espantosa

Mario Silva, Ministro del Poder Popular para Cloacas y Albañales

Mario Silva, Ministro del Poder Popular para Cloacas y Albañales

Protegeré a los lectores de este blog de la vulgaridad en castellano: The shit hit the fan. Es difícil recordar alguna infidencia más deletérea en la historia política del mundo; ni el telegrama Zimmermann, ni el caso Profumo, ni las cintas de Richard Nixon, ni las indiscreciones de Clinton o Berlusconi, fueron develaciones más letales que la conversación de Mario Silva con Aramís Palacios. No podía venir la porquería de alguien más autorizado que Mario Silva, maestro de la difamación procaz. Su sola presencia en la principal televisora estatal ya era un indicador de la calaña del gobierno. Las cosas que dijo al oficial del ejército cubano se corresponden con su carácter y su estilo.

Es claro de la grabación que ya ha escuchado media Venezuela y conocido buena parte del mundo, que la figura oficialista más comprometida de todas en la delación protagonizada por Silva es el Sr. Diosdado Cabello, presentado como gran corrupto y corruptor que estaría conspirando para arrebatar a Nicolás Maduro la silla presidencial. Una cosa así explica por qué Hugo Chávez, el líder del proceso, dispuso su sucesión sin permitir que Cabello, el líder del absceso, llegara a ejercer la Presidencia de la República aunque fuera por un minuto. Igualmente claro es el grado de injerencia del régimen cubano en asuntos públicos venezolanos, como que la extensión de la podredumbre gubernamental ha alcanzado el grado de gangrena.

Lo dicho por Silva crea problemas enormes, quizás insalvables, al gobierno presidido por Maduro. Es muy posible que éste no disponga de la fuerza y estabilidad necesarias a una purga, que pudiera devolver parte de la muy considerable pérdida de credibilidad que ha sufrido el oficialismo. Lo de Juan Carlos Caldera es ahora un juego de niños, y cualquier estudio de opinión que midiere mañana la popularidad del gobierno reportaría cifras verdaderamente macilentas. No es nada que convenga a un gobierno asediado por numerosos y graves problemas y cuestionado en su legitimidad.

El abrazo de la insinceridad

El abrazo de la insinceridad

Pero hay algo más profundo que esa consecuencia evidente: el masivo desengaño de antiguos creyentes en la revolución “bonita”. ¿Quién creerá ahora las arrogantes arengas de un sistema que se presentaba como poseeedor de la más alta moralidad? La tomografía del régimen que el conductor de La Hojilla ha mostrado certifica la extensión del cáncer revolucionario. A pesar de esto, probablemente las próximas horas mostrarán a Maduro y Cabello hermanados por conveniencia, declarando a dúo que Silva es un traidor. Ninguno de los dos puede todavía eliminar al otro.

De todos modos, ya sabemos que Hugo Chávez murió por causas naturales tratadas por la medicina cubana y que Mario Silva es el matador del chavismo. Nos ha hecho un gran favor. LEA

………


Conversación de Mario Silva y Aramís Palacios

_________

Share This:

HCF vs. HCR (actualizado)

Abajo se ha insertado una nota de actualización que toma en cuenta un artículo de Eugenio G. Martínez en el diario El Universal, del 22 de marzo, en el que se refiere a las cifras de IVAD y cita abundantemente del libro Investigación Electoral, de Félix Seijas.
Ficha técnica de la más reciente encuesta del IVAD

 

 

Puede señalarse en cada uno de ellos algunas bondades, sin la menor duda, pero pareciera que ellas son insuficientes para la tarea de alcanzar la Presidencia de la República en un cotejo que, indefectiblemente, incluirá la candidatura de Hugo Chávez, quien repetirá y ampliará su comportamiento ventajista. No es un candidato “normal” quien puede derrotar al Presidente en ejercicio. Menos suficientes todavía serían esas bondades para manejar acertadamente el Poder Ejecutivo Nacional en las condiciones esperables para 2013, en el improbable caso de que éste cayera en sus manos.

El pelotón opositor

Así hablaba Tío Conejo – 10 de marzo de 2011

_________________________________

“Yo nunca tengo razón”, solía decir el padre del arquitecto Juan Bravo Sananes; “yo siempre tenía razón”. Cuando este blog reportó, el 11 de noviembre del año pasado, los resultados de la encuesta del Instituto Venezolano de Análisis de Datos (IVAD, Félix Seijas) sobre un levantamiento de datos del 27 de octubre al 3 de noviembre, un cordial amigo distribuyó mi texto a su lista de corresponsales electrónicos. Entonces puso esta advertencia: “Tengo la impresión de que el análisis y conclusiones de LEA son prematuros. Que Chávez es un formidable animal político nadie lo pone en duda. Que hoy sus posibles contendores parecen no tener suficiente garra, es una percepción válida. Sin embargo, es factible que esa ventaja de Chávez hoy contra un potencial opositor (9-12 puntos), se quede ahí, en un pronóstico potencial pero que muy bien pudiera terminar alejado de la realidad. Considero prudente esperar pues las lluvias pueden desempantanar los lodos”.

No dejaba de tener alguna sensatez esa postura aunque, naturalmente, las lluvias sólo traen más lodo; yo mismo he escrito, como hace poco recordé: “En todo caso, los próximos tres meses indicarán si existe alguna posibilidad de que Capriles supere a Chávez en las elecciones que sobrevendrán en ocho” (Triunfo rotundo, 12 de febrero de 2011), y expresé mis buenos deseos: “Este blog desea a Capriles la mejor de las suertes. Ojalá logre un desempeño convincente a breve plazo”. Después dije, equivocadamente, en Schemel, el aguafiestas: “Parece que al plazo más breve no se ha producido todavía ese desempeño que pudiera convencer, y que la oposición se encamina a una derrota que quizás no sea tan grave como la que experimentara con la candidatura de Manuel Rosales, que el 3 de diciembre de 2006 perdió hasta en el Zulia (en todo el territorio nacional, sólo pudo ganar en el municipio Maracaibo)”. Creo que incluso esta inusual gentileza de mi parte está muy equivocada; Capriles Radonski no da; a lo que se encamina la Mesa de la Unidad Democrática, y él su candidato, es a una derrota bastante peor que la que sufriera Rosales, a juzgar por las mediciones sucesivas de Hinterlaces, Consultores 30.11 y, ahora, IVAD.

Intención de voto en marzo de 2012 (clic amplía)

La encuesta de IVAD adjudica a la candidatura de Hugo Chávez una ventaja de prácticamente treinta puntos (29,9%). Mide a treinta días de las elecciones primarias de la MUD una intención de voto de sólo 26, 6% a favor de Capriles Radonski, y la votación por Manuel Rosales del 3 de diciembre de 2006 fue de 36,9%, o 13,3% más que lo que Capriles marca ahora. Pero estamos hablando de fotografías, y lo más decidor es el registro dinámico de las tendencias.

Movimiento a favor de Chávez (ampliar)

Movimiento a favor de Capriles (ampliar)

La encuestadora resume así la autopsia anticipada de la candidatura de Capriles Radonski:

Tendencia de intención de votos y su proyección en los resultados de las elecciones del 7 de octubre en un escenario polarizado

– En el lapso de 6 meses, la brecha de intención de votos a favor de Hugo Chávez ha mantenido un crecimiento sostenido. De 18% en octubre de 2011 se incrementó a 29,9% en la medición cuyo trabajo de campo finalizó el 13 de marzo de 2012 (un incremento de 11,9%).

– En el lapso de 6 meses, la intención de votos hacia Capriles Radonski ha decrecido de manera sostenida. De 34,8% en octubre 2011, decreció a 29,9% en el mes de enero 2012 (una caída de 4,9%). Pero el hecho mas resaltante lo constituye que a un mes de celebrarse las elecciones primarias donde resultó electo candidato de la MUD sufre una caída de 3,3% en la intención de votos en relación a la medición de enero. De 29 9% cae a 26 6% en la encuesta cuyo trabajo de campo culminó el 13 de marzo de 2012.

– Una brecha de intención de votos de 29,9% a favor de un candidato, que crece sostenidamente en los últimos 6 meses a un promedio de 2% mensual, en combinación con un decrecimiento sostenido del candidato opositor en un promedio de 1,4% mensual, nos indica una tendencia prácticamente irreversible a menos de 7 meses de celebrarse las elecciones.

– La proyección de la brecha de 29,9% en un escenario polarizado, nos indica que de celebrarse hoy las elecciones presidenciales, Hugo Chávez ganaría con el 65% de los votos.

No deja de ser significativo, por otra parte, el grado de apoyo recabado por las organizaciones políticas actuantes en el escenario nacional. La suma de las simpatías por todos los partidos representados en la MUD equivale a poco más de la mitad del apoyo expresado al Partido Socialista Unido de Venezuela. A eso se reduce el mito de la unidad: una unidad para perder.

Preferencias por partidos (ampliar)

En suma, un nuevo mensajero viene a traer malas noticias, muy malas, al candidato, la dirigencia y la clientela opositoras, que insisten en la polarización. Puesto a hacer mi propio pronóstico, creo que al menos el primero y la segunda se negarán a aceptar tan desalentadora lectura, con terco y estéril heroísmo. Entre los opositores de a pie, habrá quienes se consuelen con la sabiduría política que se manifiesta en profundas máximas como “Hay que arar con los bueyes que tenemos” o la más escueta “Eso es lo que hay”. Es flojera estratégica. Las alarmas vienen encendiéndose una tras otra, y no paran de sonar. Como no habría muerte hasta el 7 de octubre, es aconsejable un alto para repensar, para ejercer lo que nunca ha estado en la burocracia opositora: la imaginación política y el atrevimiento de encontrar soluciones alternas, no convencionales. No es un candidato “normal” quien puede derrotar al Presidente en ejercicio, y una clave para el pensamiento imaginativo es preguntarse: ¿qué pudiera pasar en un escenario no polarizado? LEA

………

Nota

Me complace admitir que aprecio mucho la consistente contribución de Eugenio G. Martínez al mejor análisis del acontecer político nacional; admiro su perspicacia y su valor para decir lo que piensa. El Universal ha publicado hoy, 22 de marzo, su artículo Las encuestas no ganan elecciones. En él dice al comienzo acerca de la encuesta de IVAD aquí reseñada:

La guerra de encuestas—o la guerra de análisis sobre las encuestas—comenzó antes de lo esperado. El más reciente estudio del Instituto Venezolano de Análisis de Datos (IVAD)—con campo en la primera quincena de marzo—desató la nueva polémica, antes lo hizo Hinterlaces y en febrero las encuestas preprimarias. Con relación al último estudio del IVAD se deben hacer dos consideraciones: 1) Las cifras de intención de voto publicadas, especialmente por los medios oficiales, son correctas y corresponden al estudio realizado en el mes de marzo—el análisis de las causas de esta brecha entre Hugo Chávez y Henrique Capriles Radonski es materia para otro artículo—; 2) No es cierto que la encuestadora concluyera en su informe que la tendencia de votación registrada en marzo es irreversible y por lo tanto el Presidente tiene la reelección asegurada, o que la intención de voto por Capriles Radonski no puede aumentar (de ahí la importancia de ver todo el estudio y no las respuestas a una sola pregunta).

El destacado en cursivas en la cita es de este blog. El segundo punto hecho por Martínez parece estar equivocado; como consta arriba en esta entrada, la lámina de conclusiones elaborada por IVAD dice a la letra: “Una brecha de intención de votos de 29,9% a favor de un candidato, que crece sostenidamente en los últimos 6 meses a un promedio de 2% mensual, en combinación con un decrecimiento sostenido del candidato opositor en un promedio de 1,4% mensual, nos indica una tendencia prácticamente irreversible a menos de 7 meses de celebrarse las elecciones”. Quizás quiera Martínez hilar fino para decir que no es lo mismo escribir “es irreversible” que “prácticamente irreversible”. Vale

_________

Share This:

Schemel, el aguafiestas (actualizado)

Actualización: La encuestadora—Consultores 30.11—que comanda Germán Campos hace con frecuencia, por encargo del gobierno, estudios con muestras bastante mayores que las habituales de mil o mil doscientos entrevistados. Hoy (12 de marzo) anunció por Venevisión sus últimos resultados: la intención de voto para el 7 de octubre es de 57,5% a favor de Hugo Chávez, y de 26,6% a favor de Henrique Capriles Radonski. La ventaja del actual titular de la Presidencia de la República es de casi 31 puntos porcentuales. (Hugo Chávez regresa de Cuba antes de la llegada a ésa de Benedicto XVI, quien no podrá administrarle la Unción de los Enfermos).

………

Con todo y tumor, Chávez será candidato… y resultaría electo

 

 

Cuenta la leyenda que en un antiguo y remoto país del oriente había un rey muy cruel y, por lo tanto, injusto. Todo aquello que lo fastidiara lo destruía de inmediato. Así también, cada vez que recibía un mensajero proveniente de los confines de su reino, si este le traía una mala noticia lo hacía matar de inmediato. De esta manera, confundiendo el mensaje con el mensajero y la realidad con la sombra de la misma, logró que nadie se atreviera a decirle lo que realmente pasaba. Fue así que ni siquiera se enteró de que había dejado de ser rey, tal era el pánico que aún provocaba ese tipo de comentarios. Fue así también que cuando su pueblo lo condenó a muerte ni el verdugo se atrevió a comunicarle la sentencia. Nadie sabe si tuvo tiempo de sorprenderse cuando su cabeza cayó sin anuncio previo.

Carlos Besanson

No matar al mensajero

_______________

El futuro es plural. Antes de convertirse en presente para colapsar rápidamente como pasado, es posible el acontecimiento de cosas disímiles.

No todo es posible, sin embargo. No es posible, por ejemplo, que Rómulo Betancourt sea de nuevo candidato a la Presidencia de la República, ni tampoco Aristóbulo Istúriz o Nelson Mezerhane. No es posible que el mundo se acabe en 2012, a pesar de los crédulos y supersticiosos, y tampoco que la Academia de Ciencias Físicas y Matemáticas acoja en su seno a la Federación Venezolana de Astrólogos. En verdad, son sólo unos pocos cauces de un delta de posibilidades los que pueden desaguar la actual situación política nacional, que el 7 de octubre se convertirá en momento electoral. La estructura del futuro no es un abanico de superficie continua sobre la que sea posible trazar, en principio, un número infinito de escenarios. La disposición del futuro es arborificada.

Por supuesto, no es imposible que el régimen venezolano se desplome súbitamente antes de la fecha de los previstos comicios; tampoco que se produzca la falta absoluta del Presidente de aquí a allá. Pero lo que parece la boca más ancha, el Caño Araguao de la política nacional, se destaca en el mapa del cartógrafo Oscar Schemel, que a juicio del Chamán del Guaraira Repano es el “mejor conceptualizador” y explicador entre nuestros encuestólogos. (El mismo chamán, cuyos certeros augurios hemos publicado varias veces en este blog, se animó hace una semana a sugerir que el presidente Chávez permanezca en Cuba, alargando su estancia terapéutica en la isla de los Castro, para recibir el 26 de marzo la visita de Benedicto XVI y solicitarle la Unción de los Enfermos—antes Extremaunción—en lo que sería, sin duda, un sacramento de lujo, administrado por nadie menos que el Sumo Pontífice).

Hinterlaces, la firma de Schemel, recogió datos entre el 24 de febrero y el 1º de marzo para componer su Monitor País del 5 de los corrientes. Este estudio, por consiguiente, es posterior a la celebración de las primarias opositoras (12 de febrero) y al anuncio del nuevo tumor en la humanidad presidencial, acaecido a la conclusión del Carnaval.

Aprobación en ascenso (clic amplía)

El efecto de esta noticia ha sido, como era de prever, positivo para la evaluación del Primer Mandatario como gobernante… y también como candidato. Dice Hinterlaces: “Sube de 64% (enero 2012) a 66% la valoración positiva de la gestión del presidente Chávez. Casi 7 de cada 10 venezolanos aprueban la labor presidencial”. Y también apunta: “6 de cada 10 venezolanos está «de acuerdo» con la gestión del Presidente Chávez y un tercio del país está en «desacuerdo». La enfermedad vuelve a concentrar la atención en el liderazgo personal de Chávez y desplaza el cuestionamiento de las fallas de gestión”.

Sorprende de lo encontrado por Schemel el incremento, favorable a Chávez, en las clases más altas de la población. La décima lámina del Resumen Ejecutivo del reciente estudio asienta:

EVALUACIÓN DE LA GESTIÓN PRESIDENCIAL

Entre enero y febrero, observamos que en la clase E y quienes se autodefinen como independientes hay un desplazamiento de una «valoración de balance crítico» a una «posición de respaldo» a la gestión del Presidente Chávez.

Desde octubre, hemos venido observando un aumento en la valoración positiva de la gestión del Presidente Chávez en el grupo AB.

El rechazo a la gestión del Presidente Chávez tiende a concentrarse en la clase media C+.

Este movimiento de la opinión no podía dejar de causar efecto sobre la intención de voto en los actuales momentos. Naturalmente, el efecto de las elecciones primarias de la Mesa de la Unidad Democrática prestó algo de aliento a la figura de Henrique Capriles Radonski, quien se colocó a sólo 12 puntos por debajo de Chávez—49% a 37%—una semana después de las primarias (19 de febrero), recortando la distancia del promedio de las encuestas en tres puntos. Pero ahora ha crecido la ventaja del adelantado a 18 puntos sobre, hasta ahora, su único contendor.

Henrique Capriles Radonski: ligero ascenso y peor caída

El cuadro es realmente desalentador para la población opositora. El mismo 12 de febrero por la noche, conocidas ya las esperanzadoras cifras anunciadas por Teresa Albánez, multada por incendiaria, se comentó aquí: “En todo caso, los próximos tres meses indicarán si existe alguna posibilidad de que Capriles supere a Chávez en las elecciones que sobrevendrán en ocho; ya algunas encuestas han mostrado la disminución de la ventaja de Chávez a números de un solo dígito, cuando hasta hace nada le adjudicaban 15 puntos sobre Capriles. Este blog desea a Capriles la mejor de las suertes. Ojalá logre un desempeño convincente a breve plazo”. (Triunfo rotundo).

Parece que al plazo más breve no se ha producido todavía ese desempeño que pudiera convencer, y que la oposición se encamina a una derrota que quizás no sea tan grave como la que experimentara con la candidatura de Manuel Rosales, que el 3 de diciembre de 2006 perdió hasta en el Zulia (en todo el territorio nacional, sólo pudo ganar en el municipio Maracaibo).

Esperanzas puestas en un tercero

Falta, no obstante, un buen trecho por recorrer. Hay que continuar observando el curso de la opinión para saber si el Caño Araguao mantiene el caudal que ahora se le mide, si lo aumenta o experimenta disminución. Digamos, hasta el 12 de mayo, tres meses de desempeño posterior a las primarias. Entonces habrá que decidir si es aconsejable dirigirse al matadero para acompañar al Gobernador de Miranda, quien deberá abandonar este cargo para el 1º de julio. Una medición de Hinterlaces pareciera desestimular en algo la imaginación de una tercera candidatura: la de un outsider, o de un “independiente” en terminología de la encuestadora. Casi la mitad de los entrevistados cree que ese tercero o tercera no tendría chance aunque, naturalmente, la pregunta fue formulada para el caso de que Chávez no pudiera ser candidato y, también, en ausencia de una figura concreta. (La suma de quienes creen que sí lo tendría—37%, equivalente al apoyo a Capriles luego de su triunfo primario—y quienes dicen no saber o no contestaron alcanza a 51%).

Con todos los buenos deseos de este blog para Capriles Radonski, acá se dijo hace un año (El pelotón opositor) acerca de quienes pescueceaban ya—Herman Escarrá, Oswaldo Álvarez Paz, Eduardo Fernández, María Corina Machado, Ramón Guillermo Aveledo, Cecilia Sosa, Cecilia García Arocha, Pablo Pérez, Henrique Capriles Radonski, Julio Borges, Leopoldo López, Manuel Rosales, César Pérez Vivas, Henri Falcón, Henrique Salas Feo, Henry Ramos Allup, Miguel Ángel Rodríguez, Teódulo López Meléndez, etcétera, etcétera, etcétera—para alzarse con la candidatura de oposición: “Puede señalarse en cada uno de ellos algunas bondades, sin la menor duda, pero pareciera que ellas son insuficientes para la tarea de alcanzar la Presidencia de la República en un cotejo que, indefectiblemente, incluirá la candidatura de Hugo Chávez, quien repetirá y ampliará su comportamiento ventajista. No es un candidato ‘normal’ quien puede derrotar al Presidente en ejercicio. Menos suficientes todavía serían esas bondades para manejar acertadamente el Poder Ejecutivo Nacional en las condiciones esperables para 2013, en el improbable caso de que éste cayera en sus manos”.

Medición del 27 de octubre al 3 de noviembre de 2011

Claro que al reportar (Reiteraciones con pretexto), el 11 de noviembre del año pasado, la medición del Instituto Venezolano de Análisis de Datos publicada el día anterior por el diario El Nacional—intención de voto para Chávez de 49,3% ante 37,1% que votaría en su contra—, una amable dama caraqueña preguntó a quien le hiciera llegar mi artículo: “¿Qué credibilidad tiene LEA? Si no tiene mucha y su visión es siempre pesimista, no me parece muy válido este artículo y menos difundirlo”.

Eso es bastante más inocuo que matar al mensajero, por más que haya quienes deseen la desaparición de Oscar Schemel o Félix Seijas. Me ofrezco solidariamente para ser sacrificado en su compañía. A fines de tal solidaridad, excitaré a la jauría opositora reproduciendo un trozo del artículo principal de la Carta Semanal #100 de doctorpolítico (Bofetada terapéutica), posterior en cuatro días al infructuoso referendo revocatorio del 15 de agosto de 2004:

Si tuviéramos, Dios no lo permita, un pariente con tan grave dolencia que ameritara la atención de toda una junta médica; si este cuerpo de facultativos intentase primero una cierta terapéutica y con ella provoca a nuestro familiar un paro cardiaco; si a continuación prescribe un segundo tratamiento que le causa una crisis renal aguda; si, finalmente, aplica aún una tercera prescripción que desencadena en nuestro deudo un accidente cerebro-vascular, con toda seguridad no le querremos más como médicos.

Y esta es la estructura del problema con la Coordinadora Democrática. La constelación que se formó alrededor de ella, no sin méritos que hemos reconocido, nos llevó primero a la tragedia de abril de 2002, luego a la sangría suicida del paro, finalmente a la enervante derrota del revocatorio. (Para no agregar al inventario una nutrida colección de derrotas menores). No hay vuelta de hoja. No podemos atender más nunca a esa dirigencia.

Mala praxis

Y eso que todavía no había decidido la locura de abandonar la elección de Asamblea Nacional en 2005 y reivindicar después que la abstención de 75% era ¡un sonado éxito! (Schemel, por cierto, había medido 71% de posible abstención en octubre de 2005, un mes antes de la estampida de Fila de Mariches que desencadenara Henry Ramos Allup y que, por tanto, añadiera a lo sumo 4% a la ausencia de votantes). Todavía, tampoco, había producido esa misma dirigencia la menesterosa candidatura de Manuel Rosales, ni la inexplicable derrota del 15 de febrero de 2009 ante la enmienda constitucional de reelección indefinida u otros fracasos menores. Hasta el 15 de agosto de 2004, sólo había fracasado en la elección de diputados constituyentes, en el referendo de 1999 sobre la Constitución, la presidencial de 2000, el Carmonazo, el suicida paro petrolero y el referendo revocatorio.

Se trata de la misma gente, de los mismos conceptos estratégicos. No ha atinado a otra cosa que a concebirse como oposición—Henry Ramos Allup: “La política suele hacer extraños compañeros de cama. Hoy compartimos propósitos, no ideales ni visiones”—, no ha podido hacer otra cosa que acusar a Chávez, incapaz de refutar su discurso, que es lo que siempre se ha necesitado. Ahora parece que el candidato que recibió 1.800.000 votos el 12 de febrero—y que por tanto tendría que añadir 5.200.000 el 7 de octubre para ganarle a Chávez—ha decidido no confrontarlo, proyectarse como “chavista light” y eludir pacíficamente el combate. No es imposible que con tal estrategia logre su propósito. Aquí mismo se dijo el 12 de febrero: “Tampoco puede haber duda de que una presidencia de Capriles Radonski, a pesar de sus limitaciones, sería muy preferible a la continuación de Chávez en el poder. Es posible, por otra parte, que una mayoría del electorado crea el 7 de octubre que conviene la paz al país; si Capriles se distingue por algo de la opción continuista es, precisamente, porque representaría la disolución del clima pugnaz y agresivo que ha caracterizado el tiempo de Chávez. Quizás eso sea suficiente”.

Realmente no lo creo. Esa posibilidad lleva el cauce de un caño muy secundario de nuestro delta político. El Caño Araguao sigue siendo un triunfo de Chávez el 7 de octubre de 2012, seguido por su falta absoluta—por muerte o incapacitación por razones de salud—en un plazo no mayor de tres años, lo que implicaría una nueva elección. (Artículo 233 de la Constitución). Si los factores que pueden impulsar otra candidatura se cierran en sus actuales posiciones, quizás logren entrar en razón al momento de que Chávez no esté para presidir la República. De todos modos, y por si acaso, se recomienda por enésima vez la lectura de Retrato hablado (30 de octubre de 2008). Allí se describe los rasgos de una contrafigura con posibilidades de ser exitosa.

Por ahora, estoy dispuesto a morir a manos de un rey cruel e injusto, que mata mensajeros. LEA

………

Para descargar este artículo en .pdf: Schemel, el aguafiestas

___________________________________________________________

 

Share This:

Recidiva candidatural

Un pequeño absceso pélvico (clic para ampliar)

recidiva. (Del lat. recidīva, t. f. de -vus, que renace o se renueva). 1. f. Med. Reaparición de una enfermedad algún tiempo después de padecida.

Real Academia Española

___________________

Audio con la narración del texto

Ir a descargar

El más reciente desarrollo patológico en la humanidad del Presidente de la República ha hecho que aumente, considerablemente, la probabilidad de que no pueda ser el candidato del Partido Socialista Unido de Venezuela, en las elecciones previstas para el 7 de octubre próximo. Si el presidente Chávez insistiera en serlo, su movilización de campaña estaría grandemente reducida, so pena de agravar su estado de salud, de por sí delicado. Si, por lo contrario, el PSUV tuviera que poner en la calle un candidato distinto, pareciera exigua la posibilidad de transferir a éste el carisma de aquél, y entonces le sería harto difícil ganar las elecciones, vista la buena recepción del enfoque tranquilo y sensato que Henrique Capriles Radonski ha impreso a su planteamiento electoral.

En estos momentos, el debate interno del oficialismo debe estar hirviendo. Los más radicales pudieran estar planteando, con razonamiento revolucionario, un golpe de Estado en desconocimiento de resultados electorales adversos, como sugiriera el actual Ministro de la Defensa, Henry Rangel Silva, en declaraciones a Últimas Noticias del 8 de noviembre de 2010: “Los ataques están en la agenda de la oposición. El elemento Fuerza Armada históricamente ha sido utilizado para de alguna manera derrocar gobiernos… Ellos actúan apoyados por terceros países y eso afecta el nacionalismo. La hipótesis [de un gobierno de la oposición] es difícil, sería vender al país, eso no lo va a aceptar la gente, la FAN no, y el pueblo menos”.

Rangel Silva habría sido reprobado en un examen de Lógica elemental: si algo es apoyado por terceros países es el gobierno actual, cuyo líder es apuntalado por la dinastía y la medicina cubanas, en mucho afectando “el nacionalismo”. Y un gobierno de la oposición sólo podría materializarse, por supuesto, por la voluntad del pueblo expresada en urnas comiciales. ¿Cómo es que la gente, que es lo mismo que el pueblo, se negaría a aceptar su propia decisión?

Sería la FAN la que estaría contra el pueblo, como agresivo absceso en la pelvis de la nación.

_________

Share This:

Triunfo rotundo

Por fin ¿cuántos caminos hay?

CAPRIL  (Captopril)
TABLETAS
Antihipertensivo

INDICACIONES: Hipertensión arterial, insuficiencia cardiaca, nefropatía diabética y pacientes con posinfarto al miocardio.

__________________________________________________________

No hubo mucha sorpresa en las elecciones primarias organizadas por la Mesa de la Unidad Democrática. Ya tiene esta federación un candidato presidencial: Henrique Capriles Radonski, quien no perdió nunca el primer lugar en las preferencias registradas por los estudios de opinión. Más aún: Capriles logró una votación porcentual de gran contundencia con el 63,9% de los votos válidos, más que duplicando al segundo lugar ocupado por Pablo Pérez, con 30,7%. Como se esperaba, María Corina Machado obtuvo la medalla de bronce, con una votación—3,7%—cercana a la que siempre le auguraban las encuestas. Claro que Capriles le sacó una ventaja gigantesca: ¡60 puntos! Diego Arria logró duplicar con 1,2% a Pablo Medina (0,5%); ésta será su última campaña por un sueño que tuvo desde niño: la Presidencia de la República.

(Todas las imágenes se amplían con un clic).

Las cifras anunciadas por Teresa Albánez

Una votación convincente

Dos cosas, no obstante, no resultaron como se presumía. La primera es la ventaja de 33 puntos de Capriles sobre Pérez, pues las encuestas le dieron en el mejor caso una diferencia a su favor de 20 puntos. Así que gran impacto tuvo, seguramente, el apoyo de Leopoldo López. Para el 15 de diciembre, Consultores 21 adjudicaba a Capriles 51% y a López 11,2%, lo que sumaba 62,2%, muy cerca de la votación de hoy a favor del primero. También midió esa encuestadora con bastante precisión la fracción favorable a Pérez: 30,1%. (Daba a Machado 3%, pero tenía invertidos a Medina con 1,1% y Arria con 0,4%. Naturalmente, con números tan bajos el error muestral puede modificar esos datos muy significativamente).

La segunda cosa que salió bastante mejor que lo esperado fue la participación total de votantes. Algún encuestador había estimado hace dos meses un rango de 1.200.000 a 1.900.000 votantes para una discusión de escenarios; la asistencia total de hoy estuvo muy cerca de tres millones (2.904.710 en 95% de mesas escrutadas, faltando básicamente el conteo de votos en el exterior). Es una votación muy apreciable. (La misma encuesta de Consultores 21 había contabilizado una intención “firme” de participar que equivalía a 28% del registro electoral, o 5.134.895 votantes. No hay duda de que la encuestadora obtuvo tal respuesta, aunque está claro que el valor predictivo de ese tipo de mediciones es más bien bajo). La MUD puede estar contenta de los resultados que cultivó con tesón.

Tampoco puede haber duda de que una presidencia de Capriles Radonski, a pesar de sus limitaciones, sería muy preferible a la continuación de Chávez en el poder. Es posible, por otra parte, que una mayoría del electorado crea el 7 de octubre que conviene la paz al país; si Capriles se distingue por algo de la opción continuista es, precisamente, porque representaría la disolución del clima pugnaz y agresivo que ha caracterizado el tiempo de Chávez. Quizás eso sea suficiente.

En todo caso, los próximos tres meses indicarán si existe alguna posibilidad de que Capriles supere a Chávez en las elecciones que sobrevendrán en ocho; ya algunas encuestas han mostrado la disminución de la ventaja de Chávez a números de un solo dígito, cuando hasta hace nada le adjudicaban 15 puntos sobre Capriles.

Este blog desea a Capriles la mejor de las suertes. Ojalá logre un desempeño convincente a breve plazo. LEA

_________

Share This: